A ver qué encuentras...

sábado, 1 de octubre de 2011

Recuerdos

Alguna vez os he contado alguno de nuestros juegos de pequeños.
Siempre me ha costado jugar con muñecas, más que nada por aquello de que no se movían y demás, me resultaban bastante coñazo.

Cuándo tenía unos 7 años, la Hermanísima y yo nos enfadamos. Ella siempre había sabido jugar de forma más independiente, yo no sé si porque ella es mayor o qué siempre había dependido de ella. Por aquel entonces cada una tenía su habitación y al enfadarnos cada una terminó en su cuarto.

Yo entré y observé a mi Nenuco sentado sobre la cama, lo cogí, y lo cambié de ropa (básicamente era a lo que jugaba a cambiarlos de ropa y hacerlos ropa a veces como mi madre no me dejaba coser, unía los lados con celo o grapas) después me senté a observarlo. ¿¿A qué podía jugar con eso?? ¡Que no hacía na!

Mi madre pasó por mi cuarto (debió de pensar que estaba muy callada y algo hacía)

- Ana, ¿qué haces?
- Naaada, me aburro.
- Juega con tu muñeco.
- Es un rollo máma, ya he jugado y le he cambiado, le he dado de comer y está durmiendo y es un rollo! no sabe hacer nadaaaaa.

Creo que mi madre me dio por imposible porque se marchó. Aproveché para espiar a mi hermana, ahí estaba con un par de muñecas sentadas y dándoles explicaciones sobre algo (mi hermana siempre fue una mandona), la envidié. Envidié no tener esa imaginación para poder jugar con los muñecos sin necesitarla, esa independencia total.

Volví a mi cuarto y sopesé mi aburrimiento con la opción de ir de arrepentida a su cuarto y poder jugar con ella. Le pedí perdón y ella se siguió negando a jugar conmigo.
Volví a mi cuarto.
Observé el jodido Nenuco más parao que na.
Volví a su cuarto...

- Hermanísima, déjame jugar porfa....


-No


-Venga, anda, soy quien tú quieras!


-No, no necesito que seas nadie.


- Soy la chacha!!!


- No


-Jo, soy... soy... soy un perchero!!!


Silencio...silencio....


- Hecho. Serás el perchero y no hables!!!

Así me tiré un montón jugando aquel día, siendo un perchero, con los brazos en alto y feliz, muy feliz por que me dejara participar. Además poco a poco fui ascendiendo y terminé siendo la chacha :D

Tener tantos hermanos y tan diferentes es de las mejores cosas que tengo en la vida, podremos discutir, llevarnos mal, soportarnos más o menos, pero siempre estaremos ahí los unos para los otros... y os dejo que vienen todos a comer y aún no he terminado de arreglarme!

26 comentarios:

  1. mejor ser perchero que te pusiera de portero en un partido con tios que parecian matones jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Me ha hecho mucha gracia eso de que ascendieras ;P
    Mi hermana pequeña nació cuando yo tenía 10 años, así que cuando yo era pequeña siempre jugaba sola y me iba muy bien.
    El problema fue cuando mi hermana cumplió 5 años y en un viaje largo en coche se me ocurrió entretenerla usando mis manos como si fueran juguetes. Después de aquello estuvo una temporada persiguiéndome para que le dejase mis manos...

    ResponderEliminar
  3. Tú al menos tenías a tu hermanísima cosa que yo ni eso; tampoco he sido de nenucos ni nada similar (nunca tuve uno...) pero lo que sí tenía eran amigas que vivían en el mismo edificio residencial (de esos cerrados con piscina) y siempre estaba en casa de alguna de ellas :P

    Besos

    ResponderEliminar
  4. creo que ya en alguna ocasión he contado que soy hija única... y "las hijas únicas" siempre nos hemos distraído a las mil maravillas solas, qué remedio!!!!!!!... mis muñecas eran si cabe más pasmadas que las tuyas, jugaba con tres o cuatro a la vez y nos manteníamos de animadas, jajajajajaja, unas conversaciones, unas risas... loca de remate, dilo!!

    un besito

    ResponderEliminar
  5. Yo sí me divertía mucho con las muñecas, con eso de ser hija única no tenía más remedio. Recuerdo que les daba clases en una pizarra grande, y hablaba por cada una de ellas, y hasta les tomaba manía a algunas pobres, hicieran lo que hicieran (que lo hacía yo) me caían mal. La muñeca-mamá me caía fatal, hija, tan rubia y perfecta con los ojos que se le cerraban cuando miraba a un lado... ay, ahora me está dando pena, qué puntazo.
    Nostalgias...

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué recuerdos, Ana!.
    Me encanta recordar cosas de la niñez y que me las recuerden.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué recuerdos, Ana!.
    Me encanta recordar cosas de la niñez y que me las recuerden.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué recuerdos, Ana!.
    Me encanta recordar cosas de la niñez y que me las recuerden.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué recuerdos, Ana!.
    Me encanta recordar cosas de la niñez y que me las recuerden.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. A mí tampoco me gustaba nada de nada jugar sola, me pasaba como a ti. Menos mal que mis hermanas y yo no nos llevamos casi nada de tiempo y siempre hemos estado juntas haciendo trastadas.
    Un beso, y espero que la comida haya sido guay!

    ResponderEliminar
  11. jajaja Qué graciosa ;D ¿terminaste con 'agujetas'?
    Yo era de las que se montba unas historias... pero no era mucho de muñenas, a mi encantaban los camiones jajaja

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Yo me divertía con los "pelones". Los hermanos son tesoros, como bien dices, no llevemos mejor o peor, seamos lo diferente que seamos, están ahí, hay tantas cosas vividas con ellos...Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Jjjaajaj, me gustan las historias de "cuando éramos pequeños"...

    ResponderEliminar
  14. A mi tampoco me gustaba juga con Nenucos, es mas a mi hermana. A mi aburrian mucho. Yo preferia irme a patinar, a escalar el muro de mi urbanzacion fingiendo que era una gran montaña, jugar en el parque con columpios que podian ser una nave espacial, o jugar con mis Barbies. Eso si, mis Barbies no eran princesitas, ni popstars, ni modelos... eran aventureras, rockeras o vivian toda clase de aventuras divertidas.

    Yo solo tengo una hermana pequeña, nos llevamos cuatro años (no es tanto) Hemos jugado mucho juntas de peques, reido y liado mas de una. Tambien nos peleamos mucho, antes y ahora, pero en el fondo, creo que nos llevamos bien. A veces, salimos juntas al cine, de compras, a cenar o a dar una vuelta, si nos aburrimos. Esta bien tener hermanos, y tus historias de la infancia son muy divertidas.

    ResponderEliminar
  15. que bonito!! a mi me encantaría tener hermanos y ese tipo de anécdotas.

    ResponderEliminar
  16. Bueno jugando a perchero por lo menos no te salen moratones como a mí por jugar con mi hermano y espadas de madera, ¡eramos muy brutos!

    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Ahora que me acuerdo, querida amiga, tienes una mención especial en mi blog. Puedes pasar a coger tu premio. Es bien merecido.
    :)

    ResponderEliminar
  18. Jaaaaaaaaajajajajajajajaja, qué bueno!! ains, la inocencia infantil. Anda que hoy le ibas a decir a alguien que preferías ser su perchero o su chacha antes que aburrirte...
    Y tu hermana era un poco cabrona, pero la entiendo, las hermanas mayores "semos asín".
    :D Me has hecho recordar anécdotas infantiles...
    Espero que lo hayas pasado bien con tu familia comiendo, desde luego que es lo más grande que hay, me hubiera gustado darme cuenta hace más años, pero bueno...

    Besos!

    ResponderEliminar
  19. De perchero a Chacha ... que nivel xD

    ResponderEliminar
  20. Yo era de convertir en muñecas a los animales de mi abuelo...
    Aquella borrega nunca volvió a ser la misma... Jajajajajajajaja.

    ResponderEliminar
  21. Guapísima, te he dejado un regalito en mi blog, no estoy segura de si tienes costumbre de ponerlos (creo que no mucho, por lo que recuerdo) pero esta vez tenía que tocarte y si no quieres ponerlo, pues tuyo es, haz con él lo que quieras pero con todo el cariño de mi parte.
    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  22. Arwen, soy mayor que los chicos jajajja :D

    Doctora, hombre era un ascenso en toda regla :D jajajjaja pobre la acostumbraste a algo y lo echaba de menos. :D

    Ani, yo vivía en una parcela y no había muchas niñas por allí, así que terminaba jugando con alguna amiguita, con los chicos del barrio e incluso con mis hermanos. Besos.

    María Olivier, envido a las hijas únicas con eso de poder distraeros solas. Jajajjaj oye que lo de hablar con las muñecas es lo normal :D besos.

    Jana, lo admiro no es algo que pudiera hacer ni creo que pueda hacerlo yo ahora…pobre muñeca, le cogiste manía y no había hecho na :D besos

    Towanda, a mi también y nose, pasó algo el otro día que me hizo pensar en cuanto quiero a mis hermanos y sobre todo a mi hermana… supongo que salió por ahí mi idea. Besos.

    Lili, seguro que erais buenas piezas vosotras también ;:D la comida, genial. Cinco conversaciones a la vez… creo que es un don que tenemos las familias numerosas. Besos.

    En las nubes, jajajaj un poco yo creo eh, pero ascendí rápido. A mi me encantaba el tractor de mi padre jajaj. Besos.

    ResponderEliminar
  23. La pequeña Meg, y las que nos quedan. Un beso!

    Rombo, tu fuiste pequeño?

    Nerea, uee que creativa. Me encanta. Mmm si te dijera las peleas con mis hermanos… jajaja pero si, es lo mejor, tener hermanos. Besos.

    Celia, te presto los míos!! Besos.

    Elysa, jugando con espadas de madera mi hermano desplazó la córnea a mi otro hermano. No sé xk no nos dejaron jugar más con ellas :D besos.

    Sergio, fui a verla me hizo mucha ilusión, muchísimas gracias!!! Besos.

    Exter jajajaja ya ves, perchero tía, lo tendré que poner en mi currículum… si las mayores sois unas chungazas. Con saberlo, aunque tardes en saberlo, sirve. Besos!!!

    Kobal, pa que veas… antes había proyección en los curros.

    Chicadelespejo (pava pa las amigas) jajajajaj que borrica has sido siempre :D

    Jana muchísimas graciasssssssssssssssss.

    ResponderEliminar
  24. Tener hermanos tiene que ser una sensación única, por lo que dices en el último párrafo. Te chinches lo que te chiches, siempre estará ahí. Yo desgracidamente no he tenido la seanción =( así que espero no hacérsela perder a mis hijos!!

    ResponderEliminar
  25. A mi lo de ser hermano me llego bastante tarde... Con doce años ya habia pasado la mayor parte de mi infancia como hijo unico, aunke, la verdad, siempre habia amigos de mis padres con hijos, o colegas del cole, o vecinos... Pero ser el hermano mayor mola bastante...
    ;-)

    ResponderEliminar
  26. Por cierto, a mi nunca se me habria ocurrido k mis hermanas hicieran de perchero...
    ;-)

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...