A ver qué encuentras...

miércoles, 26 de octubre de 2011

De cine: El milagro de Ana Sullivan

Estoy aprovechando estos días para ver algo más la tele. Ayer tuve la suerte de pillar (poco empezada) una de las películas que más me llamó la atención en su momento, bueno y en este.

Como he contado en otras ocasiones hice magisterio de Audición y Lenguaje, para quienes no sepan de qué va la especialidad es algo así  como magisterio especial y logopedia. La primera vez que vi la película fue en la universidad. No recuerdo la asignatura, ni si la vi en el aula o en mi casa. Sólo recuerdo cuanto me impactó.

Una familia adinerada tiene una hija sorda, ciega y muda, durante años han permitido a la niña hacer lo que le diera la gana, al verse privada de tales capacidades la niña a menudo grita, patalea y se desorienta, ellos en vez de educarla o ayudarle a aprender se limitaban a alimentarle y darle cobijo. La familia contrata a Ana Sullivan, ésta por unos traumas infantiles acumulados no cesa en su empeño de trabajar la educación de la niña.

Hasta ahí lo que debería ser el resumen, pero la película es excepcional, como (a mi parecer) ocurre con las películas antiguas (Sobre todo en blanco y negro) la imagen vale más que las palabras y con una expresión rígida, unos ojos llamativos y comunicativos son capaces de contar mil y una historia.

La película llama la atención por las hostias que se propinan mutuamente la niña y la maestra, pero si consigues obviar esa parte, es sumamente humana.

Hay una secuencia que destacaría de las demás y es de las primeras que ambas pasan juntas. Durante el desayuno la familia se encuentra en la mesa junto con Ana  sentados mientras la niña se pasea de pie, a tientas cogiendo la comida con la mano y comiendo con ansia, camina al rededor de la mesa, cogiendo comida de todos los platos, desbaratándolos e incluso manchando a los comensales, mientras éstos siguen a lo suyo, al llegar al plato de Ana, recibe un manotazo como respuesta, ésto enfurece a la niña tanto que para obtener lo que quiere empieza una pataleta.
Los padres intentan convencer a Ana de que la deje, pues es la mejor forma de que se calme, y al menos así son capaces de desayunar tranquilamente. Ana horrorizada ante tal  permisividad echa a todos del salón, cerrando con llave para quedarse a solas con la niña.
La escena es maravillosa, sin palabras, ambas se pegan una y otra vez forcejeando, tras mucho tiempo después Ana exhausta sale con la niña y le comenta a la madre que ha conseguido que ésta coma sentada, con cubiertos y hasta doblara la servilleta, se despide de ella para disponerse a descansar, cuando la criada le avisa de que en pocos minutos estará la cena.

Sé que me estoy enrollando un montón, pero la película me parece digna de ello y de más. No sólo se muestra cómo la educa, sino cómo esa niña puede pasar de la absoluta incomunicación a la capacidad de socializarse.

En serio, si tenéis oportunidad, animaos a verla.

Por cierto, acabo de encontrar la secuencia que os contaba.

15 comentarios:

  1. La tendré en cuenta :P
    Por cierto: ¿cómo estás?

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, qué trabajazo! Creo que pronto los educadores tendremos que volver a esto. Hay tanta permisividad y descontrol! No conocía esta peli. Impacta!

    ResponderEliminar
  3. Vaya, me he quedado impresionada. He estado mirando en wikipedia y cuentan que es una historia real, e incluso hay fotos de Anne y Hellen reales. La escena que has puesto sobrecoge, y he visto también otra en la que Anne descubre el significado de agua y lo dice en voz alta y es alucinante. No voy a ver más, que la quiero ver entera.
    Un beso, Ana!

    ResponderEliminar
  4. Pequeña, me voy a yoga (me hace una falta tremenda:). Te he dejado un mensaje en tu entrada del lunes (que he leído hoy!!!!, no entiendo cómo se me ha pasado, de verdad).
    Más besos, y disfruta de la tarde.

    ResponderEliminar
  5. La conocía y precisamente es una escena que recordaba muy bien. Es una actuación increible.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Si hoy una madre -no hablo ya de una educadora- hiciera la cuarta parte de lo que hace Ana para enseñar a comer a la niña, la meterían en la cárcel. Así están las cosas, y por eso tantos críos se portan como ella, aunque no tan vistosamente.
    Recuerdo muy bien esta película, a mi padre le encantaba y la veía con él cada vez que la ponían. Esta escena, la verdad, se me había olvidado completamente, la que sí tengo grabadísima es la del agua, cuando descubre verdaderamente la comunicación; era emocionante hasta las lágrimas. Un pedazo de película de las que deberían ser obligatorias.
    Otra que me encanta, y también tiene mucho que ver con la educación, es Rebelión En Las Aulas 2, de Sidney Poitier. ¿La has visto?
    Muchos besos, y gracias por recordarme la peli, le pediré a mi niña que me la grabe para verla otra vez.

    ResponderEliminar
  7. Ani :d En los comentarios del post anterior lo conté, sorprendentemente bien. Como lo que tengo que comer (que por ahora son purés yogurt, cosillas asi) tengo dolores que con paracetamol se calman, salgo a pasear aunque a veces me mareo por la flojera, pero estoy genial :D

    Ada, no me quedo tanto en el método, que como decía arriba es rudo, sino con la idea, con cómo sobretodo en los niños con necesidades especiales se salta el problema buscando que molesten lo menos posible o que todo sea más fácil para los demás e incluso ellos. Me quedo en cómo con confianza, tenacidad, esfuerzo y trabajo se consiguen las cosas. Me quedo con el beso que le da la niña al final de la película y como dicen por ahí me quedo con cuando la niña termina diciendo agua. Impactan tantas cosas que te animo a verla.

    Lili, Si, iba a contar todo eso, pero joder, me parecía que era extenderme mucho, por eso no suelo hablar de pelis o libros me parecen entradas muy largas. La del agua no la quería contar para desvelar la peli :D pero es otra memorable, como digo al igual que la del beso. Ella estudió en la escuela Perkins, en la peli emplea el método dactilológico pero existen más, esta peli me despertó entre otras cosas el interés sobre los distintos métodos de enseñanza para niños con las características de Hellen. Me alegra que te despertara el gusanillo. Besos!! Ahora echo un vistazo en las entradas, por cierto encontré tu mensaje y el sms de Sandra en mi móvil, creo que en el hospi iba más drogada de lo que pensaba jajajajaja. Besos!

    Elysa, si, es una escena que dice tantísimas cosas en un momento. En general la película es así, pero puf. Una pasada. Besos.

    Jana, ummm podríamos hablar largo y tendido de lo que dices, no creo que sea tan necesiario un cachete como la rotundidad. El problema de las madres/padres es que se os ablanda el corazoncito (como es lógico) os da pena regañar, que las hay extremadamente permisivas. No creo tanto en los azones como en una constante educativa, no el hoy si, mañana no. Creo en la educación y a esta niña como se ve no la educaban, tan solo como un perrillo, cubrian sus necesidades y fin.
    En cuanto a la peli que dices, si, pero si te soy sincera no recuerdo bien toda. Aunque no me impactó tantísimo como esta. Un estilo de ella viene a ser algo así El pequeño salvaje, aunque si se puede elegir, me sigo quedando con ésta. Mil besos!!!!

    ResponderEliminar
  8. Hace muchos años vi la película. No la tenía en mente pero enseguida he recordado esa escena, me impactó muchísimo. Impresionante.

    ResponderEliminar
  9. Joder, no había oído hablar de ella, me la voy a buscar para verla... gracias por compartirla ;)

    ResponderEliminar
  10. Me sonaba el título, pero no la había visto. Ahora mismo la busco para verla.

    Si te digo la verdad, alguna vez he pensado en cuál sería la manera más horrible de vivir en este mundo y siempre pensé que un sordomudo podría apañárselas, un ciego también, pero un ciego sordomudo... Buscaba mil maneras de cómo podría hacerle entender o enseñarle a hacer ciertas cosas. Seguro que esta peli me da pistas, porque era uno de los mayores enigmas que me he planteado.

    He visto el vídeo y he estado a punto de quitarlo porque seguramente yo no hubiera tenido la paciencia para hacerle entrar en razón. Qué difícil tiene que ser eso.

    ¿Has encontrado mi mensaje? Jajaja. Te doy permiso para que subas las fotos y todos vean que ya tengo tus regalitos y están en uso.

    Un besazo enorme preciosa. Espero que esos mareos vayan disminuyendo y los dolores desaparezcan ya mismito.

    ResponderEliminar
  11. despues de esta descripcion tengo que volver a verla fijandome bien en los detalles... mil besitos

    ResponderEliminar
  12. Ya habia oido maravillas de este peli (se ve que hay mas versiones) pero no le he visto. Creo que voy a tener que echarle un ojo. Nunca pense que tendria una escena tan dura como esta. La niña no se porta asi por su discapacidad, sino por que le han permitido hacer lo qe le de la gana. Si fuera una niña sin ningun problema, se portaría igual de mal, pero encima, esta el añadido de su incapacidad para comunicarse, excepto por el tacto. De ahi los roces, golpes y demas, es duro, pero es la unica forma de llegar hasta ella.

    ResponderEliminar
  13. No conocía esa peli... Te veo muy habladora, muy activa, Me gustaaaa. Cuídate mucho.
    Beso.

    ResponderEliminar
  14. Uff nunca la he visto esta peli pero me han dado ganas por lo que has comentao Pepinillo.

    Me la apunto.

    ResponderEliminar
  15. Sergio, yo creo que las películas es como los libros, influyen de una forma u otra en tu vida dependiendo de en qué momento la veas o lo leas. Aún así me impresionó las dos veces :D

    Exter, espero que te guste, y me cuentes qué te ha parecido. Siento no saber hacer críticas de películas, pero es que no se me da bien.

    Sandra, a mi me lo parecía, en clase nos enseñaron distintos métodos para aprender a comunicarse los niños con estas dificultades, si os interesa hago un post sobre ello.
    Siiii he encontrado tu mensaje, tia empiezo a pensar que me veía el móvil drograda o algo jajajaj he encontrado alguna que otra cosa más. Creo que no sé subir la foto de mi móvil al ordena, entre otras cosas porque no tengo ni idea de dónde para el cable.

    Aniña, merece la pena verla y no te quedes en las hostiacas que se dan, que ciertamente impactan pero… hay mucho más debajo.

    Nerea, no sé si hay otras versiones, echaré un vistazo, aunque creo que siempre la primera es la buena. Exacto la escena no sólo refleja que la niña tenga una discapacidad que le haga no saber de dónde vienen las cosas, eso lo clava con la cara. La escena demuestra la actitud de la familia, que es lo que más me marca de todo, no he sacado esa parte porque no la encontré, pero lo que llama la atención es lo que relaté la permisividad de todos ante la actitud de la niña. Lo dicho, merece muuuucho la pena.

    Rombo, sabes que yo no me callo ni debajo del agua. :D Besos!

    Juanjo, cuando tengas una de esas tardes, de ¿qué hago hoy con mi vida? Échale un vistazo, te gustará.

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...