A ver qué encuentras...

sábado, 5 de marzo de 2011

Andrés

Os aviso Pepinillos de que lo que voy a hacer no es más que repostear, pero es que esta historia, os va a encantar


Ser pequeño es una putada, porque siempre pillas, y más si eres el pequeño de una familia numerosa, sino, que se lo digan a “El enano” la de collejas que habrá pillao, la de veces que habrá oído: Tú calla que eres un enano, o Ve tú, que eres el enano.

Pero ser el pequeño tiene sus cosas buenas eh, siempre hemos dicho que si hay fuego en casa y tenemos que salvar a uno, será a él, o si nos quieren matar a todos y dejan libre a uno, él; o si alguien quiere tocarle, por él... MATAMOS MA-TA-MOS. Que si alguien tiene que hacerle algo, ya estamos nosotros. (Somos así de posesivos)

Además a “El enano” le hemos criado entre todos, de modo que el chico nos ha salido bastante bien. Le hemos enseñado a escribir, a leer (algo, no todo), palabrotas, a pegarse, todo. Para ello pasábamos muchas horas juntos.

Fruto de esas horas surgió Andrés.
Un día mi hermana (La despistá) y yo nos inventamos que teníamos un hermano nuevo, Andrés. Por aquel entonces no recuerdo bien nuestras edades, asique pongamos que “El enano” tendría unos… 5 años cuando empezamos, yo, 7 más.

Nuestro hermano Andrés siempre ha tenido 24 años (creo que ahora también), era militar, en concreto, marine de ahí que nunca estuviera en casa (coartada) y vivía en EEUU, por ello cuando desembarcaba no le veíamos, y Madrid no tiene mar… (Si, éramos la leche) encontramos una foto dedicada (aun no sabemos ni quien es) por mi casa y decidimos que ésa sería su madre, casada con mi padre antes de que mi padre lo hiciera con mi madre (de segundas nupcias) Tampoco la conocíamos porque vivía también en EEUU. 
He de decir que así contado todo rápido parece que lo inventamos en la misma tarde, pero no, poco a poco, día a día urdíamos el plan, lo peor es que era en directo, sin premeditación una decía algo y la otra lo corroboraba y si añadía algo...

Se lo tuvimos que contar a mi hermano (el otro) para que entrara también en las conversaciones, eran algo típico, los cuatro pululando por el salón y uno decía “¿Sabéis algo de Andrés?” a lo que cualquiera, sin haberlo hablado contestaba “Sí, llamo cuando estábamos en el cole (o algún sitio) que está bien, que muchos besos a todos, que se lo pasa genial… (Y ahí nos dejábamos llevar por la emoción del momento)” esto, claro está no lo hacíamos cada día, solo cuando a alguno se le ocurría, estuvimos con ello, varios años, unos 5. 
Un día, notamos que tenía dudas, mejoramos el plan, un amigo de mi hermana (uf ella ya estaba en la universidad, se lleva 10 años con “El enano”) llamo a casa varias veces, para los distintos cumpleaños (son algunos seguidos, diciembre, enero y enero). Llegó incluso a hablar con él.

Ammmm ¡¡¡olvidé decirlo!!! Teníamos una foto de Andrés, (de pequeña vivía en Cádiz, y un vecino era marino, en la foto sale un chiquillo joven, con traje de marino y abrazado a mi hermano (el otro))

Pero como mentir tantos años es difícil, creció y empezó a darse cuenta de que algo fallaba, se le ocurrió preguntar a mis padres… alguna vez mis padres nos habían oído y pensaban que no eran más que un juego, pero aquella tarde El enano ya era bastante más mayorcito y mi madre se quedó sorprendida cuando éste le contó todo lo que sabía de Andrés, mi madre enfadadísima le contó la verdad y nos castigaron a los otros tres. (Jodido enano rencoroso)

Aun hoy, cuando hacemos la carta de los Reyes Magos (porque sí, la hacemos todos, otro día os lo cuento) dejamos un hueco para Andrés, y de vez en cuando hacemos mención a él en momentos importantes o familiares. 

Desde aquí un beso enoorme Andrés.

11 comentarios:

  1. Jajajajajajajajajajajajajajaja!

    Increíble imaginación la vuestra! Aunque yo entiendo en parte el rencor de El Enano eh? Vamos, me entero yo de que el marine que hay en la familia no es real y me pillo un rebote que no dejo a nadie en pie!

    ResponderEliminar
  2. yo era la enana de mi casa, sufría la imaginación y atención de mis tres hermanas mayores...me identifico demasiado con el enano para que la historia de hoy me de risa...jodeeeeeeeeer!!

    ResponderEliminar
  3. Y que no te topes con alguien que tenga fobia a los enanos.... xDDDD

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Ja ja ja ja!! Que diver, un hermano imaginario. Y como os lo currasteis para inventarlo y todo. Me ha gustado la anecdota. Yo soy hermana mayor asi que de ser la enana, ni idea. Pero como dices, tiene tambien sus cosas buenas. Buen blog. Me quedo por aqui. Pasate por el mio cuando quieras.

    ResponderEliminar
  5. Por el interés te quiero Andrés... Que listos los hermanos mayores!, a ver si os metéis con alguien de vuestra edad, jejeje
    Lo que me da rabia es que no se me ocurriera a mi antes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Quiero saber que opina Oli de este marinero...

    ResponderEliminar
  7. Aunque os cueste creerlo, existo. Mañana me dan permiso. Por fin. Vuelvooooo a casaaaaaaaa.
    Andrés. Os quiero.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, yo soy la mayor de los tres hermanos. Mi hermano y yo nos llevamos 15 meses, por lo que siempre estuvimos muy unidos. Con la peque son 6 y 5 años de diferencia y jamás la teníamos en cuenta para nada. Era la "enana" y siempre que se acercaba la echábamos. No entendía nuestros juegos.

    Jamás se nos ocurrió inventarnos un hermano imaginario, aunque no me hubiera importado tener un hermano mayor, que cuando eres la mayor, tienes la obligación de ser la responsable y el ejemplo del resto. Creo que eso les ha importado bien poco a ambos, porque, a veces, parecemos de distintos padres.

    Un beso, reina. Y un saludín a Andrés, me alegro que vuelvas a casa, el susto que se van a llevar todos será digno de ver.

    ResponderEliminar
  9. enfadica, ya contaré la segunda vez que le timamos… nos hartamos a reír también.

    Siona, jajajajajaja, si luego, se queda en anécdota.

    Randall jajaja joe el enano me saca dos cabezas…

    Nerea, bienvenida! La verdad es que todo venía saliendo solo sin mucho curre…Un besito, me pasaré.

    JL, jajajajaj te doy ideas…

    Rombo , jajajaj oli se rió, se lo enseñe el otro día por el msn.

    Andrés!!! Le diré al enano que lea el blog jajajajjaja. Oye, que te echamos de menos el otro día en el cumple de papá. Llamanos!! Te queremos!!!

    Sandra, nosotros en general éramos buenos, pero no sé que nos pasó con Andrés…Puf, mi hermana (la mayor) aun intenta tenernos controlados, cuando cruzamos la calle me dice espera, ahora puedes pasar… vamos que poco más y me da la mano…Besazos!!

    ResponderEliminar
  10. Una pena k sea un marinero imaginario, pero la idea es cojonuda, jajajajaja.
    ;-)

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...