A ver qué encuentras...

martes, 23 de agosto de 2011

Tú.

Tú.
Tú y tus reglas, tus putas reglas.
Tú y tus límites, siempre los pones tú.
Tú y tus ideas. Me dices que aprecias las mías, que te importan, me dices mil cosas que crees  que me encanta oír, pero ¿sabes? No quiero oírlas, quiero sentirlas.
Tú y tus miedos. ¿Qué hay de los míos?
Tú y tú. ¿Qué hay de mí? ¿Qué hay de lo que pienso?
Tú.
¿Sabes? Pronto seré yo, yo sin ti. Tú te agobiarás,  tú querrás saber de mí, tú sentirás exactamente lo que yo siento.
Y lo peor es que seguirás siendo tú y dará igual lo que sienta yo.
Tristemente tú y yo no seremos más que Tú y Yo,
Me quedo conmigo.


16 comentarios:

  1. No sé si se trata de un relato o de una vivencia tuya, el caso es que cuando hay decisiones que cuesta tomarlas pero que a medio plazo nos benefician.
    Besotesssssss

    ResponderEliminar
  2. El problema es que hay gente que no sabe ser nosotros. Que les den. No pierdas el tiempo.

    1besico!

    ResponderEliminar
  3. Qué importante es escuchar y qué poco se practica!

    ResponderEliminar
  4. la convivencia, que difícil pero qué necesaria a la vez...no imagino un mundo de gente solitaria sin comunicación alguna.

    A. Sandler

    ResponderEliminar
  5. Para estas cosas suele ir bien la corbata colombiana. Si no la conoces consiste básicamente en rajarle la garganta a ese tú que no sabe ser nosotros y sacarle la lengua a través de la incisión. Despues se muere, claro, pero oye si no sabe aguantar una broma que se vaya del pueblo, que decía el otro. Pero sí, las reglas son siempre puñeteras, lo mejor es hacer y dejar hacer.

    ResponderEliminar
  6. Las cosas hay que decirlas asi, alto y claro como tu lo haces, aunque sean cosas que otro alguien no quiere escuchar de ti...

    ResponderEliminar
  7. A ti te pasa lo mismo que a mí. Siempre los demás primero y luego nosotras. Creo que, de vez en cuando, deberíamos ser más "Yo" para que los demás sepan que no vamos a estar siempre para ellos si no demuestran que será recíproco (los llamados "tú").

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Yo que tú, empezaría anteponiendo tu "YO" a todos los "TÚ"...
    Tú eres tu mejor amiga.
    Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  9. Di que si, que los blogs están para que nos podamos desahogar cuando y como nos de la gana!!!

    es una situación complicada lo que cuentas... porque lo he vivido... pero bueno, ahí está nuestro poder de reacción para poder hacernos valer, y para demostrar que antes de un "TÚ", hay un "YO".

    Vales mucho.... así que ya sabes, a veces tenemos que pensar en eso de "YO, YO y YO"

    Besicos

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno Pepinillo, hay mucha gente así que sólo piensa en sí misma por mucho que digan que no o que escuchan o les importan tus problemas.

    Un saludo, Juanjo.

    ResponderEliminar
  11. Bueno, Pepi, esperemos que tu interlocutor lea el blog, porque sino no se va a enterar de un pimiento (o de un pepinillo).

    Saludos, monada.

    ResponderEliminar
  12. Desde luego, sois más rápidos que yo, la escribí en un arrebato y pensé escribir otra esta mañana para "taparla" culpa mía. Como siempre.

    un beso a todos.

    ResponderEliminar
  13. Aunque fuera un arrebato, te ha salido un relato muy bonito.

    ResponderEliminar
  14. No te cortes, chica. Los arrebatos también vienen bien para quedarse a gusto.

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Tienes toda la razon... Y se k sabes k te la daria...
    ;-)

    ResponderEliminar
  16. Curioso, lo que he escrito hoy sin haberte leído antes va de los mismo: hay quienes se aman tanto a si mismos que lo ahogan todo a su alrededor.

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...