A ver qué encuentras...

jueves, 22 de septiembre de 2011

El Niño Cebolleta.




25 comentarios:

  1. Pitt Tristán dijo...
    Yo conocía a su abuelo. Por cierto anoche, sin darme cuenta, me comí al niño cebolleta, con tomate y olivas negras. Lo siento.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, y las ilustraciones me encantan.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho. Lástima que te lo comieras y no podamos tener más historias del Niño Cebolleta.

    Me ha recordado muchísimo a La Mecánica del Corazón.

    Besooooooooootes.

    ResponderEliminar
  4. Pit, sale como si lo pusiera yo, porque tuve que quitar la otra entrada que no estaba bien editada. :D pobre cebolleta.

    Mientras, muchas gracias a mi también me gustaron de hecho de ahí salió la idea del relato.

    Ene, jajajaj se la comió pitt. A mi también me lo recuerda y es curioso, porque esto estaba escrito desde julio del 2009 (lo tenía por el blog) mal escrito de modo que lo he reescrito (Sin cambiar la historia) y el libro me lo regalaron para mi último cumpleaños (en diciembre)

    ResponderEliminar
  5. Ah, jajaja.

    ¡Qué curioso, Ana, lo de que estuviera ya escrito!

    Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Pepinillo, que preciosa historia! Y que bueno sería que alguien se llevara nuestro corazón para curarlo y nos lo devolviera sano y lleno de nuevas esperanzas.
    Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  7. Ana, me ha gustado mucho, es precioso, y tierno y esperanzador.
    ¿Tienes más? Si tienes, publícalos, por favor, que los vayamos leyendo.
    Muchos besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  8. Muy bonita historia Pepinillo y las imagenes molan parecen de pesadilla antes de navidad dibuja en plan comic.

    A todos nos gusta encontrar ese corazón, yo creo q ya lo he encontrado por suerte :).

    Un abrizo!

    ResponderEliminar
  9. oh! qué preciosidad! cuando he leído que le llamaban cebolleta por el tamaño de su... ya me imaginaba alguna pornografidad, pero no, es una historia preciosa. un punto "melancólica muerte de chico ostra", también le veo yo. bien escrito!

    ResponderEliminar
  10. Oh, que cuento tan bonito. Al final, el Niño Cebolleta encontro un buen amigo con quien compartir su corazon. Ha sido un relato precioso, y las imagenes muy apropiadas.

    ResponderEliminar
  11. Hala !!!
    Que chuli te ha quedado Ana. Mola esto de desaparecer una semana y al volver leer cosas bonitas y curradas.

    Saludos y besitos.

    Pd: Espero que tes bien, porque como hace que no me pasaba....

    ResponderEliminar
  12. Mira que yo odio las cebolletas, pero te quedó muy tierno ;)

    ResponderEliminar
  13. Una historia preciosa... A partir de ahora miraré de otra forma a las cebollas...
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Cuando he empezado a leer y he visto lo del nombre: Cebolleta he pensado ¡ay, ay! con qué me va a salir esta Pepinillo, pero no se ha portado bien con una historia bonita y tierna.

    No volveré a pensar mal...

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Jo, he llegado tan tarde que ya no queda nada bonito que decir, así en plan original, pero me ha gustado mucho :)

    ResponderEliminar
  16. Ana!!, me encanta la historia, y me encanta tu blog!!, me quedo por aqui...

    Voy a leer más cositas de tu blog....jejej

    un beso!

    ResponderEliminar
  17. Sii Ene, pero se da un aire, tampoco es que se parezca tanto. :D además la idea de que el corazón vuela salió por la foto. Besos.

    Lili, sería la caña, supongo que en vez de eso tenemos quien nos cuide sin necesidad de sacarnos el corazón. Besos y gracias!!

    Jana, es que en el fondo soy una tiernilla!! Mmm creo que ya están todos publicados y que últimamente no tengo ideas para escribir.  Besos!

    Juanjo, sii las imágenes me encantan. Jaja el corazón no tiene por qué ser de una pareja eh, yo tengo quien me lo cuide y no es una pareja. Abrizos y bisos para ti.

    Raúl, uis gracias nunca me habían llamado preciosidad jajajajaj desde luego que mal pensáis de mi!!! El niño cebolleta porque tiene una cabeza cebolla que no puede con ella. Umm tendré que leerme el libro. Gracias!

    Nerea, muchas gracias! Muchas gracias jo. Un besoo

    ResponderEliminar
  18. Randall, pero estás bien ¿¿no??? Desaparecer no mola! Jajaja muchas graciasss por tus piropazos. Un abrazo fuertote.
    Ah, en tu ausencia creo que tengo anginas y se retrasa un poco la operación…me he levantado raruna raruna.

    Doctora, jajajaj están buenas en vinagre. (como los pepinillos jaja) muchas gracias!!

    Elvis, jajajjaja te imagino mirándolas con ternura y me parto! besos.

    Elysa, jajajajajjaja desde luego qué mal pensáis todos de mi!! Eso eso, que soy una buena chica. Muchas gracias. Besos.

    Exter, lo que tu dices también me parece muy bonito, gracias!

    Enlasnubes, el tim me tira… qué le vamos a hacer… Besos

    Merluca, gracias! Y Gracias! Quédate cuanto quieras, bienvenida!!! Un beso

    ResponderEliminar
  19. Ooooh, me encanta!, sobre todo ese final tan gay...

    ;-))

    ResponderEliminar
  20. Vaya giro, vaya cambio de registro. Muy bonito, toda una sorpresa.

    ResponderEliminar
  21. Muy bonita, chica. Ves cómo sí? Ves cómo sí, te salen cosas buenas. Ponte a ello...

    ResponderEliminar
  22. Peritoni jajajajja que cabrón, no es un final gay :D

    Sergio, bueno, a veces tengo que colgaros cosas distintas que sino os perdéis con tanto culo de la Scarlet.

    Pava, sigo sin tenerlo, esto llevaba escrito más de un año y algo, sólamente lo he mejorado (que vaya tela como estaba) así que ... no, sigo sin musa.

    ResponderEliminar
  23. Bonito cuento!Muy entrañable el niño Cebolleta.Tienes estilo escribiendo, dale caña!

    La entrada anterior, la de los culos, muy divertida.
    Salud!

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias Elektro Txail, nunca me habían dicho lo del estilo, gracias.

    Un saludete

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...