A ver qué encuentras...

martes, 7 de agosto de 2012

Playeras



Pues aquí sigo playera total, tostandome al sol del mediterráneo con mis gafas de sol y mi sobrerito de paja (bueno de mi padre, que por cierto el hombre se cree que lo he puesto de moda, y a mi me gusta verle feliz así que le animo a que piense eso) porque desde que he descubierto que soy una bloguera reconocida por la calle me va más lo de ir de ciudadana anónima que otra cosa. (Algún día os contaré de qué va lo de ciudadana anónima).

¿Qué de qué va la entrada? Pues de nada, decía Arwen hace unos días que la gente de los blogs no se lo curra nada últimamente y tiene razón y por ello no pienso defraudarla y hacer una entrada absurda sobre la nada, bueno en este caso sobre la playa, pero eso sí, nada currada ni meditada.

La playa ya no es lo que era, la gente no se baja el chiringuito y los tuppers ni ponen sábanas de una sobrilla a otra, ni las madres se ponen en la orilla con los brazos en jarras mirando a los niños bañarse con cara de socorrista currante, tampoco ves a nadie haciendo autodefinidos (sólo a mi, que me siguen pareciendo la mar de playeros), no oyes ni un " er cocacola, agua, fanta" y para colmo no ves esos puestos ambulantes que tanta gracia te hacía porque no hacían más que pedirte que te probaras pareos la mar de horteras.
Pretendía poner una señora en jarras pero me ha salido esta y me ha encantado.

Todo ha cambiado, la gente no usa esterillas que se vuelan a la mínima y te llenan de tierra hasta el cogote, ahora llevan sillas con mil extras que hacen maravillas, leen ebooks en vez del periódico, y se tuestan al sol con mil cremas protectoras en vez de usar aceite, y en la orilla en jarras sólo ves a la típica abuela intentado mear (desde aquí saludo a la abuela que meo ayer a mi lado mientras yo estaba sentada cual sirenita).

Aunque no todo está perdido, hay algo que aún conservamos y son... los padres con los castillos de arena.
Porque los padres con los castillos de arena son igual que los padres con scalextric, enrollan a los niños con que les gustará para después viciarse ellos. Al principio los ves poco motivados, llenando cubos de arena para que el peque les de la vuelta, poco a poco dicen al niño que la vuelta se la dan ellos que les sale mejor y terminan picándose y haciendo el castillo de arena mientras mandan al niño constantemente a por cubos de agua, a buscar a la madre o directamente les dicen que no toquen nada mientras se pican con los castillos intentando hacer construcciones de varios pisos con un par de cubitos de niño, terminando un castillo que por nada del mundo dejan tocar al niño ni mucho menos destrozar (que suele ser el afán del pequeño), en fin aunque estamos perdiendo tradiciones hay una que siempre quedará ahí...




Dicho lo cual, me voy a la playa!!

13 comentarios:

  1. Los castillos de arena son como los muñecos de nieve, jamás quedan bien por mucho que te lo curres y al final lo que más mola es destrozarlos sin piedad.
    Mientras siga habiendo gente jugando con las palas y la pelotita seguirá el espíritu playero :)

    Pásalo bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón olvidé las palas y la pelotita, son míticas del verano. No sé cómo va a acabar esto, porque cada vez hay menos palas y pelotas también... y yo he visto cada castillo... Besos!!
      Por cierto, a mi no me gustó más que la 1 de misión imposible :D

      Eliminar
  2. Feliz verano insigne bloguera. O sea que te gusta más ir de ciudadana anónima. Curiosa reflexión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja si, lo de ciudadana anónima es heredado, un día te lo cuento si me sacas a bailar. Otro abrazo.

      Eliminar
  3. jajajaja, Anica, puedes presumir de hacer unos post que molan, ya sean de la cosa mas sencilla.
    Mi ataque iba hacia aquellos que acaban autodestruyendose a causa de sus FANS. Comentarios vacios, hacen del lider ¿ un juguete roto ? jajajaja. Soy una imcomprendida, que le vamos hacer...Bueno, al lio!

    En Almeria tierra mia, las playas siguen siendo como recuerdas.
    Mi máma me despierta a las 4 de la mañana para hacer bocadillos de sobrasada y queso sin conocimiento ninguno. Los taper de macarrones, albondigas y pisto, se amontonan en el maletero. 4 sombrillas a falta de una y 34567 sillas plegables, acompañadas de 12356776443 latas de cerveza y cocacola, siguen a los taper. A las 9 de la mañana, la matriarca corre como veloz gacelilla a plantar las 4 sombrillas que marcaran su territorio, mientras que una servidora, sin otra cosa que hacer, da viajes y viajes al coche...
    Una vez asentados, la sandia se hunde bajo la tierra para conservar su frescor, los niños chapotean, la Arwen grita como buena poligonera ( niñooooooooooooooooo pa la orillaaaaaaaaaaaa que te ostiooooooo )la meada se sigue haciendo en el agua ( es una tradicion familiar, lo siento ) y de alli no se levanta ni dios, hasta que la comida es terminada, vamos a las 8 de la tarde.
    Desconozco la proteccion solar.

    PD: el cansino de voz peculiar ( vamos a las pipas, cacahuetes )sigue existiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arwen, que entendí tu entrada después de tu comentario, sólo te nombraba para molestar un poco jajajajaja y para decir una verdad que era un post algo absurdete. Tu madre me encanta y quiero irme un día a la playa con vosotros ya!!! nosotros éramos así hace años. Ya conté hace poco que hasta hemos llegado a estar 17 en el pisito de mi abuela aunque la media podía rondar los 12, así que imagina también el despliegue, mi abuela nunca quería que comiéramos en la playa pero ya sólo la mesita, los bocatas de media mañana, las sillas y la nevera más todos los cubos y palas, las colchonetas y demás complementos que nunca usábamos llenábamos media playa, una pena que ahora seamos todos tan pijolis...

      Eliminar
  4. jo, yo creía que esas escenas ya solo se veían en las pelis de blanco y negro... tendré que hacer una incursión para verificarlo...

    pd: ays, que envidiaaaaaaaaaaaaaa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. incursión o excursión, cómo tú veas, pero vamos que si te animas nos agregamos en un momento a la familia de Arwen, total dos más no creo que se note...

      Tu calla de envidia que has visitado más paises que yo!!

      Eliminar
  5. Puf, yo ya ni me acuerdo de cómo es la playa, y eso que la tengo al lado. La arena, para el que la quiera. Y los castillos de los cojones, también. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Umm X, no recuerdo haberte visto por aquí antes pero bienvenido/a seas y espero que si te vuelves a perder por la red acabes por aquí... FAaaaaaaaaatal eso de que no recuerdes la playa, vale que la arena es un coñazo, pero es playita uee, mar, vistas mmmm si es que mira que viví pocos años en Cai, pero me marcaron, amo el mar!

      Los castillos molan :D

      Eliminar
  6. Nosotros somos de los que vamos con ebook y alquilamos hamaca y sombrilla, o sea unos aburguesados on the beach.
    Lo del sombrerito estaría bien verlo para hacernos una idea y ver si lo ponemos de moda de verdad.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uiiiiiiiiiii casi cuela y hago una entrada con una foto mía playera con gorro y gafas jajajajaj pero sólo casi, que justo antes de llegar al final del túnel he visto la luz y he pensado... pss pa qué. Os tengo en el face y ahí hay una foto mía con sombrerito.

      Y eso de ser taaaaaaaan divinos de hamaca y sombrilla?? uuuuuu fueraaa!! aquí todo el mundo a llenarse el culo de arena y tomar el sol tumbados en la orilla!! (por cierto así sí que te llenas el culo de arena, doy fe) Muaaaaaka pijolis :D

      Eliminar
  7. Ahhhh, las viejas tradiciones playeras como se van perdiendo, eh??? Lo de los blogs, yo intento seguir currandomelo pero despues de casi cuatro años ya no se me ocurren tantas cosas, y he bajado el ritmo si... pero creo que lo recuperare pronto... ja ja ja. ¡¡Sigue disfrutando de la playa!!

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...