A ver qué encuentras...

miércoles, 16 de febrero de 2011

Tonta

¿ Habéis oído alguna vez aquello de..."de lo buena que soy, soy tonta"?
Bueno, pues buena no sé si soy, pero tonta, un rato.

Hoy he tenido uno de esos días largos, muy largos y mojados ( y no, no penséis cerdadas, mojado por la lluvia), la cosa es que por llevar acabo el plan B he tenido que volver a mi facultad, (aquella que no pisaba desde hace un añito o más). Por supuesto, me han mareando mandándome de un despacho a otro para recoger unos papeles.

En el primer despacho, unos becarios majísimos (¿porqué siempre serán majísimos los becarios a pesar de estar bastante puteados?, en fin a lo que iba) los simpáticos becarios me han mandado a buscar a otra señorita. Al llegar al despacho estaba cerrado, por lo que he decidido perder minutos de vida leyendo carteles, en ese momento una espontánea (véase profesora de algo) se acerca a mí y me dice:

- ¿Esperas a alguien? - Evidentemente a ti no, pienso, pero no lo digo, porque tengo el día malo y no es plan de salir a leches.
- Sí, a Celia.
- Ah, está en el desayuno (qué raro eh) viene en un rato, si quieres ven a mi despacho, que se está calentito. - mi mente baraja varias opciones, 1. no llevo rodilleras 2. no necesito rodilleras, no es mi profe! 3. no hace frío.


- No, gracias, estoy bien aquí.

- Pero hombre, si hace frío, allí estarás más calentita. - me replanteo las opciones y contesto.

- Gracias, espero por aquí.

La espontánea no se da por vencida y vuelve al ataque.

- Bueno, como quieras, pero, ¿puedes ayudarme un momento en mi despacho? - Jur? qué le pasa a esta señora con el despacho???, debe leer algo en mi cara, a lo mejor el Comorrrr?? (a lo chiquito con pierna retorcida)- necesito ver si una caja cabe en una bolsa - suspiro y voy. (Soy así de facilona)

Entro a su despacho y me encuentro una caja enooorme y una minibolsa, (evidentemente no cabe, señora) la ayudo a intentar meterla , cuando se da por vencida (tarda mucho rato en hacerlo) decide que la ayude a  bajar la caja al suelo (me pregunto cuantas estudiantes que se ha encontrado en el pasillo van en esa caja, pesa como varios muertos)

- Ya que estás, podrías ayudarme un momento, necesito vaciar esa estantería (repleta) y sola no puedo, ponte debajo y te voy dando cosas - aquí es cuando empezáis a pensar que soy tonta.- pero tú no te esfuerces eh, que encima que me ayudas... no te agaches... ah, ¿puedes darme esa bolsa del suelo?


Y ahí estoy yo, llenándome de polvo por ayudarle mientras viene la Celia de las narices.

- Bueno, ya hemos terminado aquí - mi cara se ilumina- ahora tú vacías esa estantería y yo esta - puta mierda, juega con mis ilusiones.


Y así me tiro más de media hora limpiando esa estantería, mientras me va diciendo que tenga cuidado con los papeles que tiro, que rompa las fichas de los alumnos que contienen datos, que rompa los exámenes, evidentemente yo lo hago pero a modo de rebeldía voy tirando papeles sin mirar (a lo loco), sin romper (dándolo todo) y exámenes enteros (sin miedo alguno), sólo por joder.

¿Ahora tenéis más claro que soy tonta?
Por cierto, llegó Celia y me pude escapar, eso sí, para rematar mi buena suerte, Celia no era quien me tenía que dar los papeles, sino los majisimos becarios (Creo que son majisimos para que no los odiemos al hacerlo mal)

18 comentarios:

  1. Desconfía de los desconocidos que te hablan con diminutivos. Lo de "calentito" tenía su truco...

    ResponderEliminar
  2. He venido a salvar a Gilito. ¿Llego tarde?

    Muy bueno lo de tu aventura con la profesora buitre, rodeándote en círculos hasta atraparte.

    Pareces buena persona, que no tonta. Me quedo por aquí.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. JAjajaj Jesús, tomo nota.

    JL bienvenido, y si, por ahora vive, aunque sigo manteniéndole retenido, no prometo nada jajaja. La verdad es que la capulla lo hizo bien.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Ahí te faltó un poco de la mala leche que heredé yo de mi madre. Aunque ya lo has dicho tu, de buena has sido tonta.

    Me gustó lo de las rodilleras, tengo q plantearme comprarme una q me quedan 2 y se me están enquistando, a ver si así me las puedo sacar! jajaja

    Un saludete!

    ResponderEliminar
  5. Wowwwww, con lo de las rodilleras, lo de calentito, y la profe poniendose melosa ya me estaba imaginando una peli tipo Habitacion en Roma... Menuda petarda, jajajajajaja.
    No, no me pareces tonta, Pepinillo, sino deliciosamente rebelde: "voy tirando papeles sin mirar (a lo loco), sin romper (dándolo todo) y exámenes enteros (sin miedo alguno), sólo por joder." Jajajajaja. Apúntate un diez.
    ;-)
    Y como mola k te llames ahora Pepinillo...

    ResponderEliminar
  6. Cómo te entiendo. Muchas veces me han repetido esa frase "De buena eres tonta". Gracias, gracias, se hace lo que se puede.

    Qué cabrona la profesora esa, insistirte para que entraras en su despacho donde estarías más calentita... Si llegas a decir que sí desde el principio te hace barrer, fregar y limpiar el polvo del despacho.

    ResponderEliminar
  7. Jajajajajjajajajaj. Si la profe es como la de la foto, vamos, yo le limpio otra cosa !!!!!
    Te confundió con una becaria, seguro.
    Buena historia, digna de un Pepinillo-Blog. !!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Ay Anita... te comprendo de lujo, imagina que he estado un año entero siendo alumna interna de un departamento.... pero si.... eres demasiado buena nena

    ResponderEliminar
  9. Bitelino, tonta sin más y si, en la mochila del buen estudiante que se precie, qué menos que meter un par de rodilleras.

    jajajjaja Oliver, lo siento no fue por ahí, deliciosamente rebelde? jajajja que ganas de endulzarme tenéis todos!!

    Ya ves, Sandri y parecía que la maroma quería ser buena conmigo, JA!! que zorrona!!

    jajjajajaja Rombo, no, la verdad que no era nada así, la foto va por mis opciones de ideas...

    Musicalera,qué pringadisima me sentía mientras lo hacía jajajaj


    Besacos a todos!!

    ResponderEliminar
  10. jajajajajjaa aiiiiiiiii pero q sabionda la profe¡ con razón insistía tantoooooo¡¡¡ al final me veo como tu, barajando otras opciones, ya no veo tan claro que haya opos :(:( k bajón. BPM

    ResponderEliminar
  11. He vuelto por ver la profe-imaginada... Me pone. ¿Podré volver otra vez?

    ResponderEliminar
  12. He estado pensando, Pepinillo... Eres como los pepinillos agridulces... Deliciosos.
    ;-)

    ResponderEliminar
  13. Anaaaaaaaaaaaa!!!http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=695082

    Preparatelaaaaaaaaaaaaaaas! :) la vida no podía ser tan injusta....

    ResponderEliminar
  14. Creo que necesitas leer "Cuando digo NO me siento culpable". Es una broma. Aclaro lo de la broma porque se trata de un libro de "autoayuda" y tengo una reputación que cuidar.
    Viendo la foto la única frase que recuerdo es la de "de lo buena que estoy, soy tonta". Y mojada (puedes pensar cerdadas).
    ¡¡¡Hombres!!!!

    ResponderEliminar
  15. Que no tonta, cómo vas a ser tonta por eso. Tú lo que eres es prof... joder, ya me canso hasta a mi mismo.

    Que resumiendo, que el problema no está en lo que hiciste sino en lo que no hiciste: cobrarle por la ayuda.

    ResponderEliminar
  16. Yo le hubiera dicho: "Señora, como puede comprobar en la frnete no llevo escrito Gilipollas, así que los libros se los baja su p... madre" Ja ja ja ja, no la verdad es que yo hubiera acabado haciendo el tonto como tu.

    ResponderEliminar
  17. Bi-polar, mareada me tienen ya.

    Jajajaj Rombo hasta te la puedes llevar a casa.

    Oli jajajaj no me miras con buenos ojos niná

    Pitt, fijo que lo neceisto jajajaj. y creo que hasta hay buenas listas...creo.

    Duarte, con nombre de escritor jajaja. Si, tenía que haberle pedido la paga o algo.

    Na culito, dos tontos muy tontos tienen protragonista para la próxima peli :P

    ResponderEliminar
  18. ¡Pero qué mujer más maja (por no decir caradura)! Seguro que tiene alguna sobrina o nieta, se la podía llevar a ella a que le ayudara, que seguro que están encantadas de pasar tiempo con ella. No sé, es una opción que se me ocurre así de pronto...

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...