A ver qué encuentras...

miércoles, 8 de junio de 2011

Encuesta.

Hoy toca entrada encuesta, y es que llevo unos díitas dándole vueltas a una cosa. ¿Voy o no voy a la boda de Anaximandra? (nombre ficticio dónde los haya)


Os pongo al día, Anaximandra (qué filosófico es el nombre, madre) y yo éramos amigas hace años, en el instituto, a los pocos años se echó novio y no hace mucho se fue a vivir con él, desde entonces no salimos juntas, creo que en unos 5 años nos hemos podido ver unas 5 veces. El grupo de amigas se disolvió y eso unido a las vidas de cada una hace que no nos veamos (vale a la pereza también).

Hace un año Anaximandra me dice que se casa, yo emocionada por el acontecimiento (primera amiga que se casa) le digo que iré y que además aprovecho el carísimo vestido de la boda de mi hermana (fue el año pasado e iba monísima de la muerte).

Por otro lado tenemos a Embrosia, ella y yo éramos amigas de Anaximandra y todas monísimas y felices pertenecíamos al mismo grupo hasta que se disolvió (es lo que pasa por meter a tus amigas en coca-cola). Embrosia se vio poseída por el espíritu de la Bruja Lola y Paco Humbral  a la vez, y mientras la cabeza le giraba y vomitaba papilla me dijo cositas feas para que dejáramos de ser amigas. Yo, más triste que el perrito del anuncio, le hice caso y dejé de ser su amiga.


 Dos años después Embrosia cegada por la luz insiste para retomar nuestra amistad, yo sutilmente y con mi SonrisaDeclinatoriaDeInvitacionesExtrañas (esa que uso para no coger caramelos ajenos, para no montarme en coches con señores desconocidos y para no contestar NO rotundamente) hago oídos sordos a su petición.

Anaximandra ha tenido la genial idea de sólo invitarnos a nosotras de todo el ex-grupo de amigas, a Embrosia y a mi. Yo no conozco a nadie más de su boda, sé que están unas amigas suyas que he debido de ver una o dos veces y van todas con sus novios (que no conozco). Evidentemente en la mesa iremos Embrosia y yo.

Mi duda y encuesta es: ¿Voy a la boda de Anaximandra? factores que influyen para la respuesta:

- Embrosia me pedirá insistentemente ser uña y carne.

- No conoceré a nadie en la boda y aunque tengo tendencia a hablar con los jarrones, no me veo entablando conversación con primos lejanos.


- Termino el curro este mes, ni que decir que mi sueldo no llega ni de lejos a 300 euros y de extras podría raspar tan solo 100 para cubrir el regalo. (Lo que significa quedarme a cero prácticamente).

- Le dije a Anaximandra que no iría a la boda por: La operación, las opos, y la pasta. Me contestó que la pasta no era necesaria y que si las otras dos cosas lo permitían estaba deseando verme allí.

- Quiero ver a Anaximandra de novia.

- Se casa por lo civil en el mismo salón de bodas.

Espero vuestras respuestas :D

23 comentarios:

  1. por experiencias propias y ajenas te planteo las siguiente balanza, contesta Sí o No, y haz lo que que gane... o lo que realmente desees.

    1) ¿quieres ir a esa boda?
    2) ¿te hace ilusión esa boda?
    3) ¿realmente le hace ilusión a esa persona que tu asistas a esa boda?
    4) ¿realmente es importante para esa persona que tu asistas a esa boda?
    5) ¿quedaría muy mal que asistieras y acompañaras 'en la ceremonia' (que al fin y al cabo es lo importante) y no asistieras al lío posterior?
    6) ¿es realmente una invitación o una forma de sufragar gastos?
    7) si no asistes a esa boda, ¿te quedarías sin amiga?
    8) ¿te llenaría ir a esa boda?

    según la Real Academia Española, Invitar significa:
    1.Llamar a alguien para un convite o para asistir a algún acto.
    2 Pagar el gasto que haga o haya hecho otra persona, por gentileza hacia ella.
    3 Incitar, estimular a alguien a algo.
    4 Instar cortésmente a alguien para que haga algo.

    Si alguien invita, tiene una cortesía hacia ti y no espera que le pagues nada, en caso contrario no sería una invitación.

    Personalmente, si tiene más importancia el regalo que el acto de asistir a la ceremonia, no merece la pena ir. Si no existen lazos afectivos importantes, tampoco me merecería la pena asistir.

    Per cualquiera que sea la decisión que tomes, ánimo.





    ánimo y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. la xesta reflexion:

    es muy sencillo, puntos positivos y negativos de vuestra relacion, la suma tedara la respuesta.

    ResponderEliminar
  3. ¿Lo del dinero es una excusa que te pones para no ir? Si realmente te apetece ir a la boda de Anaximandra, ve. En cualquier caso es mejor arrepentirse de lo que haces que de lo que no. Luego si las cosas se tuercen siempre puedes hacer un bombazo de humo y listo, si casi nadie te conoce, casi nadie se dará cuenta.

    Porque lo de conseguir que alguien te acompañe es totalmente inviable ¿no?

    Un abrazo y suerte!

    Ehse

    ResponderEliminar
  4. jajajjajajaja ehse después de relatar los tipos de tios que conozco, tú que crees?

    Chimo... me dejas igual eh. Ais

    ResponderEliminar
  5. Yo no iría, pero porque no me gustan las bodas más que nada xD

    ResponderEliminar
  6. Te iba a decir que fueses a verla casar solo a la iglesia, pero te lo ha puesto difícil. Si te apetece mucho verla casar, pero vas a estar a disgusto por culpa de la otra yo no iria. Pero no se porque me da que irás, por morbo, por yo que se... como decimos todas.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que deberías ir. Primero, porque es tu amiga y seguro que le apetece que estés allí y a ti también te apetecera verla de novia. Segundo, porque allí conocerás a muchisima gente y seguro que lo pasas genial, y más si eres capaz de hablar con todo el mundo. Tercero, Embrosia no creo que se ponga ese día a reclamar tu amistad, no creo que sea el momento. Además ya ha pasado un tiempo no? y ya somos mayorcitas como para andar pidiendo a la gente ser amigas de nuevo (creo yo). No creo que vaya en ese plan. Seguramente que en el banquete estareis sentadas con más gente joven. Además, nunca se sabe..igual encuentras a tu principe azul allí! jajaja!

    y cuarto y ultimo motivo, te vas aponer el vestido ese y estaras divina!!!

    te he convencido?? jaja! besotess! y ya nos contaras tu decision!

    ResponderEliminar
  8. No soy el más apropiado para pedir consejos pero.... Sí realmente te apetece ir pues vete !!!!

    A veces es mejor no pensarse mucho las cosas y actuar. La vida es corta.

    Saludillos.


    Pd: El Tercer Hombre no se hace responsable de los efectos secundarios o daños colaterales causados por hacerle caso. xDDDDD

    ResponderEliminar
  9. Si quieres verla vestida de novia quieres ir a la boda. está claro.
    Desde mi punto de vista no son necesarios los regalos, intenta hacerlo con coste 0.
    El que se casa se casas pq quiere, no estás obligado a regalar nada, y menos con 300 euros al mes.
    Además, de una boda sale otra boda, igual ya no protaginizas más posts de solterona de por vida. Especialmente si Embrosia se pone muy pesada, te lanzarás a los brazos de algún apuesto caballero...que, por otra parte te la puede dar con queso, pq de traje es dificil identificar a qué grupo pertenece el individuo.
    Pero te lo pasarás bien.

    ResponderEliminar
  10. Nena, píntate, peinate y ponte el vestido maravilloso y tira para allá!!!!
    Te llevas 60 euritos en el sobre. Olisqueas el ambiente durante la ceremonia. Si te convence, te quedas y sino, te piras. Si te piras, te costará 60 eurillos y sino, pues gratis, te habrás lucido, le darás un beso a la novia y el pésame...digo....las felicitaciones y podrás darle un par de cortes a la que quiere ajuntarte.
    Si al final quieres que alguien te acompañe, yo te llevo! me encantan las bodas!!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. ponte en la piel de la novia..tú querrias ver a tu amiga en la boda???...SI

    y la otra, que ni me he aprendido el nombre tú tienes la culpa(me ha caido mal, y no la conozco, mal por mi)yo lo tendría clarisimo, un NO gigante y nada velado, para que supiera que la distancia es lo mejor que puede haber entre nosotras....

    ResponderEliminar
  12. y estar solo??? en una boda nunca se está sola desgraciadamente

    ResponderEliminar
  13. Hagas lo que hagas te vas a arrepentir,así que no vayas,que es más barato (además,si estás haciendo esta encuesta está claro que no tienes ni puta gana).

    ResponderEliminar
  14. Pues hombre, yo tuve un caso parecido, se casaba una amiga y en la despedia (aunque venia ya de antes) se pelearon la mitad del grupo y al final no fueron. Fui yo con dos amigas mas. No se, piensatelo bien y si te apetece ves, si no, tampoco te sientas obligada.

    ResponderEliminar
  15. Yo no iría ni a mi propia boda... Vaya juerga cara que nos imponen por la gracia de los usos sociales y las tradiciones. Anda y que les den.

    ResponderEliminar
  16. Una amiga es una amiga, sea en bodas o en funerales. Con el paso del tiempo las personas nos damos cuenta de la verdadera amistad. Yo no invitaría a mi boda a cualquier persona, sólo a las personas que realmente me importan. Si tu amiga te ha invitado, creo que se merece que vayas: te quiere.

    Si no tienes pelas para darle hazle algo con tus propias manos, eso sí que tiene valor

    Y ya que vas a ir...haz lo que dice la Maripili y sal de tu casa pisando fuerte y con ganas de reirte muuuucho

    (ya me contarás cómo te ha ido)

    ResponderEliminar
  17. No me molan nada ni las bodas ni las amigas cabronas. Total, si a la k se casa la ves una vez al año... cuando os encontreis, ya se le ha olvidado hasta la boda... Eso si, le pondria una excusa convincente (la de las opos es cojonuda)... mas k nada pk todavia... la... aprecias (jajajajaja)...
    ;-)

    ResponderEliminar
  18. A mí no me gustan las celebraciones ni las reuniones, etc. Así que a modo general, y ante la duda, no iría. Peeeero, tú eres diferente (o no); y también pienso que cuando alguien duda (lo hago, no lo hago), es que en el fondo sí que quiere ir. Por lo tanto te digo: No vayas / Ve. Así que siento no haberte ayudado... (ya te habrás perdido dos en poco tiempo...)
    Beso.

    ResponderEliminar
  19. Yo y los festejos, cómo que no (aunque luego lo doy todo). Pero tú y los festejos cómo que sí. Ve y pásalo bien.

    No necesitas a nadie para pasártelo genial y sí, al principio puedes estar incómoda pero en cuánto el alcohol haga sus efectos (al resto) cambiará la cosa.

    Además, estás preciosa con el vestido :)

    ResponderEliminar
  20. Bueno, gracias a todos, sigo dándole vueltas, he llegado a la conclusión de que las pelas las puedo apañar (dejo de vivir unos días este mes y listo :D) y en cuanto a lo demás , me muero de ganas de verla vestida de novia, sé que quiere verme y supongo que de unas malas la otra podrá darme palique, si la operación y las opos me dan tregua, iré.

    ResponderEliminar
  21. ah y pavonchi jajajaj tan guapa no estaba.

    ResponderEliminar
  22. Yo sí que iría. Te lo digo yo, que me he casado dos veces: se recuerda mucho a la gente que estuvo en tu boda. Es el momento (o los dos momentos, ja ja ja) más feliz de tu vida y, aunque entonces no te enteras de nada, luego sí que lo revives.
    Además, los amigos y los coj..., para las ocasiones.
    Espero haberte ayudado.

    ResponderEliminar
  23. Que vayas, chica, que una boda siempre es divertida (si no es la tuya, claro). Y que te pongas el vestido y taconazos, vas a la pelu o te haces un peinado súper y ¡a disfrutar, caramba, que tanto estudio y rutina agobian!
    Acabo de encontrar tu blog, ya vendré porque ya veo que me va a encantar. Besitos y ¡a gozar!

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...