A ver qué encuentras...

domingo, 15 de mayo de 2011

Valencia

Con lo de las primeras veces me ha venido a la memoria el primer viaje que hice sola con mis amigos. Eramos ya mayorcitos, no recuerdo si 20, o 17 ( Dama, tú que estabas, ¿lo recuerdas? por cierto, vas a ser un poco protagonista, no me despellejes luego, recuerda que el Lunes seré toda tuya :D).
Decidimos ir a Valencia, a las fallas. Dama ofreció la casa de su tía, eso sí, nos avisó de que no tenía luz. Nosotros que debíamos ser algo cortos, aceptamos sin pensar que al no tener luz no tenía otras cuantas cosas.
El piso no estaba nada mal para no vivir nadie allí, a mi gusto sobraban todas las figuras religiosas (que a mi siempre me acojonan) sobretodo el enoooorme Cristo (que para mí que era a tamaño real) que había sobre la cama, no sólo me acojonaba la figura en sí, lo que más miedo me daba era que se me estampara en la cabeza por hereje, menos mal que en el grupo iba un maromo alto, que ante mi insistencia retiró al Cristo (por cierto, Cristo no es un poco de familiaridad? si se llamaba Jesucristo...).

De mis días allí sólo puedo decir que fue lo más parecido a Gran hermano 1, sólo que con móviles y pudiendo salir a la calle. No teníamos luz ni electricidad para ducharnos ni cosas así. Dependíamos del sol y unas cuantas velas (que nos compraron unos chavales de urgencia) no podíamos poner música, ni la tele ni nada por el estilo (un drama para nosotros).  A esto deberíamos sumarle un par de imprevistos.

Después de comer decidimos fregar (que luego dicen nuestras madres que no hacemos nada) la pila era la típica de pueblo, bastante más profunda que la normal de una cocina, estábamos en ello concentradas cuando de pronto el agua en vez de salir entraba, quiero decir el agua empezó a llenar a la pila sin sentido alguno, llenando todo de agua con tomate (habíamos comido macarrones) y empezando a inundar aquello, corrimos a por cubos y cualquier tipo de recipiente para vaciar el agua de la pila, terminamos haciendo una cadena humana (menos mal que eramos unos 7 o así, otro dato que tampoco recuerdo) y la cosa fue algo rápidita, eso sí algunos cubos nos dieron ganas de vaciarlos por el balcón, pero tranquilos, después de todo conseguimos sobrevivir.

Otro imprevisto gracioso terminó siendo el momento cena, no habíamos caído en que si, teníamos un camping gas para hacer la comida, pero la cena no teníamos luz, con lo cual había que cocinar a oscuras y para colmo huevos fritos. Fue un pelín odisea freír los huevos mientras una amiga (que no tengo claro quién era) sujetaba una vela estratégicamente cerca de la sartén sin que esta saliera ardiendo (de milagro).

Pasar un fin de semana sin luz.
Llegar a las fallas cuando están acabando (si, nos plantamos allí el día del padre).
Dormir rodeada de cristos.
Tardar casi una hora en sacar cubos de agua de la cocina con miedo a inundar toda la casa.
Alimentarme de espaguetis, macarrones y espaguetis con macarrones cuando odio la pasta.
Ducharnos un porrón de gente en casa ajena.
Beber sangría desde el desayuno.
Salir por Valencia con los primos de los primos de los primos.
Compartir cama con dos más.
Cantar a los huevos fritos para que aligeraran el tema con aire de tonadillera.
Romper dos huevos y tirarlos  a la basura para luego comentar en la mesa que la vecina vino a pedir dos huevos y por eso faltan .
Mil horas de autobús.
Hartarnos a reírnos por las noches por intentar acojonarnos unos a otros.
Atrancar la puerta con mesas y sillas por miedo al loquísimo vecino de enfrente.

Definitivamente hicieron de esas vacaciones las mejores.



Últimamente me suena bastante esta canción. (Te la dedico, que veas que te sigo adorando)

31 comentarios:

  1. El 1er vieaje solo con los colegas es una experiencia, siempre.
    A mi tb me dan yuyu los cristos y todos estos rollos religiosos. Acuerdome yo cuando me fui a estudiar la carrera que fui a una residencia de estudiantes de curas. En las habitaciones habia el tipico cristo cruficado. Encontré la solucion rapidisamente. El 1er dia le di la vuelta al cristo y lo puse boca abajo, al dia siguiente el cristo habia desaparecido. Problema solucionado. jajajajaja

    ResponderEliminar
  2. jajajaj este tipo de aventuras son geniales, y Valencia tambien es genial...asi que no podía salir mal!:)
    muah

    ResponderEliminar
  3. Que experiencia mas mistica la de ese viaje, sobre todo lo de los huevos frito a vela. Me lo he ido imaginando todo mietras lo contabas, ja ja ja.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho tu experiencia en Valencia. Yo guardo buenos recuerdos de allí. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Debisteis atrancar la puerta con el Cristo ;P

    ResponderEliminar
  6. en mi primer piso de alquiler, lo primero que hice nada más llegar, antes de mudar nada, fue quitar el cristo (cris, en confianza) que había sobre la cabecera de la cama. Además de la aversión que me causan estas cosas, no quería sentirme observado XD

    Y yoye, en Valencia no hay bares y cosas así en la calle? con comida, y lavabo, y luz y esas cosas!!!

    ResponderEliminar
  7. mola. estas son las aventuras que cuanto mayor es la distancia (temporal, digo) con mayor cariño se recuerdan.

    ResponderEliminar
  8. Niño, todos los viajes tienen su miga, podría haber contado mil cosas de los demás viajes. Ummm tendría que haberme planteado algo así, de todas formas a mi entre otras cosas me daba miedo el desplome en mi cabeza. :D

    Poeta, jajajja um teníamos muchas cosas en contra como el hecho de llegar el último día de las fallas, pero para la próxima nos acordamos de mirar el calendario besos.

    Nere, jajjaja los huevos fritos fueron un show, imagíname tonadillera y con delantal, besazos.

    Rolera, pues ya sabes, a contárnoslo!! Besos

    Doctora, te leí el otro día pero como decías que hasta el lunes nada, ando esperando. Y sí, debíamos haberlo atrancado jajajja besines.

    Jasj, porqué tendrán tantos cristos?? Mi familia no tiene en sus casas. Acojona que te observen tan seriamente, sí. Jajajaja qué pasa éramos jóvenes y pobres, pero comimos todos los días, bebimos y nos duchamos!! Besos.

    Raúl (qué guapo sales en la foto) yo aún me río recordándola, fue genial. besines

    ResponderEliminar
  9. eso de vivir sin luz y SIN AGUA!!!! para mí ya es una experiencia....las monjas, que son la leche, nos llevaron de "viaje de fin de curso" aun pueblo perdido de la mano de Dios y dormimos y vivimos en un local del ayuntamiento todos juntitos en sacos con aislantes....lo de aislante era una mierda! porque subía un frío del suelo de cagalse!!!!!

    De todas formas, y aunque lo niegues, seguro que fue una "experiencia religiosa!"

    ResponderEliminar
  10. Jejeje vaya aventura, de esas que no se olvidan.
    A mí tampoco me gustan nada las figuras religiosas, ni las cruces por todas partes...
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Ana, sabes que yo soy un critico, por que valoro lo que escribes si no fuese asi, ni me molestaba en leerte,(tu ya sabes por que te leo), para ti eso fue una aventura, y quizas para muchos de aqui tambien la tubieron, ¿parecen graciosas, verdad? y seguramente lo sean, hoy en el siglo XXI, millones de personas, no tienen ni un camping-gas, ni agua corriente, ni luz, ni tan siquiera unos huevos. (espero no tener criticas, ¿o si?)

    ResponderEliminar
  12. Bueno son aventurillas que luego mola recordarlas contando las anécdotas. xDDDD
    Como has hecho ahora Ana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Vaya joyas estabais echas ja ja ja

    Besos alocados

    ResponderEliminar
  14. Maripi, nosotras al menos teníamos camas!, aunque ya contaré el viaje a Huelva, unos conseguimos cama, otros sólo colchón, otros almohada y algunos sábanas. Creo que no había ni una cama completa. Besos.

    Nuria, si, totalmente aventura. XDbesos

    Randall, recuerdos graciosos que sirven para cuando no tengo nada que contar. Besos.

    Dani, unas joyitas como dice mi madre. Besos encantados de leerte (no tardes tanto con cada post)

    Pepe, me parece sumamente injusto tu comentario y fuera de lugar. ¿A caso crees que me parece bien la gente que pasa esas penurias involuntariamente? No sé que te has creído pero el comentario verdaderamente ha estado de más y perdona que sea dura con mis palabras pero no me gusta ni un pelo lo que das a entender. En el blog procuro tratar los temas de la forma más informal posible, intentar robaros alguna sonrisilla, pero eso no significa que sea gilipollas o no viva en este mundo o no sea humana. Por dios!! Si no fuera minimamente solidaria, si no me implicara en ciertas cosas tú crees que habría elegido un trabajo como este??? Tú crees que me molestaría en tener un blog en el que facilitar información sobre las distintas patologías asociadas con los niños??? En serio, ni pies ni cabeza!!!

    ResponderEliminar
  15. Hostia, Pepinillo, tienes k hacer un programa de TV: "Cocina con Pepinillo a la luz de una vela..." Ni el Jamie Oliver ni el Arguiñano... Pepinillo y nadie mas.
    ;-)

    ResponderEliminar
  16. Pepinillo... Ya tengo una pregunta k hacerte:
    Si pudieras elegir un superpoder (k no sea el de Tendernesswoman), cual seria?
    Me pienso la otra para otro dia.
    ;-)

    ResponderEliminar
  17. Qué paralelismos! me has hecho volver a mis 18!!!

    ResponderEliminar
  18. Jajajajajja Oli, necesitaré un pinche que me la sujete.¿te animas?
    Y al superpoder lo tengo claro, teletransportación!!!!

    Rayajo, tú por aquí? voy a ponerme guapa para contestarte... a ver si tú eras uno del grupo?

    ResponderEliminar
  19. Valencia es la tierra de las flores, de la luz (aunque sea de una vela) y del amoooooor

    Muchos muacs

    ResponderEliminar
  20. La próxima que aterrices por Valencia avisa y te llevo unas linternas de Decathlon o te invito yo a los huevos fritos, pero en condiciones.
    ¡Vaya aventura!

    ResponderEliminar
  21. Querida Pepinillo, a no ser que superes los 40 me temo que no... Nuestras escapadas eran las de 15 en un apartamento de 2 dormitorios, el maletero del coche lleno de botellas de alcohol, y para comer, macarrones acompañados con mucho pan... No te extrañes de que entre aqui... soy bastante fan de Silencio a Voces, aunque para el resto, la verdad es que suelo entrar de un modo errático e inconstante. Hoy te tocó a ti...

    ResponderEliminar
  22. Chiwaca, poca luz vimos :D

    Sergio, jajajajja me lo apunto, para la próxima te doy un toquecito, aunque de esta hace tantos años ya... luego volví a ir pero más decentemente, la casa tenía luz y hasta vecinos exihibicionistas mmmm (como diría el Oli) Por cierto, soy conocida por mis huevos fritos, siempre me salen buenos, aunque sea a la luz de las velas :D

    Rayajo, jajajaja vale no íbamos en coche, y llevábamos vino y macarrones a raudales. Ummm silencio a voces, debería pasar más trabajos allí, aunque dudo si cerrarlo y mover un poco el que ya tengo hecho sobre el tema... ya os diré.

    ResponderEliminar
  23. No por dios, no se te ocurra cerrar eso!

    ResponderEliminar
  24. Oh, no es cerrar tal cual, paso todo de otro blog que tengo, sólo que actualizo términos porque cada vez aparecen nuevos términos menos "hirientes" para tratar los temas, de cerrarlo por supuesto seguiría el otro abierto.

    ResponderEliminar
  25. Gracias! Agregado a top sites... :)

    ResponderEliminar
  26. No merece mucho la pena rayajo, es lo mismo más o menos...

    ResponderEliminar
  27. Seguramente, si hubieses leído entonces mi entrada sobre las fallas, habrías traído linternas y hasta un generador si se hubiera terciado, para poder disfrutarlo mejor. Vale la pena.
    Te lo dejo aquí por si lo quieres recordar.

    http://enunagalaxialejana.blogspot.com/2011/03/pues-ya-estamos-en-fallas.html

    ResponderEliminar
  28. Me acuerdo de ella, de hecho leerla me recordó muchísimo lo de mis fallas :D un besooo

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...