A ver qué encuentras...

viernes, 29 de julio de 2011

:D

Ayer pasé un día genial, me reí muchísimo y a pesar de que no he dormido más que una hora desde el jueves, y casi que estoy dando cabezazos en el teclado ahora mismo, el "esfuerzo" ha valido la pena.

Comencé la tarde con risas, muchas risas y terminé el día con las mismas. Os dejo uno de los vídeos que me he hizo reír bastante. Según me comentaron el tal Jimmy es el marido de la chiquita del vídeo y presentador de un programa al estilo de buenafuente. 

La mujer apareció con el vídeo



Y aquel vídeo tuvo respuesta por parte del marido.




Espero que os robe alguna carcajada.

BESOS

miércoles, 27 de julio de 2011

Reflexiones de miércoles.

 "Wendy, ¿por qué tenemos que crecer? "
Peter Pan.

Hay mil características de los niños que me encantan, pero destaco entre todas, la simpleza con la que ven el mundo y te lo cuentan.

Es una pena que a medida que crecemos también crezcan nuestros prejuicios. 

Si de pequeños pedimos ayuda, es que queremos pasar un rato contigo, que sabemos que tú lo harás mejor, que necesitamos que tú nos enseñes a hacerlo. 

Si de mayor pedimos ayuda, no servimos para nada, somos débiles y dependientes.

Si de niños decimos te quiero, es que te quiero, eres importante para mi, y me encanta hacértelo saber como tú me lo haces saber a mi siempre que puedes.

Si de adultos decimos te quiero es sólo por que amamos. Jamás se lo decimos  a amigos, familia, etc, no se vayan a pesar algo que no es, o lleguen a saber que son importante para nosotros.

Si de pequeños lloramos, es que nos duele algo, estamos cansados, tenemos sueño, etc.

Si de mayores lloramos es que somos unos flojos, unos deprimidos, unos tristes.

Si de niños nos enfadamos, nos dura 5 minutos porque comprendemos que nos han hecho enfadar sin querer.

Si de adultos nos enfadamos puede durarnos toda la vida, porque pensamos siempre que lo han hecho de mala fe.

¡¡Qué perfecto sería el mundo si jamás dejáramos de ser niños!!


martes, 26 de julio de 2011

Bocachancla

Buenas pepinillos!!!

hoy toca una de marujeos que sé que os encantan.
Soy una bocachancla. Por si alguien aún no se había dado cuenta. Os pongo en antecedentes.

Hay alguien del curro que me llama la atención, como soy tan maru pues se lo conté a alguien, en uno de esos momentos de crios de 5 años de:

- Nananana te gusta manolito... - entonado con musiquilla de esa cojonera.
- No.
- nanananana te lo quieres pencar - Si no era pencar era algún verbo por el estilo.
- No.
- Nananananna te gusta manolito - dale Perico al torno (gran frase, algún día tendré que investigar el rollo de Perico con el torno)
- Joeee mamaaaaaaaaa miraloooo (vale esto no lo dije, aunque sí solté) pues no, de gustarme me gustaría Arturito.

y ¡Zasca! bocachancla en acción.

Han pasado unos días y ahora me he dado cuenta de que Arturito me atrae de modo distinto al que pensaba. He descubierto que es de esas personas cuya personalidad me atrae, véase alguna que otra amiga mía o Victor Sandovall, conste que no hago comparativas en cuanto a como son, sino a la reacción que provocan en mí. Lo que hacen o dicen suele llamarme la atención y hacerme gracia.

Hasta ahí todo normal, Arturito no me gusta. Ahora, mi duda es, ¿debería contarle a Arturito lo ocurrido?
Olvidé decirle que el "niño" que me chinchaba es gran amigo de Arturito y que aunque dice que  no contó nada, dudo, ya que es un marujeo en toda regla.

Por otro lado, con un poco de suerte, Arturito y el "pinchón" serán mis compis de trabajo por muuucho tiempo.

Mi dilema es:

a) Le cuento a Arturito que estaba despistada y que no siento nada por si en algún momento se acaba enterando de lo que dije ese día.

b) Me hago la muerta en cuanto a comentar nada y mañana me los cargo a globazos en la gymkana de agua.

c) Mato al pinchón.

Vale, la C va muy unida a la B.

Por ciertoooo.... felicidades a todas las ANA y a las patatas.



Pd. Es una mierda que alguno del curro sepa llegar aquí, sino os contaría más de una historia graciosa de empanadilla de móstoles.

lunes, 25 de julio de 2011

Cita de domingo

Domingo, una cita. La palabra “cita” retumbaba con eco en mi cabeza. Puf, ¿Qué hacía yo en una cita? No, no lo es, me intentaba calmar a mi misma. Pero si no lo era, ¿Por qué había elegido cuidadosamente mi ropa, maquillaje, etc? No, no era una cita, concluí con un pequeño susurro, mientras me colocaba por enésima vez la camiseta y llamaba al timbre.

Nunca había estado allí, habíamos hablado durante horas, días y meses, habíamos dado más de un paseo, tomado alguna caña, charlado de cine, él un apasionado del cine, del buen cine, yo ni tan siquiera sé distinguir el bueno del malo, como con todo, me muevo por impulsos y clasifico el cine en bueno o malo en función de lo que influya en mi. El cine, pienso, es el causante de que esté aquí, de esta no-cita.

Escucho unos pasos aproximándose a la puerta y segundos después sus ojos se posan sobre los míos y me devuelve la sonrisa.

-          Pasa – me invita mientras que con un gesto de caballerosidad me recoge de las manos la bolsa que llevo con el avituallamiento

-          Bonita casa
  
-          Bueno, aún tengo mucho que hacer en ella – comenta desde la cocina.

Ambos nos reunimos en el salón, a pesar de ser una no-cita, me siento nerviosa, e insegura, evito imaginar una y otra vez lo que pensará él.

Por suerte, mi acompañante es mucho más tranquilo y dirige la situación con una amena conversación, un par de bromas, unos guiños y un ligero roce de manos algo torpe. Me muestra su videoteca y me ofrece ver la que yo decida. Paseo mis dedos con mimo de un título a otro, buscando la película perfecta, aquella que quiera ver con él. Aquella que me recordará esa tarde cuando vuelva a verla, aquella que yo no haya visto antes. Mis ojos se fijan sobre un título. Sopeso elegir esa, pues es romántica y tal vez no sea una buena opción para una primera cita. ¿Cita? No, es una tarde de cine entre amigos, me decido y le muestro la carátula


-          ¿Qué te parece? No la he visto y me apetece.

-          Desayuno con diamantes, creo que te gustará.

Le paso el dvd y me dirijo a la cocina a servir un par de bebidas mientras él pone la película. Para cuando vuelvo él ya está sentado y me limito a sentarme en el otro extremo del sofá, por costumbre supongo. Él se acomoda quedando a escasos centímetros de mí, y yo a medida que transcurre la película me permito el lujo de acercarme a él hasta terminar hombro con hombro, de modo que cuando hablamos nuestras caras se muestran muy próximas.
Vuelvo a sentirme nerviosa, mi pulso se acelera y estoy casi segura de que él se da cuenta, hace rato que no escucho la película, tan sólo intento oír sus pensamientos. Tímidamente rozamos nuestras manos, aludiendo a cualquier excusa absurda, yo intento calmarme retomando el hilo de la película.

Minutos después los actores se encuentran bajo la lluvia y tras el alegato final de ella, ambos terminan por besarse, en ese instante él se gira hacia mi y con una sonrisa pícara me dice:


-          
     - Si llevabas rato esperando a si habría o no beso, ya sabes la respuesta.

      -   En realidad aún estoy esperándolo. – dejo escapar esta idea de mi cabeza, intento cerrar los labios para aprisionarla pero no soy capaz, la he soltado.

 Le he permitido ver como pienso, yo, aquella que oculta sus sentimientos a todos, quien se proclama autosuficiente y madura como para no necesitar a nadie a su lado. Él me mira, ya no sonríe, su mirada me penetra tanto que dispara mis latidos, noto como el calor se apodera de mis mejillas, separo ligeramente los labios inhalando tanto aire como puedo. Él se aproxima cada vez más, su mirada me seduce, mientras sus manos comienzan a acariciarme el brazo, sé que será inminente y estas décimas de segundo consiguen acelerarme más aún el corazón, Era una cita, susurro de forma inaudible. No hay espacio entre él y yo, sus labios comienzan a rozarme, y yo inconscientemente cierro los ojos,  a lo lejos oigo un sonido conocido, poco a poco su intensidad aumenta, hasta que éste me obliga a abrir los ojos.
Alargo la mano y de un manotazo más fuerte de lo normal apago el maldito despertador.
Otra vez Lunes.

*************************************************

Pd. aunque no tenga nada que ver con el relato, le agradezco a Jana el premio que me ha dado en su blog. http://desdeminiebla.blogspot.com un beso salá. 

viernes, 22 de julio de 2011

Frikadas

Mal empezamos la semana con el tonto de turno  (si, va por ti) cantándome una canción a todas horas.



Y yo, que soy una vendida pues después de un rato oyéndola, caí en la tentación y me pasé la mañana entera cantándola. Por que soy así de guay, todas las canciones mierda que oiga, se me quedan. Como es lógico me piqué y le amenacé con iniciar una guerra de canciones mierda, vamos que le tiré el guante a la cara, y él sin miedo alguno lo recogió.

Como yo de canciones malas sé pero tampoco tanto, pedí asesoramiento y entre las mías y las que me dieron, os dejo alguna. Mis preferidas son las dos siguientes:

No te metas a mi facebook.


De esta, destaco sin duda que me encanta el baile y el estribillo.



PAMELA CHU

Grandiosa en sí misma, hoy por hacer el tonto terminé canturreándola toda la mañana. Me encanta el estribillo, es superpegadizo y la maciza de la pisci también.



Indian Disco.

Dudo que se llame así, pero aún así, me tiene loca. ¡¡Me han robado los pasos de baile!!!



El baile de las gambas crudas.
Esta habla por sí misma.






Y por último y para que no resulte pesada la entrada...


jueves, 21 de julio de 2011

Adorables

Me encanta mi trabajo, y aunque a veces llego a casa cansada, cada día me gusta más. Ayer me hicieron una pequeña intervención, muy simple pero que me ha dejado bastante dolorida, tengo muchísimas agujetas y una mano bastante hinchada, cuando me fueron a poner la anestesia, la vía se salió y en vez de entrarme en la vena se me quedó acumulada en la muñeca (la anestesia), en fin que esta mañana era un cromo la mar de mono, cualquier roce o caricia me dolía.

Al llegar al campa les expliqué a los nenes que hoy no podían tocarme, (tienen tendencia a achuchar, besar y acariciar) que me dolía todo el cuerpo y que tenía la mano malita. Para mi sorpresa todos lo entendieron y a excepción de uno que nada más verme vino corriendo a abrazarme y besarme, todos se comportaron. De vez en cuando se escapaba alguna caricia para mimarme la mano.

No hay cosa más bonita y tierna (y que saque mi lado adorable) que los niños. En la comida, una me llamó y al acercarme me dijo:

-Ana, abrázame.

La pobre quería un abrazo y por no hacerme daño, me lo pidió. Es lo más bonito que me ha pasado hoy, y a pesar de lo que me duele todo, con lo que me quedo del día.

Pd. Tengo algún que otro novio más, vale que a uno se lo he pedido yo (no puedo resistirme a él) pero tres o cuatro, me lo han pedido ya :D

martes, 19 de julio de 2011

¿Torpe o disléxica selectiva?

¿Soy torpe o disléxica selectiva? Torpe, definitivamente. Tenía un profesor en la universidad disléxico (era una mierda porque nunca sabíamos por qué página iba, lo mismo decía 23 y estaba en la 58 ) que decía que era un tipo de dislexia, aunque yo, estoy convencida de que es como bien decía Poeta en la entrada anterior,  que no tengo definida la lateralidad por completo.

Es algo que parece una tontería y como decía Jana parece tan fácil como pensar con qué mano como. Más o menos es así de fácil, yo en vez de eso, pienso con qué mano escribo e incluso, con algo de disimulo la meneo un poco para recordar que es esa y no la otra (supongo que es una especie de tic ya). Eso es fácil, pero cuando no tienes prisa, cuando nadie te exige saber algo, sino cuando tú, con tranquilidad vas a decir algo de izquierda o derecha.  Pero cuando alguien espera a que le des una indicación, puf, me pongo más nerviosa y termino omitiendo los nombres limitándome a girar la mano y usar el típico "por esa" Lo cual no está tan mal cuando la gente puede verte, en cambio, cuando vas en la parte de atrás del coche y tus amigas te están preguntando como llegar... resulta más jodido y a veces incluso te toca entrar y salir dos veces de Guadalajara hasta que una de ella traduce tus gestos.

Cuando lo cuento, la gente se ríe, y creen que es coña, por lo que durante un rato me están preguntando, derecha, izquierda... me hace gracia, porque no sé donde están pero tengo buena memoria, si me lo preguntas dos veces en 5 minutos, no se me olvida.

Otra cosa digna de ver es verme bailar (hasta ahí, es digno de lo mal que lo hago) pero más aún cuando suenan las típicas canciones... " derecha... izquierda.., derecha... " y yo ya me he perdido, se puede ver al grupo más grande del mundo tirando a la derecha que yo siempre tiraré a la izquierda. De esto puede dar fe Marta (la rubia) que en las fiestas de su pueblo todas las canciones eran así, acabé mareada.

Como anécdota os contaré lo último que me pasó, es una bobada, pero para que penséis hasta qué punto llego a ser pardilla.

Estaba con Dama en las fiestas de su pueblo, y me encapriché de un peluche, debo decir que soy buena disparando (por si lo lee algún malo) y mi puntería me ha conseguido más de uno. Había bebido poco por lo que mi puntería aún funcionaba. La mecánica del puesto era simple, tenía un cartón de seis puntos rojos, debía hacer diana con el perdigón (no de baba) en el que contenía premio (por detrás, sino sería más fácil), con lo que no sólo debía afinar puntería sino tener suerte para ir a dar en el bueno.

Tras algunos intentos haciendo diana (¿Se dirá diana también aunque no haya una diana?) sin dar al que tenía premio, aludí al corazoncito de la feriante recordándola que habíamos ido juntas al cole. Coló lo suficiente como para que me dijera " Elige un punto, y te lo descarto" , "Menos es na" pensé y saqué la espontánea que hay en mi, "El de arriba a la derecha" dije sin saber si era uno u otro, " Vaya, ese no puedo descartártelo" me dijo entre risas. Por fin lo había acertado, de un disparo dí al de arriba a la derecha (de verdad) pero tantas eran mis dudas que como sobraban un par de disparos disparé al de arriba a la izquierda por si las moscas....

En fin, que nunca me preguntéis qué calle debéis coger.

lunes, 18 de julio de 2011

Soledad en mi.

A falta de algo interesante que decir os dejo el nuevo videoclip de este grupo que tantísimo me gusta La Musicalité.





Por cierto, a la derecha (con tonito y movimiento azafata) podéis encontrar una especie de chat o algo raruno en el que podéis dejar lo que queráis, hasta os dejo ligar entre vosotros. :D

Pd. Si, es la derecha, me he tirado un rato pensándolo (tengo un problema, no distingo la izquierda de la derecha)

sábado, 16 de julio de 2011

Gamínedes

No os he hablado mucho del campamento, más que nada porque lo leen mis compañeros y quiero seguir viviendo, es coña, me caen genial.

La verdad es que me paso el día riendo, y hace un nos días, me reí hasta que me dolía la tripa y la mandíbula. La temática del campa es el bosque encantado, por lo que estamos todo el día contándoles cosas sobre gnomos, hadas, (hasta me disfracé de un intento fallido de Hada-ninfa) trolls y cualquier cosa fantástica.

Más o menos así.
El día en cuestión hicimos una excursión al campo, nos íbamos inventando cosas sobre la marcha como " esto lo han dejado los gnomos" o  "mirad, el humo es de los trolls", etc. Llegado un momento sentamos a todos los niños (de 3 y 4 años) y empezamos a contarles una historia, mi compañero les relató como hacer para llamar a los gnomos, debían ir uniendo los dedos uno a uno hasta formar una especie de triángulo. Cuando vi sus dedos no pude evitar que me viniera a la cabeza Carlos Jesús y sus historias de gamínedes y demás.
Entre risas se lo comenté a mis compañeros, los que no dudaron en explicarles a los niños que debían soplar y decir Gamínedes ven a mi, Raticuli....

Sé que las cosas explicadas pierden su gracia pero intentar visualizar 35 niños diciendo a la vez estas frases, aún me rió cuando lo pienso.



jueves, 14 de julio de 2011



Y tú, ¿Qué tres deseos mundanos y "cumpibles" (sí, me invento palabras) pedirías hoy?

martes, 12 de julio de 2011

Andadura por los cómics

No hace mucho hice mi primera excursión a la sección de cómic de la fnac. Me volví loca, me habían comentado algún que otro cómic pero no sabía por donde comenzar a mirar, había tantos y tan apiñados que perdí más de una hora sólo mirando títulos en los lomos. Pensé en preguntar a algún comprador que andaba absorto en sus lecturas, pero descarté la idea por no parecer más pava aún.
Así que ahí estaba yo, frente a las tres estanterías más arrinconadas que había visto en mi vida, se ve que leer cómics está peor mirado que el porno, me recordó a las partes exclusivas para porno en los videclubs. Decidí buscar por ilustraciones, me llaman mucho la atención los dibujos del estilo de Tim Burton (vale, seguro que este estilo tiene un nombre, pero como no me lo sé...)

    

El tema es que por más que rebusqué no encontré nada que me convenciera, también es verdad que era exagerada la cantidad de libros por metro cuadrado. (Por cierto, si existe alguno de este rollo y sabéis el título, tengo lápiz y papel).

Total, que al final entre tanto cómic, encontré uno que me interesó mucho, es de Arthur Pins, se llama Pecados Veniales.

 Desde el principio me llamó mucho la atención la estética de los dibujos, ellas con caderas inmensas y escotes de infarto, hablando tan libremente como ellos de hombres, sexo, trabajo, celos, etc.

  Si pincháis en la ilustración veréis la viñeta en grande.
Me compré el cómic y cómo soy más pobre que uno que está bañando, me lo leí en un par de días y volví con mi ticket a cambiar el cómic, (si, soy una rata) pero así conseguí la segunda parte Pecados Veniales 2.

Ahora estoy esperando a tener unos cuantos días, que sé que el mismo autor tiene algún que otro cómic más, de modo que cuando tenga días libres podré hacer un par de cambios. Todo sea por leer...
¿Os gustan los cómic? ahora que más o menos os he contado mis gustos, ¿me recomendáis alguno?

Besos para todos.

lunes, 11 de julio de 2011

Me he casado.

Me he casado.

Le conocí el año pasado, desde el primer momento en que le vi, algo de él me llamó la atención, no había vuelto a saber de él hasta este mes. Verle entrar por la puerta me robó una sonrisa. Con un poco de suerte estaríamos juntos, y así fue, llevamos lo que va de mes en el mismo grupo.

Hoy después de comer, hablando de algo le dije que se sentara a mi lado, me preguntó que por qué, y le dije que porque estaba enamorada de él. Se limitó a sonreir y poco después me dijo.

-¿Quieres ser mi novia?
- Bueno, vale.
- Ana y yo somos novios - le dijo a los demás - ¿y nos vamos a casar?
- Claro, ¿tú quieres que nos casemos?
- Yo sí. - Me dijo él sonriendo.
- Pero para casarnos me tendrás que pedir matrimonio, además se lleva eso de pedirlo arrodillado. - Ni corto ni perezoso se ha arrodillado y levantando la mano me ha preguntado:
- ¿Quieres casarte conmigo?.
- Siiii. - Y nos hemos fundido en un abrazo

Por suerte uno de mis compañeros (el cual no se merece ni que le nombre por reírse de mis dibujos y mi caballo nooooooo parecía una jirafa) nos ha improvisado un anillo de plasti. Y así, más felices que na, nos hemos dado la mano como marido y mujer.

Pero el matrimonio ha durado poco, creo que se ha cancelado cuando hablando yo con una peque muy cerca él ha chocado nuestras cabezas, haciéndome un daño de cojones. Acto seguido le he pedido el divorcio y ha aceptado. Está claro que casarte con un tío de 4 años no es una buena idea.

Pd. Una ovación a la lisensiada!

domingo, 10 de julio de 2011

Alucino Pepinillos con la Tele.

Conté en alguna ocasión que había con algunos "fenómenos" televisivos con los que alucinaba pepinillos. Hoy os voy a hablar en concreto de uno de ellos.

Víctor Sandoval



La foto habla por sí sola. El maromo en cuestión es conocido como un periodista del mundo del cotilleo. No sé deciros en qué momento se adscribió al mundo de la farándula ni con qué programa. 

Lo único que sé deciros es que alucino pepinillos cuando le veo, es una tonadillera en toda regla, ¿Que como son las tonadilleras? Pues intensas, y el maromo intenso es un rato.

La primera vez que me pegué a la tele estaba contando que se moría, le picó una araña y se ve que le pasó todo el veneno del mundo mundial y él casi la palma, no pude dejar de mirar como movía todos los músculos de la cara aún contando algo triste (que se supone que uno gesticula menos). Mejor ni comento el fricazo momento en el que se dedica a dar el parte médico por la tele.



Generalmente cuando le veo en la tele, se pasea de un lado a otro del plató, se lleva una y otra vez las manos a la cabeza al borde del histerismo, si llora, llora como nadie, mirando a la cámara, parece una tontería pero esto es un don  que sólo tienen unos cuantos, él, Falete, Isabel Pantoja, Rocío Jurado (alá la aguarde), Raphael, etc. Siempre llevan la cabeza en alto, y hacen pausas solemnes cada vez que hablan, adjudicándose importancia en cada palabra, entonando exageradamente cada sílaba átona para conseguir embelesar al espectador, y oye, conmigo funciona,  como si de una cascabel se tratase miro al son de su movimiento, a veces ni pestañeo, le oigo, sí, pero si me preguntas qué contó apenas lo recuerdo, no puedo dejar de mirarle.

Aquí mi amigo el youtube se niega a compartir conmigo los vídeos, por lo que los subo sin apenas poder verlos, no obstante estoy segura de que no tienen ningún tipo de desperdicio.






Hasta llorando tiene arte.



Se ve que pasó algo con el Nacho Polo, no sé si de cuernos o de qué, la verdad es que aún no me quedó claro, cuándo habla Victor, le veo la cara y cuando habla Nacho, imagino motivos por los que siempre lleva gorra quedándole tan mal y llevándola tan superficialmente. En fin, que si os quedáis con la duda pregunto a mi madre, que ella es la que lo guarda to.

viernes, 8 de julio de 2011

Neskuik

Menos mal que tenía el relato por ahí de hace unos días, porque últimamente paro poquito, entre el curro y socializarme no me entran muchas ganas de pasarme por aquí. 

Hoy le dedico la entrada a un compañero del curro, no sé si lo leerá, espero que sí, después de la tabarra que me ha dado hoy con mi blog (cotillo) actualizo sólo para decir que :

ME GUSTA EL NESKUIK, es mil veces mejor que el  COLACAO, se puede tomar fresquito (siempre lo bebo frio, hasta en invierno) y se disuelve completamente, y no me gusta naaada el colacao, y los grumos que se hacen y sí! si me toca tomar colacao, los grumos van a la pila.


SOY DE LA PEPSI LIGHT me gusta más que la cocacola, tiene menos gases y siempre que puedo pido pepsi antes que cocacola.

Y SOY DEL BARÇA me gustan más sus jugadores, está más bueno su entrenador y además así doy uso a Ç.


Pd. Dicho lo cual, el Lunes iré a por ti. 

Buen finde a todos!! yo me voy de cenita :D


jueves, 7 de julio de 2011

La playa

Se despertó con la boca seca, sudando y algo resacoso, el calor empezaba a ser insoportable, desayunó un par de vasos de agua, se dio una ducha rápida, cepilló los dientes y bajó a la playa, conocía una cala que solía estar vacía, aquel día lo estaba.

Tras colocar su toalla y comprobar que no había nadie por allí decidió desnudarse, el sol tenía en él un efecto reponedor, y él si algo necesitaba después de los últimos acontecimientos era reponerse. Extendió la toalla y con algo de esfuerzo se tumbó bocaarriba, cerró los ojos para evitar el molesto sol, y sin apenas darse cuenta se quedó dormido.

Adriana  comenzó a caminar en busca de paz, haberse ido con su familia de vacaciones no había sido una buena idea, demasiado bullicio, nerviosismo, gritos y calor. Una semana antes le había parecido la mejor opción, hacía un par de meses le habían despedido, la puta crisis había llevado a su empresa a la quiebra y ella al igual que el resto de sus compañeros se vio de la noche a la mañana en la calle. No paraba de pensar y recalcular qué iba a ser de su vida, por ello cuando sus padres y hermanos le ofrecieron unas vacaciones en familia se animó a ir, sabía que el bullicio le alteraría pero por otro lado sus pensamientos serían apenas audibles.

Al llegar a la playa, y soltar las dos sillas que le tocó cargar, mientras los demás desperdigaban juguetes, bolsa nevera, sombrilla y demás, ella se untó algo de crema en los hombros, se atavió con un sombrero y tras un rápido “voy a dar un paseo” comenzó a andar con paso firme, quería evitar que alguien más se sumara a su tranquilo paseo. Necesitaba caminar a solas sin pensar en nada, sintiendo el salitre en los tobillos y el sol calentándole la piel. Caminó con la única idea de encontrar la paz, tras una hora de camino salió de su ensimismamiento al darse cuenta de que estaba en una zona completamente vacía. Sintió la paz que llevaba rato buscando.

Miró a ambos lados tímida, su piel ardía y sus muslos se veían salpicados por sus pasos. Decidió darse un baño, se retiró hacia la orilla para dejar a buen recaudo su sombrero y en ese momento empezó a sentir un pequeño cosquilleo imaginándose un baño desnuda. Al grito sordo de “Carpe diem” se despojó  de su bikini, y una vez se encontró completamente desnuda caminó decidida hacia el mar, el contacto de la parte alta de sus muslos con el agua le erizó la piel, poco a poco siguió caminando mar a dentro a medida que el frío activaba su musculación, estremeciendo cada centímetro de su piel, en un momento el agua le cubría hasta el cuello. Comenzó a nadar y a medida que sentía la libertad de nadar desnuda comenzó a sentir un morbo que no había padecido antes. Poco a poco ese morbo comenzó a exaltarla, empezaba a ser consciente de su cuerpo, y del contacto del agua con este, en un momento su deseo e imaginación paseaba libremente de una imagen a otra reforzando así ese nerviosismo en el que había entrado.

Salió del agua realmente excitada, sus pechos denotaban el grado de excitación, sus muslos más mojados de lo necesario, en vez de volver a vestirse comenzó a caminar desnuda, las gotas recorrían su piel intentando alejarse del sol, y ella no cesaba en su excitación.  Unos metros más hacia delante le sorprendió la visión de un chico. Parecía dormido, sopesó dar media vuelta y marcharse a taparse, pero el deseo y la exaltación decidieron por ella, animándole a seguir caminando hasta acercarse.

Paró a un par de metros de distancia, y comprobó que el chico seguía dormido, a pesar de la barba de tres días él parecía realmente guapo, su nariz perfectamente definida, sus labios carnosos y su boca entreabierta, un cuello largo, un torso perfectamente depilado y musculado, una cintura que guiaba hasta el deseo. Un deseo que despertó aún más en ella al verle desnudo.  Se acercó un poco más hasta casi rozarle, su excitación unida a la visión de aquel chico provocaron en ella un deseo casi doloroso de tocarse, no pudo reprimirse y paseó sus manos por su cuerpo, mientras se mordía ligeramente el labio imaginando qué podría ocurrir si él despertaba y la veía ahí.


Continuó aquella búsqueda por su piel y en vista de que él no despertaba, ella en un arrebato irremediable de deseo paseó las yemas de sus dedos por su cuerpo, recorrió su pecho en busca de alguna reacción, continuó sinuosamente por sus oblicuos hasta acariciar su intimidad, se mordía el labio mientras lo acariciaba suavemente con movimientos rítmicos.

No entendía qué le ocurría, ella no era así, ¿a caso no era aquella que evitaba las miradas ofreciendo unas mejillas sonrosadas? ¿No era la muchacha a la que le robaban los besos porque ella nunca los ofrecía? No podía ser, ella, la misma era la que ahora estaba acariciando a un chico que no conocía de nada, quien se había dejado llevar por el deseo y la excitación. Él comenzó a moverse, sus labios se unían y separaban a medida que ella le despertaba con sus movimientos acompasados, su cuerpo empezó a ceder ante tal estímulo, ganando ella en aquel improvisado pulso, un par de minutos ella notó como  unos dedos recorrían su cuerpo, entreteniéndose en los lugares más ocultos, aquellos que generalmente mostraba inaccesibles, y los cuales ahora acogían con agrado aquellos juguetones invitados.

El trabajo en equipo que ambos estaban realizando provocó en ella el deseo de probar y saborear al muchacho, sin mirarle a los ojos se inclinó sobre él, paseando su lengua y posteriormente sus labios sobre la grandeza de él.

Pocos minutos después notó como aquel chico la levantaba de las caderas para posarla sobre él con una facilidad sorprendente, en un momento ambos bailaban al compás pasando rápidamente de un lento valls a un más que ameno chachachá, vertiéndose finalmente al unísono entre jadeos entrecortados, sudor y una espléndida sonrisa. Tras un par de minutos recuperando la normalidad de su respiración Adriana se incorporó, rozó sus labios con los de él y sin mediar palabra corrió hacia el mar, sin girarse ni una sola vez.

Carmelo siguió tumbado, aún no entendía bien lo que había pasado, había sido todo tan rápido y excitante que tras unos minutos para recordar todo lo ocurrido corrió al mar, se zambulló para refrescarse y dejarse llevar por las olas mientras una sonrisa se dibujaba en su cara.

lunes, 4 de julio de 2011

Manualidades

Últimamente ando inspirada, aunque no sea para escribir (he escrito un relato "erótico" pensando que la fecha del concurso era el 30 de Julio y después descubrí que era de Junio, torpe eh, no lo colgaré por vergüenza, tanto por el tema como por lo poco bien que está, las críticas me hicieron ver la luz) al menos estoy inspirada para coser.

La camiseta del curro es bien fea y dos tallas menos de la mía por lo que anoche me cosí el adorno en un momento en un intento de dirigir las miradas hacia él y no hacía mi cuerpo embutido en la camiseta.


Una compi del campa me pidió esta mañana un blas, y como no he dormido siesta apenas he aprovechado...



Y para las opos hice una maquetilla, además de otros tantos materiales :d



Y vosotros ¿tenéis algún pasatiempo? Confesable eh...

domingo, 3 de julio de 2011

Buena persona

No sólo tienen típicos tópicos todos los chicos que describí, también hay algunos que me aplican a mí:

-          ¿Oh, eres maestra? ¿De infantil? – se ve que no hay otras especialidades.

-          Si, soy maestra pero de especial – alguna vez intenté explicar qué era audición y lenguaje y me costó tanto que me limito a decir que de especial.

-          Ohhhhh está claro que eres una buenísima persona.

Tócate el pepe Manolete, ¿buenísima persona por ser maestra de especial? ¿Pero la gente en qué mundo vive? ¿Todos los médicos son buenos? ¿Todas las profes son buenas? Pues yo tuve algunas cojonudas.

Otro de ellos es que por mi cuerpo automáticamente tengo que ser simpática, maja y buena persona. Señores, que las gordas asesinas no existen porque llevamos mal lo de correr y flato, pero hombre, podemos ser malas y crueles igual que las demás.

En fin, que creo que haga lo que haga o diga lo que diga me toca ser buena, de buena tengo lo que los demás.

¿Qué típicos tópicos tenéis vosotros en vuestras vidas?

sábado, 2 de julio de 2011


Después de algunos meses de líos, estrés, findes ocupados, hoy me tomo el día completamente libre. 
Por la mañana piscina, por la tarde-noche cenita para despedir a una amiga y por la noche, fiesta.
En fin que no sé si llegaré a la felicidad pero tengo claro que por aquí se va.
¡Feliz finde a todos!

Me acompañan...