A ver qué encuentras...

martes, 4 de diciembre de 2012

¡¡¡Tía!!!

Si, como os lo cuento, que soy tía!!! TIA!! Y sé ha adelantado, cómo no, la estrella de la casa quería tener su propio día (mañana es mi cumple) pero da igual porque es perfecto, simplemente perfecto. Recibí la noticia sobre las once de la mañana y no nació hasta doce horas después (ni os digo la de líquido que perdí ayer, que pensaba que me daba una deshidratación, ni lo realmente mal que lo pasé).
 Alguien me dijo ayer que los momentos como los de ayer son los que te hacen más fuerte, no sé si será fuerte o insensible (espero que fuerte) pero si algo estoy aprendiendo (que ya os digo que yo creo que inglés no mucho) es que en el fondo uno/a está mucho más solo de lo que cree, y que si yo no me esfuerzo por poner una sonrisa en mis días tristes ( literal, porque joder que poca luz se tiene aquí en London) nadie lo hará por mi.
 Hay quién me dice que estoy rara, triste, o simplemente diferente, no sé que estoy, supongo que es un poco de añoranza y de saber que si yo estoy haciendo mi vida sin ellos y me va bien, ellos la harán sin mi y les irá igual de bien o mejor (espero que nunca peor).
Sea lo que sea, dos cosas tengo claras:

1. Hay que intentar ser feliz siempre.

2. SOY TIIIAAAA!!!!!!

 Ah, y en breve un poco más vieja grrr... encima mis churumbeles guiris me han soltado en la cara que tengo una fiesta de cumple, vale que no sé hablar bien inglés pero si parlas delante de mi sobre mi cumple hablando de regalos y mi nombre... ejem... que me lo veo venir, no obstante lo agradezco muchísimo hay días como hoy que me paso el día buscando un gran achuchón (que por suerte ellos me los dan cada dos por tres)

 Y para que veáis que no sólo yo me río con los judis... ahí va algo que me han enseñado mis judis hoy (me parto)

domingo, 2 de diciembre de 2012

Casi un mes después...

Puf, aquí estoy, un mes después.
¿Quién me iba a decir que me iba a olvidar de todos vosotros un mes? supongo que el mismo que me iba a decir que me iba a mudar a Londres.
Yo... en londres. Puf, ni me lo creo. Yo, Ana, la que cuando oye a alguien hablar en inglés dice ein?? aquí en español eh!! la que no se sabe ni una canción en inglés y que jamás había dicho "Yo quiero ir a Londres", pues esa misma se coge las maletitas y aquí, más sola que la una y con una familia un tanto peculiar.
¿Pero sabéis qué? No me arrepiento. Me encanta, aunque sé que no viviría aquí y que Adoro MADRID, esto tiene su encanto.
¿cómo me va? Pues supongo que bien, la verdad es que no echo tanto de menos a la gente como pensaba y por supuesto no lloro tanto como pensaba!!! Eso sí, me da mucha pena que mi sobrino (el primero) nazca la próxima semana y yo aún esté aquí, al igual que en mi cumple y Navidad, pero... por una vez será diferente ¿no?
No sé si mi inglés mejora, los ingleses me dicen que sí, pero vaya usté a saber, porque los ingleses son tan educados (cuando quieren). Sólo sé que hablo más rápido, pero supongo que cuando cuidas de cuatro niños y malllevas una casa, es normal coger agilidad, si con un ojo cocinas, con otro ves a un niño sobre la mesa y a otros dos pegarse, o agilizas tu mente para regañarlos o para cuando quieras terminar la frase alguien ha muerto...
En cuanto a los judis, me flipan cada vez más sus tradiciones, pero la gracia está en que a mi "Madre" inglesa también a veces le flipan por lo que nos reimos juntas de lo difícil que resulta a veces las cosas.
Como anécdota me ha hecho bajarme una aplicación al mvl para saber a qué hora empieza mi amado Shabbat.

En fin, intento pasarme pronto (digo intento porque prometí hacerme un diario y llevo más de un mes aquí y ni he empezado... así que se queda en intento)
Gracias por vuestros ánimos y comentarios y siento mi asuencia, pero ser madre repentina de 4 niños es agotador!!! MAMA soy tu fan!!! (somos cuatro niños en casa)
Por cierto, el miércoles es mi cumple y algo he ido oyendo por ahí, me da que tendré sorpresita :D


Empiezo a acostumbrarme a la música inglesa...

Me acompañan...