A ver qué encuentras...

jueves, 29 de marzo de 2012

Alucinando pepinillos con los tíos

Hacía un tiempo que no alucinaba pepinillos con la peña del mundo... ahí va una de esas veces que no doy crédito a lo que veo.

Estoy en una de esas páginas (horteras) llena de tíos (salidísimos) que buscan todo por nada. (así en definición rápida) ¿Qué por qué sigo? Porque a veces charlo con gente que me cae bien y que no quieren nada ni yo tampoco, pero vamos que ese no es el tema.

El tema es que hace unos meses empecé a hablar algo más con un muchacho, típico en los tíos me ofrecía todo su amor, su cariño y típico de mi me creía una mierda :D la cosa es que insistió en quedar y yo pasaba bastante, pero aprovechando que iba con unas amigas S y R decidí darle tregua.

Según me siento con S en el coche me pone al tanto de su ajetreada vida sexual (comparada con la mía cualquiera es ajetreada) y me comenta que tiene algún que otro amigo con derecho a roce. Empieza a darme detalles de uno que hace tiempo es un plasta y no para de prometerle de todo. Comenzamos a darnos cuenta de que ese muchacho (al que llamaré pitufin, y no por el color precisamente) es el mismo con el que habia quedado esa noche. (Sabía que ibais a pillarlo antes de contarlo).  Y como sabéis que a mi el melodrama me encanta le digo  a mi amiga que ya que el tío es un mierda  (aunque al fin y al cabo a mi no me ha hecho mucho) podríamos hacerle una pequeña encerrona, darnos al dramatismo y montarle un pollo del quince.

Empezamos el jugueteo mandándole ambas whatsapp para quedar por la noche, pitufin ni corto ni perezoso nos dice a las dos que sí, dándonos un margen de media horita (se ve que en 30 minutos me ventilaba). A medida que avanza la noche comienza a mandarnos mensajes cada vez más subiditos de tono (imagino que intentando tener claro con cual que de las dos mojaba esa noche, para así poder elegir a una) a los cuales S y yo contestamos como dos lobas hambrientas siguiéndole totalmente el juego. Nuestro pitufin debía estar relamiéndose porque le veíamos que cada vez se soltaba más llegando a unos límites sorprendentes de bajeza humana.
Terminamos de cenar y nos arreglamos, para darle más cosa al tema me arreglé demasiado... ¿exuberante? (vamos a lo guarrilla leopardesa, con perdón de las guarrillas y/o leopardesas)  salimos de fiesta y mientras nuestro Pitufin seguía mandándonos mensajes a diestro y siniestro, con distinto tipos de excusas para retrasar la cita o quedar completamente a solas. Llegado un punto de la noche me cansé de mirar el móvil y lo terminé mandando a la mierda, seguí con mis amigas divirtiéndonos y cuando estábamos cogiendo un taxi de vuelta a casa empieza a preguntar a mi amiga si podía pasar por casa para darle candela. Evidentemente la madrastra de blancanieves que llevo dentro (Que aún me cabe mucha gente dentro con este cuerpazo) salió para suplicar a S que viniera, R se unió a mi súplica.
Llegamos poco después que él, por lo que la entrada en casa fue toda una odisea, iba escondiéndome tras los árboles, tapándome la cara, etc. Se ve que pitufin además de bajito es tonto, porque ni se dio cuenta.
Dos minutos después llegó él. Os juro que intenté poner cara de sorpresa y enfado a la vez, pero sólo me salió risa, aunque por poco tiempo.

Pitufo: Anda, si estás aquí.
Yo: ¿Y tú qué haces aquí???? ¿S, éste es tu amigo??? (que se note que yo veía novelas)
S: Ah, ¿Pero os conocéis??
Yo: Claro!!! es el ser con el que había quedado esta noche.
(aquí dejamos claro que en el instituto deberíamos haber ido a más clases de teatro en vez de tanta cafetería, porque no se podía fingir más, actuamos peor que la Tamara no cambié)
Pitufo: Anda, si sois amigas (si, se vé que mentalmente es de canarias una hora menos o algo así) pues no sabía nada.
S: Ni nosotras que eras el mismo chico.
Pitufo: ¿Y de qué os conocéis?
Yo: de pequeñas, del instituto...
Pitufo: Pues podíais haberme dicho algo ¿no?
Yo: Tocate el pepe Maribel, si quieres te hago una lista con todas mis compañeras, del cole, de los instis, de la uni, de los curros, no te jode!!!! (tenía que meterme en mi papel si o si) Eres un mierda tío, ¿¿tantos mensajitos a las dos de que nos quieres, que estás pilladisimo para esto??? (ahí dándole drama)
A lo que el gachí ni siente ni padece, hace que no me escucha y usa el móvil, acto seguido tin tin (vale imito a mi móvil)
Yo: anda leche, si me mandas un wassap y todo... a ver vamos a leerlo en altoo
Bueno pues al gachí le dio exactamente igual todo, se quedó allí plantado esperando no sé a qué. Mi amiga R y yo nos pusimos el pijama para estar más cómodas mientras hablábamos con S de tíos, del cole, de la infancia y el pitufo ni se inmutaba, yo de vez en cuando lo atacaba ( ais, le tenía a mano y era tan fácil...) al final después de unas dos horas manda un wassap a mi amiga  diciéndole que se va a ir porque no la ve con ganas de ir a la habitación...

¿A que alucinamos pepinillos con lo rastrera que es la peña por un polvete?

19 comentarios:

  1. Madre mía pepinilla!!!
    Loca me quedo con lo de guarrilla leopardesa jajaja
    pero el resto es de telenovela jajaja Vaya con el pitufin salidorro no?
    Seguro que os echasteis unas buenas risas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjajajaj totalmente, vaya pintacas!! y el pitufín... puf que tío macho.

      Eliminar
  2. Yo aluciné en su momento cuando a una amiga y a mi nos ocurrió algo parecido. El tipo en cuestión tiraba los trastos a ambas por separado, esperando ver cual era la que mordia el anzuelo.
    No sé que hizo que me oliera algo, por lo que hablé con ella y esta no me creía. Por lo que estando las dos juntas le propuse que le llamaba y con el altavoz del tlf ella misma escuchara que eso era así. Ya que ella pensaba que me lo estaba inventando.
    Pues allí escucho como el especimen en cuestión me decía de quedar aquella misma tarde a tomar algo y esperando que surgiera eso que tantas ganas tenía (omitire sus expresiones para no herir sensibilidades, yo misma me asqueaba de oirlo).
    Pues nada colgamos y la tipa diciendo que era un impresentable, que si era un tal y cual... yo desde luego deje bien clarito lo que pensaba de él, que no era nada bueno.
    Pues la buena señora le llamo esa noche despues de dejarla en su casa y comenzó a quedar con él. Estando bien advertida de como era el tipejo.
    Que menos podía esperar que lo que le sucedio meses despues... (tras un ligero noviazgo para ella, rollo esporadico para él)dejo de saber de él tras haber salido el día anterior y no dar nuevas señales de vida. Reiteradas llamadas de ella sin obtener respuesta, ni a sus sms... fué la manera que tuvo de dejarla bien plantada.
    No dandole siquiera una explicación. Lo que nunca podrá decir es que no estaba advertida.

    A veces son ellos los que hacen lo que sea por un polvete, pero tela con algunas lo que aguantan por tener un novio.

    Pd:Siento q el comentario se haya convertido casi en una entrada, pero era digno de que rieras un rato pq me acorde de ello al leerte. Besis mil guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vaya tela, no si tienes razón muchas veces la culpa es nuestra por intentar algo que no fluye, aunque muchas otras es de ellos. Digo yo para qué mentir... si al final de todo te enteras... en fin!

      Eliminar
  3. Yo es que no me atrevería a hacer estas cosas con un pavo al que no conozco bien, que nunca se sabe, hay mucho pirado suelto, y en esas páginas más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doctora, no hace falta que sean de páginas como cuenta "la pepi"... el de mi caso era un conocido del grupo de amigos con los que saliamos en ese momento. Piraos se encuentra una por tos laos. ;D

      Eliminar
    2. yo quedé con él porque estaba con amigas no a solas. y lo de meterle en casa ya había entrado él muchas veces a esa casa.

      Eliminar
  4. Alucino pepinillos, lechugas y cebollas!!!!! La gente está fatal, y muy necesitada de dos cosas fundamentales en el caso del pitufo: de sexo y de dignidad!
    Me imagino las risas que os echarías luego :-)))))
    Besos, preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dignidad creo que era lo que más le faltaba. Si la verdad es que no estuvimos riendo de lo lindo sobretodo de que no se fuera!

      Eliminar
  5. Doctora, no hace falta que sean de páginas como cuenta "la pepi"... el de mi caso era un conocido del grupo de amigos con los que saliamos en ese momento. Piraos se encuentra una por tos laos. ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "pepi" borra esto, que se lo queria poner a la doctora y me equivoque :(

      Eliminar
    2. ajajajaj torpe ahora no sé borrarlo

      Eliminar
  6. Veo que las personas no nos diferenciamos en hombres y mujeres. Si os parece lo dejo ahí.
    No me parece una aventura muy afortunada para ninguna de las partes, pero si a tí te divierte...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digo que nos diferenciemos en hombres y mujeres, aunque sí que no es la primera vez que un hombre me promete cosas que yo NO le pido y encima son mentira. No es afortunada para nada, él se rió de las dos, de mi no llegó a más porque no tuve nada con él y ya de primeras no me creía las "cosas bonitas" que me decía, pero que mintiera a mi amiga sí me parecía mal y que no se vaya y aún así se quede esperando a tener sexo esa noche me parece muy triste, no me divierte en sí, me pareció una mierda pero qué quieres que te diga entre sentirme mal porque se ríen de mi y reírme de lo cutre que puede llegar a ser alguien... prefiero reírme si eso me convierte en alguien igual que él lo asumo. Aunque creo que no es así.

      Eliminar
  7. Una historia curiosa cuanto menos, como muy en plan teleserie americana ¿no?.
    No sé si he entendido bien el final: ¿el chico estaba en vuestra casa mientras le poníais a caldo, luego os pusisteis el pijama y seguisteis poníendolo a caldo ya con el pijama puesto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bua en plan flipada porque yo flipaba con el tema. El chico estaba en casa, eran las 7 de la mañana así que nos cambiamos nos pusimos el pijama y volvimos al sofá a hablar de lo nuestro mientras él estaba sentado y ni nos miraba ni nos hablaba... vamos surrealista fue un rato.

      Eliminar
  8. Bueno Anica, cada uno sobrevive como puede

    ResponderEliminar
  9. que interesante, yo tambien me quiero ver un poco mas guarrillo y leopardillo. que consejos de estilismo me puedes dar?

    ResponderEliminar
  10. Vamos, pa fliparlo lo de este tio... ja ja ja, fuisteis un pelin malas, pero se lo merecia. Y lo bien que os lo debisteis pasar vacilandole, y al final, ni pillo cacho ni na el muy tonto.

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...