A ver qué encuentras...

viernes, 17 de mayo de 2013

Vuelo complicado...

De vuelta al guirimundo!!

Tras unos días de vacas en Madrid hinchándome a jamoncito, berenjenas y pipas (por si no tenía ya de por si reservas acumuladas) estoy de vuelta en el guirimundo. 
No os puedo contar muchas cosas de mis minivacas porque a parte de comer, dormir y ver a mi familia no hice mucho más, pero como sé que os gustan tanto mis melodramas como las caídas de jackas... ahí va mi viaje de ida...
Mi host family (tss como veis he mejorado el inglés tela) muy monos ellos recibieron visita el día que yo iba para España y me pidieron que por favor me quedara a comer con ellos (en plan tribu de los brady porque eramos unos cuantos) por cierto, aquí el por favor y el sorry lo usan para todo.
El intento de comer con ellos, acabó con un tuper en mi bolsillo, porque pese que aquí se come sobre las doce a mi me dieron las tres y ahí seguía yo  esperando la comilona.
Tuper en el bolsillo y maleta en mano salí de casa lo más rápido que pude, tanto lo intenté que en un momento dado pensé que si me tiraba al suelo bajaba mejor la cuesta, se ve que no conté con que soy poco aerodinámica y en vez de bajar la cuesta lo que conseguí fue una hostia padre con su consabida raspadura, quicir, aterricé de cara. Por suerte para mi un coche tapó mi aterrizaje forzoso, ya que había un par de guiris paseando cerca. 
Tras maniobras de autocura (klinex en la cara para no mancharme más de sangre y demás, recordemos que sigo viva,... no asustarse) corrí de nuevo (que me gusta a mi el riesgo más que a un tonto un lápiz) para coger el autobús. Autobús lleno de señoras insulsas, y bastante mal educadas con las que me tocó discutir para bajarme (en inglés, que casi casi soy bilingüe... o algo) y carreras y carreras para llegar a tiempo.

Inciso, Londres es un mojón, vale Londres en sí no es un mojón, los aeropuertos lo son. Que sí, que tienen más que yo en Madrid, cierto es, pero bastante mal ubicados. Están tan lejos que hay que coger un autobús para llegar, el autobús sale del centro (sólo de un sitio, si es que son más cuadraitos ellos) y tarda como una hora en llegar. 

Después de unas cuantas carreras, empujones y miradas de asesina conseguí llegar a la parada 10 minutos tarde... por suerte mi autobús también llegaba tarde, ni más ni menos que tres cuarto de hora!!! eso más el camino de llegada, me planté en el aeropuerto a escasos 15 minutos de cerrar las puertas de embarque.
Por más que intentaba pasar los controles de seguridad los minutos corrían más que las colas de espera, de modo que saqué mi cara de pobrecita (recordemos que me van los melodramas) y me puse a gritar a los cuatro vientos que cerraban mi vuelo y que necesitaba pasar antes que los demás (tsss en inglés, con nivel, maribel) por una vez los guirs fueron majos, (que conste que yo añadía el please y el sorry cada vez que gritaba y enseñaba mi billete cual notario dando fe de que perdía el vuelo), alguna que otra voz a lo lejos me decía "A que vas pa madrí???!" a lo que yo to bilingüe les contestaba que si, que se colaran como yo que sino no llegábamos a la vez que seguía con mi sorry y please, que a lo tonto, los voy cogiendo gustillo)
Tras unas cuantas carreras llego a la puerta de embarque, la cual no sólo no había cerrado sino que ni siquiera había abierto!! lo hizo una hora después (no, yo no me equivoqué de hora, los jodíos nos tuvieron una hora esperando)

Siete de la tarde, cansada de mis cuatro horas de camino y aún en Londres, consigo sentarme y mágicamente guardar la maleta en algún compartimento (si voláis con ryanair sabéis porqué es mágico), en ese momento me doy cuenta de que no me encuentro demasiado bien. Las siguientes dos horas, las paso dormida-despierta-dormida-despierta con un dolor de garganta agudo, escalofríos y tiritonas... viendo que la cosa iba a más pido un ibuprofeno al azafato el cual no paraba de vender cosas, que oye la primera vez que vuela tiene gracia, la segunda, la tercera... luego ya como que te empiezan a tocar las narices ese intento de amenizar el vuelo.... La respuesta del azafato fue lo más, " No te podemos dar un ibuprofeno por si eres alérgica"... se ve que si me quiero inmolar en un avión con tomar un ibuprofeno vale...

11 de la noche, piso tierra española!!! 39 de fiebre y un cansancio de la leche :d 
Siento mi falta de melodrama pero esto de tener que traducir del inglés al castellano... jajajajajajaja

Otro día os cuento el camino de vuelta y cómo metí la maleta de mano en la caja especial de medidas y casi la tengo que dejar ahí porque no salía, que ahora me voy a dormir!

Night, night!!

3 comentarios:

  1. Jodeeeeeer, me acabo de estresar sólo de leerte!!! Espero que el resto sea más tranquilillo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Que se me había pasado tu entrada, Ana... Pero, hija, que súper estresante puede llegar a ser la vida,joder! Siento lo de tu fiebre, pero, vamos, si has podido comer muchas cositas españolas, pues no es tan grave, ¿no?
    Me encanta que hables así de mal de los aeropuertos de Londres porque precisamente mi ex está hoy allí, qué suerte, y como la envidia es muy malita pues espero que tenga que estar horas haciendo cola y se estrese cantidad, hala, no por maldad sino porque cuando estaba conmigo no quería viajar ni a la playa, todo le agobiaba, y ahora mira, se va a Londres el muy...
    Bueno, besitos, guapa, y perdona el discurso!

    ResponderEliminar
  3. Un viaje accidentado por lo que se ve. Pero al menos, conseguiste llegar a salvo, que es lo importante en estos casos. Y ala, a seguir mejorando tu inglés.

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...