A ver qué encuentras...

martes, 23 de agosto de 2011

A torpe no me gana nadie.


A torpe no me gana nadie, de pequeña era capaz de caerme con las rayas del suelo. Sí, pensaréis que había algún tipo de elevación entre una baldosa y otra, pero no. Me comía el suelo sin más. Tanto era así, que mi madre decidió apuntarme a ballet, el cual debo confesar mejoró mucho mi equilibrio. Pero no del todo.

Hace un par de años, salí de una agencia de contrato temporal, en las manos llevaba mi currículum, y un montón de papeles típicos de esas empresas, que si el curso de prevención… (ese que no das, más bien te pasan una plantilla con las soluciones y listo), que si un folleto  para ver que mona es la empresa y cuanta solvencia tiene (aunque a ti te paguen una mierda), en fin que iba yo por plena Plaza Castilla, cruzando esta gran rotonda...

Por ahí cruzaba yo


Cuando sin darme cuenta me veo de boca en el suelo, sí, cual grande soy yo, cada papel por un lado, yo tumbada, (la hostia fue chica) y el paso de cebra lleeeeeeeno de gente, en un segundo me dí cuenta de el por qué de mi leche, estaban en obras y ni lo había visto.
Creo que es una de las veces que más vergüenza he pasado, por ese paso de peatones sólo iba yo con un montón de tíos buenos trajeados que no dudaron en correr (si, correr, literal) a ayudarme, me pusieron en pie en un pispas mientras otros recogían los papeles del suelo y casi me los ordenaban alfabéticamente.  Yo no pude más que dar las gracias, agachar la cabeza, sacudirme la ropa y salir de allí más roja que la hija de la Esteban.

Porque otra cosa no, pero está claro que a mi, a torpe no me gana nadie.


22 comentarios:

  1. jajajajaja, vaya cuadro!!!! Lo peor es lo de los maromos, porque si todavía te recogen 4 abuelos...pero joder...xD

    Yo una vez casi me rajo el culo, al que iba delante se le cayó una bolsa con una botella de aceite de cristal, yo pisé y zas, resbalé que no veas, pero el que venía justo detrás tuvo reflejos y me cogió de los sobacos antes de que esclafara el culo...menos mal...aún así, dije gracias mirando al suelo y salí de allí a toda hostia! jajaj

    1besico!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, mejor en la calle que en la agencia. Da muy mala impresión ir a pedir trabajo y caerse de boca ante el entrevistador ;)

    ResponderEliminar
  3. jajaja yo también soy muy torpe....me tropiezo hasta con las sombras!!!

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que no te hiciste daño.
    Aunque la vergüenza del momento no te la discuto. A mí también me pasó una situación parecida y también me puse más colorado que un tomate.

    Un saludo y un besito.

    ResponderEliminar
  5. es porque arrastras los pies...

    un compañero de tortazos.

    A.Sandler

    ResponderEliminar
  6. Y quien no se ha dado alguna vez una hostia tonta!! jur jur Lo de Plaza Castilla fue hace tiempo?Yo ayudé a un pibón que se cayó, pero no te hagas ilusiones, yo no era ninguno de esos tios buenos trajeados!! jur jur
    Me quedo por aquí a cotillearte, Ana Pepinillos!! ;)

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Ya te digo Fiona, unas marujas, unos abuelillos, hasta unos quinceañeros, pero no aquellos maromazos, aiissss. Pues yo creo que pillé tan desprevenidos a los de atrás como a mi misma. Besoss!

    Doc, jajajajaj toda la razón del mundo, que si fuera de rodillas… aún se podría sacar algo.

    Maripi, me da que tu y yo nunca pasearemos de la mano!

    Randall, picó, si que me hice daño, no te creas jajaja. Que de torpes por el mundo… beso con achuchón (que ya te toca)

    Salder… tenemos que hablar de tu anonimato, está guay que vayas de anónimo, pero no sé por qué algo te termina delatando siempre :P cada vez los arrastro menos

    Gybby, pues dos años o más, creo que más, estaba aún estudiando y fue un año que tenia además un par de curros, así que si, hace más. Pibón? No era yo, de pibón no tengo ni la P. ¿salvasvidas? Cuanto cobras por salir conmigo a la calle??
    Quédate que ahora saco un tintillo de verano. (Entre tú y yo, te he cotilleado más de una vez el blog, pero no sé si tengo futuro con un guitarrista de country :P ) Besos

    ¿Para cuando la quedada de torpes? Podemos ir a un parque infantil lleno de camas hinchadas y bolas!

    ResponderEliminar
  8. Jajaja, amiga mía te leo y me veo reflejado, a lo que añado que alguna componente genética debe tener pues mi hijo, ahora por suerte algo menos, era capaz de abrirse la cabeza cada dos días en 1 m2 diáfano. De cualquier forma, te gano... A ver si superas esto:
    http://superehore.blogspot.com/2011/06/nacido-para-correr.html
    :)

    ResponderEliminar
  9. oh vaya, juraría que hice una entrada sobre una hostiaza que me dí en un bar, la buscaré y sino, prometo ponerla. Me reí casi tanto como el otro día cuando casi muero ahogada

    ResponderEliminar
  10. Ana, de tanto que me gusta tu nombre y tu sitio, me tienes a tu servicio gratuitamente cuaando quieras!! ;)
    Y claro que tendrías futuro!! Piensalo, viajes...ropa cara....incluso te dedicaría una canción, (ó dos) jur jur
    Gracias por el tintillo, que rico, tan fresquito!! XDD

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  11. Jejeje, parece que no tienes ninguna duda, pero quién sabe, seguro que hay alguien más torpe o quizás igual de torpe que tú y ahora mismo estoy pensando en una vecina mía que se pasa el día tropezando y en muchas ocasiones termina en el suelo con las rodillas sangrando y entonces corre a un centro de salud a que le pongan la antitetánica.
    Besossssssss

    ResponderEliminar
  12. Si te sirve de consuelo yo me choqué con una farola con mi profesor de matemáticas al lado xD
    Por lo menos a ti te ayudaron hombres trajeados ;)

    ResponderEliminar
  13. Tendrías que escribir una novela. Cuando describes algo parece que el lector esté asomado a una ventana, viendo lo que ocurre.

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja, ¡unete al club! entre "bicho" y torpe que soy he reunido unas cuantas cicatrices.

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. jajaja Madre mía CUIDADIIIIIIIIIIIN!!!

    ResponderEliminar
  16. Al menos te socorrieron tíos buenos trajeados, cosa que no suele pasar muy a menudo ^o^

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Gybby, uooo algo gratis, eso no me lo pierdo!! Me has conquistado con lo de la canción, quiero una!!! Tiene que querdar superchula… ana pepinillo… uououooo te quiero un cachillo… uouo :D un besoo!!

    Nuria, joe pobre vecina tuya, fijo que es de mi mismo grupo sanguineo o algo :D besos.

    Utopía, jajajajja pobrecita mía. Un beso.

    Pitt, mucho me quieres por lo que veo. Me sonrojas!!! Y te vuelves a ganar el beso.

    Elysa, jajajaja nada lo que yo digo, quedada de torpes :D besos.

    En las nubes, jajajaj ya te digo!!

    Ani, eso si, más majos que las pesetas aunque no me paré mucho a verlos.

    ResponderEliminar
  18. Buenas Ana, esta es mi primera incursión en tu blog, y para comenzar "con buen pie" me gustaría quitar peso a tu pequeño tropiezo contándote uno que tuve en Alicante, currando de camarero:
    Resulta que para cargar las cámaras del hotel donde estuve trabajando "de joven" había que subir las bebidas en un ascensor de servicio,se me ocurrió batir el récord guinnes de cajas de botellines de cerveza apiladas, pero la base no la aseguré bien...
    ¿Has visto "El Resplandor", cuando se inundan las habitaciones del hotel con sangre?
    ¡Pues imagínatelo con cerveza,jajaja!

    ResponderEliminar
  19. Uo, un letrinero aquí, me impone (muchísimo) que me leais, en letrinas intentaba sacar mi parte más seria, pero aquí... en fin, me impone.
    Jajaja una pena que no hubiera vídeos de aquello.

    Me alegro mucho de tenerte por aquí,un beso.

    ResponderEliminar
  20. Jo, pues debio ser una buena torta. Pero no te preocupes, que yo tambien tengo mis torpezas y de esas me he llevado alguna que otra. Y encima, en Plaza Castilla siempre estan de obras, hija, no se como lo hacen. Ademas, si te ayudaron tios buenos trajeados, tampoco hay queja, ¿no?

    ResponderEliminar
  21. Ja, ja, yo una vez bajando del autobús, me quedé enganchada con la suela del zapato y caí de arriba de la escalera en plancha hacia la acera. Pero a mi no me ayudó nadie...todos hemos tenido algún tropezón vergonzoso, tu tranquila :)

    ResponderEliminar
  22. Lo importante no es caerse..., lo importante es caer con estilo...
    Besos.

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...