A ver qué encuentras...

viernes, 13 de mayo de 2011

Mi primera vez

Bueno, siguiendo la propuesta de Maripili os contaré mi primera vez...

Era muy joven, más de lo que debería, pese a que estaban mis padres en casa me encerré en el baño evitando que se dieran cuenta. Al principio dudé de si debía o no hacerlo, pero las ganas me pudieron. Me aseguré de que no hubiese nadie cerca y en un momento lo tenia entre mis manos, lo observe dudando un tiempo y finalmente me atreví. Lo pasé por mi piel, como si lo hubiera hecho siempre, pero la consecuencia, fue fatídica.

Si, estáis en lo cierto, os estoy contando la primera vez que me afeité. Tendría unos 6 años más o menos. Me metí en el baño de mis padres con alguna excusa, tal vez estuviera alguien en el otro. Trasteé de lo lindo y no sé cómo en un momento dado mi vista se paró en la cuchilla de afeitar. La observé detenidamente sopesando si debía o no afeitarme. Decidí que debía hacerlo. Abrí el grifo y llené el lavabo mientras eché algo de champú para que hiciera espuma. Una vez con ella me la puse en la cara y sin apenas darme cuenta me pasé la cuchilla por la cara. Ni qué decir que lo primero que hice fue cortarme. La cara empezó a sangrarme, yo, consciente de que la había cagado me lavé la cara como pude y presioné con papel el corte esperando a que así dejara de sangrar. 

Entre unas cosas y otras llevaba un buen rato en el baño y mi madre decidió que eso unido al silencio significaba que pasaba algo. Qué sabias son las madres, porque sí, la estaba empezando a liar parda. 

Me cayó una buena bronca pero aprendí a que yo no tenía que afeitarme.

Lo curioso es que de los 4 hermanos, los 4 nos cortamos más o menos al llegar a la misma edad.


******************************************************************************

Llevaba tiempo sin recomendar algún blog, esta vez os recomiendo uno en el que participo. Letrinas. Lo hacen un grupo de muchachos, maromos u hombres, os dejo elegir. No sé decir cuantos, porque son un montón. Cada uno es característico por algo y tiene sus propios intereses que van de un extremo a otro. Esta combinación hace que sea un blog muy interesante. Por eso hoy os lo recomiendo, además propondré la idea de maripili a ver cuantas primeras veces variadas nos cuentan. No olvidéis pasaros por Letrinas

19 comentarios:

  1. Yo empecé a afeitarme muy joven y encima soy peludo.... xDDDDDDD

    Besos.

    Pd: Ta mu bien el Blog, tengo que examinarlo detenidamente.

    ResponderEliminar
  2. Alucino Pepinillos, qué idea afeitarte con cuchilla y champú, se ve que eras un pelín traviesa.
    En mi casa éramos mayoría aplastante de mujeres (4/1) y nunca se me ocurrió imitar a mi padre, el único que se afeitaba.
    Un besito y buen fin de semana

    P.D.: a ver si me inspiro el fin de semana y os cuento mi primera vez

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja. Yo no me he afeitado nunca, pero una vez que se estaba afeitando mi padre le cogí la brocha y me llené la cara de espuma. Por hacer la gracia. El caso es que me dio una alergia tremenda y se me llenó la cara de granos. ¡Cómo picaba! Esa es la vez que más cerca he estado de algo parecido al afeitado XD

    Letrinas! Qué buen descubrimiento... me pasaré a verlo :-P

    Besetes.

    ResponderEliminar
  4. Interesante primera vez, jajajaja. Beso Ana.

    ResponderEliminar
  5. Afeitarse es infinitamente peor que tener la regla. Vosotras mucho quejaros porque os vienen unas ligeras molestias unos pocos días de nada a cada cuatro o cinco semanas, pero... ¿y nosotros, que tenemos que afeitarnos a diario? Y sin embargo, ya ves, ningún hombre hace un drama de ello. Lo cual, supongo, demuestra una vez más que los hombres aguantan infinitamente mejor el dolor que las mujeres.

    Por cierto, gran blog ese que recomiendas. Hacía tiempo que no leía nada tan sensacional. Más o menos desde que terminé con las obras completas de Shakespeare.

    ResponderEliminar
  6. Ohhh randal pues un rollo, tendrás que o afeitarte un montón o dejarte las barbas.

    Nuria, creo que fue de las pocas "trastadas" que hice :D

    Dama, jajajjajaja no sabía esa historia, vamos que se te pondría de granitos como si tuvieras barbas... pobrecita mía.

    Gracias Rombo!!

    Alan, tiene delito, llevas unas barbas que flipas y encima te quejas. Y... la regla jode, encima a veces te duele el pecho por la regla, ya si de por si no te parece desagradable estar manchada, tener hinchazón, dolor, malestar y las hormonas gilipollas, sumale que vosotros os rasurais, nosotras nos depilamos arrancamos los pelos, con cera o maquinilla generalmente. No sólo de lugares poco dolorosos como pueden ser brazos o piernas. (yo brazos no, que no tengo pelos) pero vamos que no te quejes!!
    El blog es genial!

    ResponderEliminar
  7. A mi esto de afeitarme no me mola nada, por eso deje de hacerlo (si no recuerdo mal) hace 8 años. No me imagines en plan ermitaño, me la voy retocando, pero la cuchilla no la uso.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo tenía unos 14 años, me salía ese bigote colacao, y recuerdo el olor del aftershave, olía a HOMBRE :P besos!

    ResponderEliminar
  9. Ja ja ja ja, si, a mi tambien me cayo una bronca por cosas similares, pero no me llegue a pasar un cuchilla por la cara. Eso si, tambien las liaba pardas, creeme.

    ResponderEliminar
  10. Pensaba que ibas a contar otra "primera vez", jajajaja.
    Menos mal que la sangre no llegó al río.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. La primera vez siempre es para alucinar,jejeje. Pero cualquier cosa que hagas. Yo acabo de abrir mi blog. Esa es mi primera vez de. Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Yo sin embargo no quería afeitarme, retrasé el momento todo lo que pude, hasta que me di cuenta de que la "pelusilla" del bigote era motivo de mofa para los "espabilaos" de la clase, debía tener unos 13 años, si, porque creo recordar que estaba en 8º de EGB.

    Un abrazo, Ana.

    ResponderEliminar
  13. Pues en mi planeta nadie se afeita. Cuando la barba crece por debajo del casco-máscara nos la cortamos con unas tijeras y a otra cosa, mariposa. Juas juas.

    ResponderEliminar
  14. es una "primera vez" de la que no voy a disfrutar nunca!!!!!!!!! me fastidia perderme "primeras veces", son sin dudas las mejores "veces" por aplastante diferencia...

    no tener barba es un agravio comparativo, con lo "reivindiconas" que somos las mujeres deberíamos añadir la barba entre nuestros objetivos????

    siempre nos queda el consuelo de las piernas... jajajajajaja

    ResponderEliminar
  15. Niño, a mi tampoco me moló, el mismo día que empecé, lo dejé. Besos.

    Jesús, jajaja vaya tenía que haber usado aftershaves, ya que me ponía…besos.

    Nere, jajajaja vaya dos eh, espero que la sangre no llegara al río, o al suelo :P besos

    Towanda, jaja soy recelosa de mis primeras veces. :P besos

    PK. Te echaba de menos!! Ummm 8º de EGB, qué recuerdos. Abrazos y más abrazos culito!!

    Sky, mola tu planeta, con el de las ingles y las piernas hacéis igual? Esperáis a que sobresalgan del pantalón? Besos ganso!

    María Oliver, na, cuando quieras te pasas la cuchilla por la cara, yo ni tenía pelo ni na. Eso si, ten a mano tiritas!!! Quita quita que ya me estoy pasando yo el láser ese para no tener pelos en ningún sitio, como para añadir más, me niego! besos

    ResponderEliminar
  16. Ay niña...que decepción! pero bueno....yo también me afeité por primera vez, pero las piernas, hacia los 13-15 años para ir al parque de atracciones con los compañeros de clase y que no se rieran de mis pelos....fue la primera de las infinitas que vinieron después!

    ResponderEliminar
  17. Interesante documento... Lo mejor: el momento MamaPepinillo sospechando del silencio infantil...
    ;-)

    ResponderEliminar
  18. Habrá que pasarse por ese blog tan resultón que recomiendas. Vaya nombre tan maloliente que le han puesto!

    ResponderEliminar
  19. Creo que más de una heos pecado de las mismas inquietudes depilatorias ajajjajaj.
    "Mi primera vez" fua a los 6 años y termine...
    ¡¡¡ con sólo media ceja¡¡¡. Si señor, el seguro de la maquinilla de mi padre no funcinaba como debería. Me dicuenta cuando empezé a notar la inexplicable presencia de pelillos que no procedían de la brocha.
    No me cayó mucha bronca. Supongo qe mi padres pensaron que tener que dar explicaciones hasta que me volvieran a crecer las cejas ya les parecia suficiente.
    Ahora me rio, antes no. :-)

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...