A ver qué encuentras...

martes, 24 de julio de 2012

Días de verano

Hace poco hicimos un "Día de primos", la hermanísima lo decidió por si misma, como es la mayor decide hacer estos "inventos" de crear un día de primos. Sólo llevamos dos o tres años haciéndolo, pero lo cierto es que si no fuera por ello a algunos de mis primos no los vería.
Este año cayó en sábado y decidimos pasar un día de piscina todos o al menos todos los que pudimos (si no me equivoco éramos unos 10) la mar de curiosos, dos parejas con sus dos embarazas que aludían a teorías extrañas para que no las salpicáramos, no las hiciéramos aguadillas y les permitiéramos comer más patatas con caldo de berenjena que los demás, un pijino deportista, una... puf.. no sé catalogarme, sé que algunos me llamarían alternativa, otros pijilla y yo, me quedaría simplemente con despistá, dos  modernas de barrio, uno que usa riñonera (jajajajaja desde que le dije que era de yonkis la usa menos) y una que no para de decir suprima :D y tiene graciosas teorías sobre la sexualidad, las drogas y la legión, la mezcla parece rara, pero pinta tan bien como os podéis imaginar.


Yo me he criado con mis primos, no hemos tenido un trato diario pero sí bastante íntimo,  he pasado con ellos un montón de veranos. Mi abuela tiene un piso en la playa, bueno, ni si quiera está cerca de la playa pero sí en una ciudad con playa, recogidito no os creaís que es una pasada, tres habitaciones, un baño y una minúscula cocina. Y ahí he pasado los mejores veranos de mi vida.

- Mi abuelo me ha enseñado a jugar al mus, llegando a echar "torneos" de horas, en los que aquellos que perdían pagaban el fracaso convidando a los vencedores a una rica horchatita.
- He dormido en la terraza con mis primos, hermanos y demás, porque llegábamos a ser 17 personas en un mismo piso (no podéis imaginar el momento baño).
- Me han despertado con caceroladas, cantándome malamente los clavelitos y las mañanitas (se llamará así?)
-He despertado tirándome en plancha, untando en pasta de dientes y gritado al oído.
- He corrido por toda la casa con un cubo de agua, mientras metían a mi hermana en la ducha vestida.
-He comido auténticos bocatas de chorizo evacuao (mmmmmm los mejores)
-Me he pasado las tardes tonteando con los vecinos del balcón de enfrente.
- Nos creamos una "banda" con canción propia, y con misiones que realizar.
- He tirado y me han tirado cubos de agua desde un tercero...

Y una infinidad de cosas que no me caben aquí, y es que aunque pasen los años, los 10 (y los que faltaban) no olvidaremos todos esos veranos, y puesto que ya no volverán, ahora nos quedan los días de primos en la piscina y con tinto de verano hasta que cierren recordando lo importante que somos unos para otros.

7 comentarios:

  1. Qué bonita entrada. Yo apenas tengo familia y la que tengo no me es cercana. Esos recuerdos los tendrás siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a la proxima te vienes, total si estamos todos, somos tantos que uno más a penas se nota :D, lo cierto es que hace poco lo hablaba con mi hermana, me gustaría que mis hijos vivieran algo parecido.

      Eliminar
  2. A mi me pasa como a Francesca y te puedo asegurar que cuando leo cosas como las que escribes de me cae la baba de pura envidia.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, siempre puedes hacerte primo o emparejarte con alguna prima o primo... o yo :D menos las embarazadas, puedes elegir :D, seguro que yo también envidio cosas de tu infancia.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. jajajajajjaja qué le vamos a hacer... aunque si te sirve, mis primos si que iban fumados :d

      Eliminar
  4. ¡¡¡Que divertido!!! Los veranos haciendo el burro con tus primos son los mejores. Yo lo pasaba muy bien con mis primas de pequeñas, sobre todo en verano en Torremolinos. Lo del dia de primos suena genial, a ver si hacemos uno nosotras (somos todo chicas, solo un chico)

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...