A ver qué encuentras...

lunes, 3 de octubre de 2011

Echo de menos las cartas

He encontrado mi caja de cartas.

Echo de menos las cartas, la magia de abrir el buzón y encontrar una.

Ver mi nombre escrito a mano, a veces con pésima caligrafía, un matasellos de otra ciudad y un sello, que casi están olvidados.

Sostener el folio abultado entre mis manos y abrirlo evitando estropearlo, deseosa de empezar a leer, y un par de folios llenos de palabras.

Un empiece burlón o cariñoso o simplemente cordial, una fecha para no olvidar encabezando la carta. 
Y palabras, muchas palabras, escritas sin premeditación, contándome aventuras, o penas o alegrías o simplemente novedades o incluso la ausencia de ellas. 
Y al final, una despedida que se alarga un poco más, como si de pronto tuviera mucho que decirme pero no le quedase espacio o tiempo y tuviera que terminar a toda prisa con un beso. 

Echo mucho de menos las cartas.


36 comentarios:

  1. Yo también las echo de menos. Estuve carteándome con alguien hasta bien entrados los treinta y era muy emocionante. Tanto escribir las cartas y mandarlas, imaginando qué cara pondría al abrirlas, como esperar la respuesta. Todos los días miraba el buzón. Y llegó un momento en que él dejó de escribir. NO tenía tiempo, decía, ya te mandaré un e-mail. Y se perdió la magia. Lo cierto es que ya apenas nos comunicamos, ni siquiera por e-mail, aunque seguimos siendo n¡buenos amigos.

    ResponderEliminar
  2. No me extraña. A mi a veces también me pasa. Yo también tengo un montón de cartas guardadas en un cajón! A ver si las saco un día y os cuento cositas!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. También me pasa, y sigo guardandolas, mira me voy a leerlas...

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Uy, Ana, ¡qué tiempos! de hormigueos, de ilusión, de espera y desespera, y la carta que recibías estaba dirigida con toda seguridad a ti, no era reenviada de segunda o enésima mano, salvo alguna publicidad, eran personales y había que ponerlas a buen recaudo. Luego empezaron a escribir los bancos y fueron los últimos en dejar de hacerlo.
    Eso, ¿quién escribe aún en un banco -sentado en él o sobre él-? ahora todo son fotos para el feisbuk, el tuenti y demás, pero letras...pocas.

    Bonito recuerdo, gracias.
    Un saludo.

    Loly

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que si... que es algo que estamos perdiendo gracias a las nuevas tecnologías, más rápidas pero mas impersonales...

    Me he puesto melancólica leyendo tu post :-P
    De pequeña solía cartearme con mucha gente, amigos del verano, amigos del campamento... etc... y era una gran ilusión recibir una carta!... eran como tesoros.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Dame tu direcc que te escribo, yo también las echo de menos!!!

    Qué de alegrías te llevabas cuando abrías el buzón y ...tachán...allí estaba y además venía decorada por fuera con rotulador jajaja aayyy qué recuerdos!!! Tantas tecnologías ahora...

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo la suerte de conocer a gente que aún no se entanga las nuevas tecnologías y me mantiene viva en el mundo del mensajeo en papel.
    Yo aún me decanto por esa opción en bastantes ocasiones así que llámame tradicional o clásica, pero me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo echo muchisimo de menos escribir cartas ,poder plasmar sobre papel mis sentimientos,pensamientos y anecdotas y encontrarme en el buzon con cartas de esa persona y leer también los suyos.Estuve escribiendome con una chica asi años pero se acabo ahora solo mantenemos elcontacto via facebook.Reconozco que no es lo mismo me haria muchisima ilusión poder hacer alguna amiga x carta.agradeceria mucho que medierais alguna dirección.Chica del espejo ¿que edad tienes??

      Eliminar
  8. ¡Yo tb tengo una caja de cartas!:D
    En el futuro, ¿qué serán? ¿capturas de pantalla del facebook?

    ResponderEliminar
  9. Yo también, y tengo amigas que viven en otras ciudades y entonces a veces nos mandamos algún detalle, porque coincidimos en eso, y por supuesto, en navidad sigo mandando felicitaciones personalizadas e individualizadas :-)

    ResponderEliminar
  10. YO aun conservo mi pequeña colección de cartas, de primos, primas, amigas, amigas, amigas... la verdad es que las cartas alegraban mucho los veranos entre curso y curso. xD

    Ahora hay e-mails, pero bah, non é o mesmo! jeje

    ResponderEliminar
  11. Hace entre diez y quince años me carteaba con los amigos de Barcelona y reconozco que era toda una ilusión encontrarte una carta en el buzón :P
    Aún las conservo como recuerdos de aquellos tiempos ^O^

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Y yo.. y yo también las echo de menos...

    ResponderEliminar
  13. Es lo que tiene la tecnología. Hay cosas que poco a poco se van perdiendo.

    ResponderEliminar
  14. Jo, es de las cosas que más echo de menos, la verdad. Cuando era pequeña le pedía dinero a mi madre para ir a comprar aquéllas con dibujitos y perfumadas y me carteaba con mis primas. Recibí cartas de un exnovio también, que me mandaba los sellos para que no me gastara dinero, de algún profesor que tuve en el instituto que tuvo muy mala suerte en su vida (qué será de él?), de algún anónimo enamorado o de mis amigas y mi chico cuando se fueron a estudiar a la capi y yo me quedé en el pueblo. Hoy sólo encuentro en el buzón facturas y publicidad.

    Me ha encantado esta entrada, qué recuerdos!! Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  15. También hecho de menos las cartas; ahora, todas las que me llegan son del banco, universidad, etc. Se ha perdido todo el ritual, la emoción de abrirla, la caligrafía, el "hecho a mano"...

    Un abrazo!

    Ehse

    ResponderEliminar
  16. ¿A tí no te escriben?... yo tengo mogollón del banco.

    ResponderEliminar
  17. Joer, es verdad, ya no me acordaba!
    Y a veces traían hasta fotos!
    Qué pena...

    ResponderEliminar
  18. Joer, es verdad, ya no me acordaba!
    Y a veces traían hasta fotos!
    Qué pena...

    ResponderEliminar
  19. Princesa Ono, uoooo yo mandé la última carta este año. Y a juzgar por lo que comentan gustó, aunque no llegué a recibir la réplica. El mail no es lo mismo… Besos.

    Sra. T., yo tengo muchísimas y casi todas de la misma persona. Anoche me quedé dormida leyendo algunas. Besos.

    Elysa, jajajja es un vicio releerlas eh.

    Loly, tú por mi casa, me sonrojas. Cierto una carta personalizada, hace poco mi amigo y yo dijimos que deberíamos volver a mandarnos las cartas… es lo suyo, ¿no? Tal vez me anime, porque ahora con el Whatsaap hasta hemos perdido el ritmo del mail. No puede ser. Besos.

    Onara, yo me puse melancólica viendo las cartas… yo tengo un sinfín y lo triste es que perdí un montón de ellas. Besos.

    En las nubes, siiiiiiiiiiii jajajajjaja ya nos veo las cartas llenas de dibujitos jajajajja la verdad es que no me importaría nada mandarme cartas contigo, así que si te animas…XD besos!!

    Chica jo, que envidia pava, yo escribí una pero… no tuvo respuesta :d al menos por carta. Me encantan, todos los años recibo postales de mi amiga Mary, y siempre me gustaron aunque mira que en una postal pone entre poco y nada… En fin besos pequeña.

    Utopía, a ver si cruzamos alguna!! Calla calla que mal futuro nos espera…

    Pequeñameg, yo hace tiempo que no escribo cartas ni me escriben, hay que retomarlo!. Besoss.

    Bite, jajajajja amigas amigas…. Yo también! De hecho encontré cartas de gente que aún no sé quiénes son!! Besos!!

    Ani, yo desde los 10, y las cartas no las conservas?

    Rombo, vamos a cartearnos :d

    Kobal, jo, pero es una pena perderlas, porque a todos nos gustan, pero somos unos perracos.

    Sandra, yo tengo muchísimas, de España de fuera, amigos, conocidos, desconocidos, familia, etc.. un montón de ellas las perdí en un traslado. Jo :D besos gordotes nena.

    Ehse, a mi también jo, y eso que del banco cada vez llegan menos, no puede ser. Na, a ti también te escribiré. Besos.

    Sergio, el banco ya me manda sms, es de un moderno…

    Peritoni, jajajajja siiii fotos de esas escritas por detrás jajajajajja que luego guardabas en la cartera,.. qué cosas.

    ResponderEliminar
  20. Yo tengo cientos de cartas viejas guardadas... Me encantaba recibir cartas de mis amigos del internado en verano... Y vacaciones! Llegar corriendo a casa y preguntarle a mi padre si había recogido el correo y... Premio! Otra carta!! Nervios por saber de quien... Que pondría...! Ay, yo también las echo de menos!

    ResponderEliminar
  21. A mí me mandan muchas cartas lo del banco, ultimamente andan muy interesados en que les compre un piso... no sé cómo esperan que lo pague viendo el dinero que tengo en la cuenta, pero oye, es bonito recibir cartas ;P

    ResponderEliminar
  22. ¡Me encantan las cartas! Yo también las echo de menos... lo más que hago ahora es enviar postales :(

    ResponderEliminar
  23. Yo le escribí una carta a la que ahora es mi chica, y fíjate, estoy saliendo con ella desde ayer :D así que todavía no han muerto, ¿no? jaja. Besos Anita!

    ResponderEliminar
  24. Yo sigo escribiendo. Y recibiéndolas.
    Sobres verdes, claro.jajaja.

    ResponderEliminar
  25. Que bonito has puesto el blog! Me encanta y es muy tú..., que dirás que casi no te conozco, pero de leerte me parece que sí, que nos conocemos de hace mucho :)
    Aunque si así fuera tendrías cartas mías, seguro, porque mandaba cientos. Me encantaba. Y tengo dos cajas de zapatos llenas con las que recibí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Yo me ponía histérica yendo veinte veces al buzón a ver si me habían contestado mis amigas, o mis primas, y cuando mi novio (hoy ex) estaba en la mili, le escribí cada día durante el tiempo de campamento, era una hora que parecía pasar con él, luego ir a echarla, era como un rito...
    Pero fueron dejando de llegar, el tiempo y las obligaciones... ahora ni siquiera me escriben (aquellas amigas) por e-mail. Algún mensaje al móvil para el cumpleaños y ya está.
    También guardo yo las cartas en cajas de zapatos forradas con papel de regalo.

    ResponderEliminar
  27. Si, escribri cartas es una hermosa costumbre que por desgracia se ha perdido. Ya nadie las escribe, ya nadie las recibe. No hace mucho hable de ello en mi blog. Me parece una gran pena que se haya perdido la costumbre de escribir cartas llenas de palabras, como dices.

    ResponderEliminar
  28. EEEhhh, yo formo parte de ese cajón de cartas!!

    ResponderEliminar
  29. Nikita, pues haz como yo y relee algunas jajajja anoche me reí haciéndolo :D besos.

    Doctora, jajajaj oye al menos no son cartas de morosos :D hay que ser positivas :D A mi me sigue gustando recibirlas aunque ahora sólo me llegue alguna del Iverrochers o como se escriba.

    Key, yo antes lo hacía ahora las doy en mano y sin escribir (nunca entenderé por qué la gente las colecciona).

    Alex oioioioio desde ayer??? Felicidades!!! Me alegro por ti guapo!! Un abrazo!

    Ene, ohhh que mona, ummm lo de verde no lo pillo … ¿me lo explicas?

    Lili, gracias!! Me parece un poco moñas, pero me apetecía más color. A mi me encantas, creo que nuestras cartas serían muy graciosas :d Jo yo perdí un montón… a saber dónde estarán.

    Jana, jajajaja te imagino nerviosilla, ya con el tiempo todo pasa, por eso Nachete y yo estamos pensando volver a escribir, que no puede ser esto!! Besos!!

    Nere, si, tienes razón. Ahora un mail y lo más escueto posible… Besos

    Fieltruky!!! Jajajaj cómo lo sabes!!! Creo que es de las últimas cartas que recibí. TE echo de menos!!!!

    Sandler, Creo que deberíamos hacer un amigo invisible entre los blogueros y mandarnos cartas :D

    ResponderEliminar
  30. Mmm...no te digo yo que no pero creo que hace tanto que no escribo en boli, lápiz o algo similar (la lista de la compra no cuenta) que probablemente mi letra sea una triste gañota de lo que fue...

    pero es una buena propuesta!

    ResponderEliminar
  31. La verdad es k entre mis colegas no habia costumbre de mandar cartas, como mucho alguna postal de vacaciones... Yo las metia entre los libros y de vez en cuando me sale alguna y me sonrio... My god, k tiempos...
    ;-)

    ResponderEliminar
  32. No se si ha salido o no mi comentario... Te decia k entre mis colegas no se daba eso de las cartas, como mucho alguna postal de vacaciones k yo guardaba en los libros, y k de vez en cuando me aparecen y me sonrio... My god, k tiempos...
    ;-)

    ResponderEliminar
  33. ¿Has probado postcrossing? Es una web en la que te registras y recibes postales de todo el mundo, a cambio tu tienes que enviar también. Las direcciones las da al azar. Yo soy usuaria, aunque últimamente no tengo tiempo... Pero me hacía ilusión recibir postales de sitios remotos.

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...