A ver qué encuentras...

martes, 6 de septiembre de 2011

Juegos Prohibidos

Buenas pepinillos!!

Esta vez tiro un poco de hemeroteca (mi memoria), pero es que llevo un par de días cansada del curro y entre que duermo siesta (como si me desmallara) y me levanto tonta (más), no doy para más. Además hoy no sé que había en el ambiente, pero me ha tocado enfadarme más de la cuenta.

Como ya he dicho en algún momento somos 4 hermanos y  vivíamos en el campo (en una casa, no a lo indignada) la falta de niños en el barrio hizo que a pesar de la diferencia de edad (siempre pasaban tres años entre uno  y otro) pasáramos tantas horas jugando juntos (también a pegándonos).

Uno de nuestros juegos preferido era las adopciones. Mi hermana y yo colocábamos con sumo cuidado todos nuestros muñecos y peluches en la cama, y entre ellos sentábamos al Enano, que por aquel entonces sí era enano, de hecho iba sentado en el medio para que no se cayera de la cama. Lo bueno que tenía el Enano es que era capaz de quedarse sentado mucho rato.

Reconstrucción de los hechos.


Mi Bro (así llamaré a mi otro hermano) y yo éramos la pareja y mi hermana, (cómo no) la vendedora (por que más que adoptar los vendíamos). El juego en sí era bastante simple, la pareja entraba buscando un niño con ciertas cualidades: que no llore, que coma bien, que duerma del tirón, en fin todas esas cosas que no hacían algunos niños de la familia. La vendedora le recomendaba las cualidades de cada niño y nosotros adoptábamos uno, nunca era el Enano, porque sino, no tenía gracia.

Minutos después volvíamos con alguna pega a nuestra adquisición y nos llevábamos otro nuevo, así hasta que sólo quedaba el Enano allí sentadito.

Un día nos pilló mi madre.
Nos cayó una gran bronca (casi tanta como la del día que descubrió que llevábamos años mintiendo al Enano en lo de tener un hermano más) y nos prohibió volver a jugar con el Enano por un tiempo y por supuesto volver a jugar a las adopciones.

21 comentarios:

  1. aiba la ostia que de muñecos!!!!!...ay pobrecico el enano, seguro que se le kedaria una carica viendo que nadie lo compraba...

    ResponderEliminar
  2. Pues lo encuentro un juego muy bonito... ¡Menuda peazo de cabr---, con el enano!.
    Besos, reina.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, cuánta paciencia la del Enano!
    Y vaya hermanos vosotros, jajaja..
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Vaya hermanos se ha buscado el enano, pero es lo que tiene ser el pequeño y anda que al pobrecito vaya como lo teníais con el otro hermano Andrés, o sea que tenias un hermano imaginario, pues yo un fantasma imaginario ¡hala!

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. jajajajaja... yo al ser hija única, mi panorama era bastante aburrido, lo que hacía con mis muñecas es jugar a los colegios, por supuesto para mi era el papel se señorita, y a las otras las sentaba con un papel delante y les ponía cuentas y dictados...
    que triste por Dios, jajajajajaja... vuestro juego era muchísimo más animado!!!

    un besito

    ResponderEliminar
  6. paz y ciencia la del pequeñajo!! :)
    me has puesto una gran sonrisa, Ana!!! mil bsss!

    ResponderEliminar
  7. Hostia, Pepinillo... Al Enano le voy a poner una calle...
    ;-)

    ResponderEliminar
  8. jajajaja pobre enano y que gran imaginación la vuestra para los juegos....en aquella época, ser adoptado era como una A escarlata en el pecho, eras un paria! y vosotros, jugando a adopciones.....creo que ahí se forjaron los programas estilo "sé lo que hicísteis" "tonterías las justas" y demás...deberíais patentar la idea de reíros de los problemas de ese modo y forraros

    ResponderEliminar
  9. Vaya juegos y vaya imaginación, tú madre debió de flipar cuando os vio ¿no? y el pobre enano, qué obediente, sentadito y sin rechistar.
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Teneis que reconocer que el juego se las traía ...

    ResponderEliminar
  11. Yo era más de montar juguetes cuando jugaba con mi hermano y hacía de maestra cuando jugaba con mi hermana. Nunca se me ocurrió jugar a las adopciones a la carta, jajaja.

    Con mi hermano me sentaba en el suelo para jugar a los plamobil esos y, cuando ya lo habíamos colocado todo, me levantaba y me largaba porque me había aburrido. El pobre no sé cómo me aguantaba.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  12. xDDD

    Probe guaje..... jijiji Lo colocáis como a un muñeco (nunca mejor dicho) entre muñecos y lo dejáis pal final.... anda que ya os vale !!! xDDDD

    Muy divertida la entrada.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Desde entonces cada vez que oye la palabra "adopción" entra en estado de shock ;)

    ResponderEliminar
  14. Anda que no lo habéis difrutado con el Enano, pobret! jajajajajaja

    ResponderEliminar
  15. Jejejejejjeej,que bueno!!
    Lo que nos tienen que aguantar los hermanos pequeños, eh? ejejejejeje. Pobriños!

    besotes

    ResponderEliminar
  16. Madre mía qué bien os lo pasabáis!! Y un juego bien original! Ya sé de donde han sacado la frase de "...cuando te compramos/nos regalaron en El Corte Inglés" xD. Aunque igual fue en casa de Pepinillos jajaj.

    Yo soy hijo único así que me conformaba con cantarle a un micrófono todas las canciones que me enseñaban en el cole e imaginarme una clase de colegio a la que yo les hablaba, les ponía notas, exámenes...Jajajaj Como para pensar que estaba loco perdido.

    unbesooo

    ResponderEliminar
  17. Cuanta crueldad con vuestro pobre hermanito... ponerle la ilusion delante de los ojos, y no adoptarle nunca, ja ja ja. Que juegos que os inventabais... aunque todo hemos hecho esas cosas de peques, inventar juegos raros y eso.

    ResponderEliminar
  18. yo me montaba unas películas jugando con mi hermana a los pin y pon gloriosas, también.

    ResponderEliminar
  19. Me has traído a la mente a dos hermanos mellizos (niño y niña), madrileños ellos, que conocí desde pequeño. Ellos jugaban a juegos aún más prohibidos: dicho bastamente, él se la metía a ella. Eran pequeños y lo verían como una travesura. El caso es que una vez me hicieron jugar (yo era uno o dos años menor que ellos, así que ellos llevaba el cotarro) y apareció mi madre en escena. Me prohibió jugar con ellos XD Yo ni siquiera sabía qué le había asustado tanto. En fin, menuda historia... que quede entre nosotros.

    Ups.

    ResponderEliminar
  20. Arwen, jajajja la verdad es que ni me acuerdo de su cara y a él le gustaba jugar también a las adopciones.

    Towanda, jajajaja cabronas? Nooo, eramos buenos. Besos.

    Ene, jajaj así la ha desarrollado ahora… besos

    Elysa, jajaja lo de Andrés no sé como pudo perdonárnoslo. Besos.

    María Oliver, yo también jugaba a las profes… mira como acabé :D besos.

    Nomepises, me encanta saber que sonreís al pasar por aquí. Besos.

    Olivier, jajajaj tu frase más repetida es… Hostia Pepinillos. Besos.

    Maripili, mmm tal vez sí seamos unos cabrones, en casa siempre nos peleábamos por ser cada uno de nosotros el adoptado de la familia, se ve que nos va la marcha… Besos Marichoho. Jajajaj

    ResponderEliminar
  21. Nuri, jajaja creo que flipó porque el castigo fue duro :D

    Kobal, jajajaja bueno, era un juego más como otro…

    Sandri creo que voy a hacer más entregas de mis juegos jajjajaja a veces alguno era algo peculiar ;D besosss (pd. Yo enseñé al enano las vocales y alguna letrilla cuando él tenía tres años )

    Randall, jajaja joe es que si le adoptábamos el primero y luego le cambiábamos sí que era cruel!!! Besos.

    Doctora, jajajajja qué va, nos pegamos por ser todos los adoptados!!

    Peritoni, jajajajja y él con nosotros!!

    Sra T. podría hacerse un blog entero el enano. Bss

    Mdoc, podría ser… por nuestras manos pasaron muchooos niños jajaja. Yo siempre quise un micrófono!

    Nerea, está claro, de peques tenemos cada idea…

    Raúl, ummm nunca tuve pin y pon… con lo que molaban!!!

    Sonámbulo!!! Madre mía!! Mis juegos eran decentes!! Puf…

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...