A ver qué encuentras...

viernes, 29 de junio de 2012

Oficiando entierros...

Llevo un montón sin pasarme por aquí, pero es que entre mis hipermegaminivacas (de las que hablaré) y el nuevo curro (hasta el 15 de julio) ando liadilla, y si a eso le sumamos que oficio funerales... ¿Qué de qué hablo? Pues hoy mismo he tenido que oficiar un par de funerales, a primera hora los peques encontraron media lagartija reseca y antes de que empezaran a jugar con ellas decidí enterrarla dignamente, evidentemente los peques quisieron participar por lo que hicimos un entierro bastante multitudinario, decoramos la tumba y nos alejamos prometiéndole llevarle flores pronto.

Dos horas después.
- Anaaaaa, te neceistamos - me grita un enano.
- A ver, ¿Qué se ha roto? - contesto con un tono maternal
- Ana, necesitamos que hagas otro entierro... hemos encontrado un gorrión muerto - me suelta mientras me pasa por los morros un gorrión (o a saber) muerto en un cubo, sopeso salir gritando diciendo el asco que me dan los animales, que se incrementa si están muertos y más aún si encima me lo pasan por delante de los morros, en vez de eso les explico que no podemos enterrar un pájaro en el arenero del cole, pero que le daremos un entierro muy digno también, se emocionan ante la idea y me acompañan a hacer un ataúd con unos cartones.


Como podéis ver, decoré el ataúd más que nada porque por el otro lado puse un "Descansa en paz" demasiado solemne.

- Chicos, tengo el ataúd, vamos a proceder...
Vuelven a agolparse a mi vera mientras depositamos el pajarito en su caja, unas cuantas piedras cercan el espacio y una cruz improvisada decora la caja.
- ¿No deberíamos decir unas palabras? - me pregunta una de las mayores...
- Si, si queréis si. ¿Quién quiere empezar?
- Podíamos rezar algo...
- Yo es que soy atea y llevo los rezos mal - contesto sinceramente.
- Yo rezo un padre nuestro por si acaso - y la muchacha se lo sabía perfectamente.
- Ana, yo quiero decir unas palabras - me dice un peque.
-Ah, claro, dilas
- Vale, pájaro y vuelo.  - Admiro su capacidad para sorprenderme, mientras Carlos levanta la mano para pedirme algo...
- Ana, a mi me gustaría decir algo, no conocía de mucho al pájaro, más bien le conocí cuando le encontré muerto, pero me gustaría poder decir que era un gran pájaro y volaba muy bien  (claro y por eso se ha matao, no te jode) y era un buen pajarito y quería mucho a los suyos.

Tras estas palabras un minuto de silencio roto tan sólo por unas niñas pidiéndome poder llevarle flores a su tumba improvisada.

En fin, día entretenido, a ver qué oficio mañana :D

13 comentarios:

  1. Me ha encantado! I love you. Krugius.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra verte de nuevo.

    ...y ahora silencio. Descanse en paz.

    ResponderEliminar
  3. pues con el calor que hace, vete buscando una caja de zapatos (para el gato), otra de una lavadora (para el viejecito de la esquina)... y asín, que luego las prisas son mu malas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj visto lo mal que me quedó el ataúd que cada cual se busque lo suyo... que a mi se me da fatal!!!

      Eliminar
  4. que bonito te quedo el sepelio del pajarito. te voy a contratar para que diseñes y decores mi feretro para cuando me muera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, ve tomándote medidas para que pueda empezar a hacerlo (que a veces soy lenta y perezosa) :D un besete

      Eliminar
  5. bueno, todos merecemos un espacio!!
    creo que entierros no he hecho ninguno nunca! por ahora marina nos sobrevive... por ahora... ya veremos con esta chicharrina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. miedo me da lo que contarían a los padres, porque un par me dijeron jo profe vaya día de entierros, a ver si esto para un poco... miedo me da!

      Eliminar
    2. jajjajaja... no me hables de padres... que es domingo!!!!! jajjajajaj.. deja deja...

      Eliminar
  6. Pobres lagartija y pajarito... y que majos los niños al querer enterrarlos con tanto sentimiento, oyes. Mira, les estas aportando sensibilidad con los animales y ayudando a comprender la muerte tambien.

    ResponderEliminar
  7. Jajajajajaja. Oye, la gente s¡tiene la costumbre de morirse siempre... Es una manera como otra cualkiera de ganarse la vida... Solo te falta buscar una makilladora...
    ;-)

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...