A ver qué encuentras...

domingo, 1 de mayo de 2011

Te quiero.

Lo siento, después de publicar una entrada me he dado cuenta de que hoy, la perfecta es esta. (Aunque sea repetida) La escribí hace tiempo y aunque no es tan de mi como debería ser, tiene parte.  Mamá, te quiero.


Te quiero,
No podía empezar la carta sin decirte esto que tanto necesitaba, te quiero. Soy consciente de que jamás te lo he dicho y muy probablemente nunca lo haya manifestado, pero te quiero. Hoy me he dado cuenta de ello y no por nada especial, nada ha cambiado mi rumbo esta tarde, ningún acontecimiento que me haya removido las entrañas, para bien o para mal. Te quiero.
Siempre he sabido que te quería pero no siempre lo he sentido tan claro como hoy, creo que es como el respirar, me explico: sé que respiro, sé que mis pulmones se hinchan, contengo y expulso el aire, pero pocas, muy pocas veces soy consciente de que respiro, del proceso, de que inhalo aire, lo retengo y lo exhalo. Con mi amor por ti, ocurría lo mismo, sé que te quiero, siempre lo he sabido, pero siempre de forma mecánica, porque SIEMPRE has estado ahí. Te quiero.
Nunca podré quererte como tú me has querido. Tú lo hiciste desde el primer momento, desde que sabias que era un , que estabas embarazada.
Me has querido independientemente de cómo fuera, del color de mis ojos, de mi pelo, de los lunares de mi cara, de los pliegues de mi piel, de la tonalidad de mi pelo.
Independientemente de mi carácter, me has querido a pesar de mis NO, de mis DÉJAME EN PAZ, y de mis OLVÍDAME. Me has querido sabiendo que me enfadaba por cualquier cosa, que no me gustaba que me abrazaras y que siempre he odiado hacer lo que me decías. Te quiero.
Me has querido cuando he estado enferma, cuando me rompí el brazo por subirme a aquel columpio a pesar de que me avisaste, me recogiste y me llevaste a que me curasen.
Me has querido cuando he tenido sarampión, varicela (que era consciente de que me querías porque llorabas aun sabiendo que la varicela no es nada y que yo estaba bien).
Me has querido cada día de mi vida y siempre has priorizado mi vida a la tuya. Te quiero.
Ahora entiendo que tengas arrugas, te las he creado yo, con mis ideas absurdas, con mis alegrías y con mis miedos, los has compartido, has reído, llorado, cantado, has hecho todo por mí. Ahora todo ello se refleja en tu rostro. Te quiero.
Sé que no podré devolverte todo lo que has hecho por mí y sé que no quieres que lo haga, que lo has hecho por amor, por y por Ti. Te quiero.
Quiero devolverte cada beso, cada caricia y cada mimo que me has dado, quiero despertarme y mirar que estás en tu cuarto, a salvo, que no te falta de nada. Quiero darte un beso al acostarme y otro al levantarme, saber que me sonríes y sonreírte, quiero tus arrugas en mi cara. Te quiero.
Reconozco el tiempo perdido, tal vez es tarde para muchos momentos y puede que no consiga compartir contigo tanto como quisiera, pero también soy consciente de que no lo necesitas, de que me quieres. Por ello te escribo esta carta, para que quede constancia hoy y siempre de que TE QUIERO.


16 comentarios:

  1. Jó, Mari, ¡qué precioso homenaje!...
    Hoy estoy todo el día con el ojo empapao y el moco colgando.
    Te felicito y comparto todo lo que dices.
    Un super beso.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito !!!! Me gustan las historias, me gustan las fotos... Y esta entrada tiene lo que me gusta. Un beso.



    (he estado muy liado y tengo decenas de blogs y post sin revisar...Me pongo en ello. Lo siento Ana)

    ResponderEliminar
  3. en esta carta hay tres cosas bonitas, tus palabras, tu madre y tu.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades mamá, enhorabuena, sobre todo por tener una hija tan maravillosa. Será por aquello que de tal palo...

    ResponderEliminar
  5. no podía haber mejor regalo para una madre, que leer algo así.
    Ese es en realidad el sentido del día de la madre y no san corte inglés.
    ¡¡Bravo!! por tí
    un beso

    ResponderEliminar
  6. Con el tiempo yo creo que las madres le dan menos importancia a nuestros errores y nuestras discusiones adolescentes que nosotras mismas :)

    ResponderEliminar
  7. Towanda, gracias!!. Ois no me llores anda, ven , un abracillo.

    Rombo, jajajja mira que eres fácil de contentar. Otro beso!! (yo entre los días que ando liada y los que estoy perezosa, tampoco firmo mucho, pero me pondré a ello)

    Oh Pepe, gracias!!

    Gracias Cris!

    Sergio, jajajja menos mal que mi madre no lee esto, ahora que llamarme maravillosa es pasarse, pero gracias!.

    Leamsi, Gracias!, la verdad la carta la escribí hace tiempo y no era para mi madre, sino para una amiga que pasaba un momento complicado con su madre, pero claramente la inspiré en ella, no me rompí un brazo, sino una pierna :D Besos.

    Jesús, gracias en francés.

    Doctora, está claro que para ellas no tiene nada de importancia.

    Maripi, mil besos. ¿todo bien?

    ResponderEliminar
  8. Bueno, está claro que nunca es tarde para un Te quiero no? Además es curioso como a las madres/padres es quizás a los que más cueste decirlo, a mi por lo menos. Espero que esas cosas se den por hecho! jajaja

    Por cierto, te das un aire a tu madre eh! :D

    ResponderEliminar
  9. si! yo tambien he pensado que te das un aire a tu madre! :)

    que post mas bonito tia! precioso! a mi me pasa como a bite, que me cuesta decirlo a mis padres. no se porque. xD y eso que tengo confianza con elos y les cuento mis cosas. pero aun asi yo se que saben que les quiero mucho!!!! :)
    besotes!

    ResponderEliminar
  10. jajajjaja somos clavás!!!!

    Yo tampoco se lo he dicho, es ley de hjijo no decir cuanto quieres a quien quieres :P Gracias chicos!!

    ResponderEliminar
  11. Mola tu post... Yo tampoco lo digo... Espero k lo sepan...
    ;-)

    ResponderEliminar
  12. Que bonito!! y que valor tienes, jejejeje...
    De verdad, yo no podría expresarlo por escrito como tu has hecho. Chapo!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. que curioso ese DEJAME EN PAZ, hemos coincidido en esa palabra tu y yo y ademas en mayuscula

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...