A ver qué encuentras...

miércoles, 9 de febrero de 2011

Testamento de Martes

Ensimismada apoyada contra la puerta del metro he leído sólo el título de un relato, supongo que alguna vez habéis visto alguno colgado en la pared del vagón, no me ha dado tiempo a leer  más que el título porque era mi parada. “Testamento de miércoles”, Al subirme al autobús he escrito mi propio testamento, eso sí, de Martes.

Yo, Ana, en plena posesión de mis facultades  alego que:

Lego el dolor de cabeza, el cansancio, el sueño y la frustración que hoy me qué  han acompañado todo el día.
Lego la interminable hora y media que tardé esta mañana en llegar al hospital.
Lego los 15 minutos de siesta express entre mis sábanas
Lego los  sentimientos de tristeza y rabia que me acompañan por no ser fiel a mi misma.
Lego los 5 minutos de mi vida que he perdido subiendo y bajando las mismas escaleras en el metro mientras no sabía hacia donde ir (a pesar de haber hecho ya ese trayecto más de 20 veces) y sin duda lego las ganas de llorar que me han dado al darme cuenta de lo tonta que estoy y soy.
Lego los 10 minutos que he pasado nerviosa en aquella parada por encontrarme sola con dos chicos con aspecto dudoso
Lego las ganas que he tenido de propinar una colleja a la señora que se me acaba de sentar al lado, en el más que vacío autobús ¿no había más sitios? ¿No se ha visto que ella con sus cuatro bolsas y enorme bolso y yo, con mi bolso, mi carpeta, mi abrigo y enorme culo no cabemos? ¿No se da cuenta de los 45 asientos libres restantes? (yo si, que los he contado) ¿y no se da cuenta de que escribo sobre ella? (bueno, espero que no, o terminaré con las bolsas estampadas en mi cara a modo cubista)
Lego la manía que tiene mi mp3 de agotar las pilas sin venir a cuento.
Lego las ganas que tengo que el futuro sea presente.

Y por último lego mi asiento a las cuatro bolsas de la señora pesada de al lado, que he llegado a mi parada.

Pd. A vosotros os lego las ganas que tengo de vivir.



17 comentarios:

  1. Mmmmmm, pues yo a ti, te lego la nostalgia del tipo k me dejo por no ser lo k el keria k fuera.
    Te aviso k fue bonito mientras duro.
    ;-)

    ResponderEliminar
  2. Ey, pues me ha parecido muy original esto de legar cosas. Igual te plagio un poquito en un futuro cercano. Así puede que sientas el futuro (que ya será presente) como si fuera pasado. Y la liaremos parda con el tiempo. Pero estamos en nuestro derecho, que no va a ser siempre el tiempo quien mande.

    Ahora en serio (que no mucho), esa señora merece la muerte. Ahí lo dejo. Con mirada cómplice, por si necesitas ayuda. Hombreya!

    ResponderEliminar
  3. Una entrada muy divertida Ana, recibidas las ganas de vivir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. De momento vive. Ya llegará la hora de legar...

    ResponderEliminar
  5. Olivier, que yo a ti solo te he dejado una cosa buena :) jajajja.
    Zips, bienvenido! y si, por dios, matemos a la señora!!!
    Gracias Guille, úsalas!
    Rombo, lego lo del Martes para no tener carga para el miércoles, hoy he empezado el día mucho más ligera.

    ResponderEliminar
  6. Yo, si no hay inconveniente por parte de lo demás herederos, me quedo con los cinco minutos de escaleras en el metro: comobuen paleto con acento, me encanta el metro.

    Una aspirina con patatas. Y a ver qué nos legas hoy.

    ResponderEliminar
  7. Señoras que se se sientan al lado e intentar ocupar su sitio y 3 más.

    Lo de los asientos me pasó el otro dia en el metro, pero aun peor, porque era la primera parada y solo monté yo en el metro, nadie más. Y seguido vino una chica y se puso al lado.
    2 personas en todo el metro y pegadas como idiotas.

    ResponderEliminar
  8. Yo te lego un lego sin psychoseñoras con bolsas http://www.youtube.com/user/Keshen8#p/u/17/Epxe3d_K2C4

    ResponderEliminar
  9. Me pido la siesta! Son mis favoritas las de 15 minutos y como nuevo. Con baba por supuesto. jeje

    Un saludo y que mejore tu día!

    ResponderEliminar
  10. ayyyyyy Ana, estas agobiadilla verdad? si te consuela, yo también tengo muchas ganas de que el futuro sea presente ya...estoy excesivamente agotada...me da miedo ver como estaré en junio¡¡ pero nosotras podemos¡¡¡¡¡ una plaza para cada una! :) un beso guapa!

    p.d: Si tienes algún plan en contra de la señora "Abarco todo lo que puedo y más" avisame! que te ayudo ^^

    ResponderEliminar
  11. Bueno... no son cosas demasiado buenas, aunque no he podido reprimir alguna sonrisa imaginándote con las bolsas estampadas.

    Y lo del metro... lega la experiencia, pero no las risas de esta tarde recordándolo ;-) y piensa que siempre podría ser peor (equivocarse de metro o de salida y desandar lo andado, o no encontrar la puerta :-P)

    ¡Libre! ¡He vuelto! Ahora me toca ponerme al día... Muack!

    ResponderEliminar
  12. Aceptamos... las ganas de vivir. Te las acepto gustosísima.
    Un abrazo Ana.

    ResponderEliminar
  13. Alan, no creo que se lo pida nadie. A mi me gusta más el metro que el tren.
    Un columpio viejo

    Oceanchild Julia, jajaja nunca lo entenderé con lo bien que se está a tus anchas,…

    Jesús, gracias por el lego:P yo era más de playmobil

    Bitelino, jajjaja a mi me mató que sonara el despertador! Hoy ha sido mucho mejor.

    Bi-polar, se me juntan varias cosillas. Ya no sé si quiero que salgan o no las opos  jajajaj nada, le cedí todo el asiento.

    Dama! Jajajja que capulla eres. Y si, lo del metro mailisma, pero… lo tuyo… ejem no diremos nada! Jjajajaja echémosle la culpa a otras cosas.
    Tomaaa Libertaddddddddddd!!!

    ResponderEliminar
  14. ¿Testamento a tu edad? Mm, qué previsora... yo lo dejo todo en manos del artículo 912 (y siguientes) del Código Civil y que sea lo que dios quiera...

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Te lo dije...Tendria q borrarlo por mala.

    Sigo odiando los martes.

    ResponderEliminar
  17. Jo, no leí lo que habías escrito...

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...