A ver qué encuentras...

miércoles, 23 de febrero de 2011

El día que Fernando me presentó a Manuela.

No sé si lo sabréis, pero yo trabajo de monitora (por si no lo sabíais ya si).

Este verano conocí a Fernando en un campamento. Fernando tiene 4 años, es algo tímido y reservado, generalmente se porta bien  y atiende a lo que se le dice.
Este verano Fernando me presentó a Manuela, pero no adelantaré acontecimientos.


 


Varios días en el mes hicimos excursiones a la piscina municipal, unos cuantos monitores y grupos de niños de diversas edades, en concreto los míos eran de 3 y 4 años. Podría contaros más de una anécdota, pues imaginad un grupo de unos 40 niños con esa edad en la piscina, locura total.

Aquel día Fernando y el resto de sus compañeros estuvieron bañándose y chapoteando de lo lindo (sobretodo porque me chapoteaban a mí, no había cosa que más les gustara que empapar a los monitores que vigilábamos fuera de la piscina).
Al terminar el baño y antes de la comida tocaba retirada, salir todos de la piscina y ponerse ropa interior o bañador seco (no tenía muy claro por qué, si en 30 minutos volvían al agua, pero yo acataba normas).
Ni qué decir que aquello era un caos, calzoncillos, bragas, bañadores, todo desperdigado por el césped y niños corriendo en pelotillas de un lado para otro. Y Fernando, él era de los niños más tranquilos, generalmente tenía autonomía para vestirse solo, por lo que tan sólo necesitaba un vistazo de vez en cuando para comprobar que cada cosa iba en su sitio (y por la cara que era).

Yo vestía a algún niño inquieto, que no dejaba de quejarse y de querer enseñarme el culo a mí y a cuanto veía, y a escasos 20 metros Fernando sentado frente a mi, estaba tan absorta intentando vestir al niño que no me di cuenta de que Fernando estaba con Manuela, vi que llevaba un rato largo vistiéndose y pensé que no tendría claro como iba alguna pieza de ropa.

Al terminar con el niño inquieto, centré la vista en Fernando, estaba sentado en el césped y desnudo, haciéndose una Manuela. (Sí, una Manuela, y sí, con 4 años) y cuando digo Manuela es tal cual (no aquello de tirarse del pito, o moverlo porque sienten gustillo) No. Manuela, Gayola, Paja, Pajote, Masturbación, como queráis llamarlo (como diría Dantés, tiene nombres mil…). De primeras me quedé impactada (no por el tamaño, golfillos)  porque jamás había pillado a un niño haciéndolo y ¡¡¡qué coño, Fernando tenía 4 años!!!
Tras mi shock inicial (de haber tenido una mascarilla de oxígeno la habría necesitado) le dije a Fernando que se vistiera de una vez (no sabía si decirle que estaba mal, bien o esperar al final) él me miró con una caída de ojos inusual en él, al ver que no me ablandaba y le volvía a increpar que se terminara de vestir, soltó su pito (tiene nombres mil… El miembro viril) y me echó la peor mirada que un hombre te puede echar.

Y así fue como Fernando me presento a Manuela. (Si, por eso soy así, yo antes era una persona normal, y ahora no dejo de alucinar pepinillos por todo)

25 comentarios:

  1. Creo que yo también he quedado en shock jajaja, ay no puedo parar de reírme imaginándome la situación!! un besito jaja.

    ResponderEliminar
  2. Yo también me he quedado alucinada, ahora hay que reconocer que tú saliste del paso muy bien, jeje, sin darle mayor importancia al asunto.
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Bueno, mi hijo tiene ahora un añito y cuando le cambio el pañal a veces tiene erecciones y casi siempre que se ve desnudo se tira del pito con las manos, le encanta tocarse.

    La sexualidad tiene sus fases tempranas y Fernando parece un adelantado, pero yo ya no me sorprendo por nada.

    Besossss

    ResponderEliminar
  4. No puede ser !!! qué avanzadas vienen las nuevas generaciones !!!! Nosotros éramos más "tontos" para estas cosas...

    ResponderEliminar
  5. Pobrecilla... yo tampoco habría sabido reaccionar jajaja yo también he alucinado pepinillos al leerte jeje

    ResponderEliminar
  6. Joder, con Fernando. Será un hombre insaciable cuando realmente sepa qué es el sexo. Aún así, tampoco me sorprende.

    Tengo una prima que, cuando era pequeña, pues tal vez eso, unos 3 ó 4 años, hacía cosas que yo, con 9 ó 10, por esa misma época, me resultaban algo raras. Cuando nos juntábamos en casa de mis abuelos, nos subíamos a la buhardilla y, hacía poco, a mi hermano le habían regalado un caballo de cartón. No se me olvidará nunca esa imagen. Mi prima, recostada sobre el caballo, dándose placer con movimientos acompasados. ¿A eso se le puede llamar zoofilia?

    De todas formas, aunque los niños no sepan qué es, si está bien o mal, está claro que saben que les da placer, que les gusta. Empiezan a jugar y a conocer su cuerpo. Aunque, cada vez empiezan más jóvenes!!

    Besos mañaneros.

    ResponderEliminar
  7. Jajajajaja, muy bien contado, Pepinillo. Me voy a callar, k tu ya lo sabes y no tiene p k enterarse el resto del personal,jajajaja. Pero... si... cuatro años es... No recuerdo k hacia yo con cuatro años...
    ;-)

    ResponderEliminar
  8. jajaajjajajajajaja que bueno!!!!!!! hombre el sexo nos acompaña desde que nacemos hasta que morimos...es normal, pero si que impacta verlo, y más en alguien tan pequeño jajajaa un beso guapaa

    ResponderEliminar
  9. jajajaja que historias mas subrrealista!xD
    mmm...yo tambien trabajo como monitor, y tambien he ido a piscinas con niños de 3-4 años y tambien hasta 15...vamos, un poco de todo...
    pero los 3-4 años son geniales...jajajajajaj
    me lo paso yo mejor que ellos!:)
    ademas, creo que escribí un texto sobre las aventuras en los vestuarios en mi blog...
    muuah!:)

    ResponderEliminar
  10. Con 4 años!!!!!!!
    Como está la juventud...yo a esas edades...estaba viendo Dragon Ball, Doraemon...inocente de que existiera algo llamado masturbación...
    jajja Dios!!! Menudo shock te llevarías

    ResponderEliminar
  11. Jajajaja Luna yo pasé una vergüenza exagerada.

    Nuria, no sabía que hacer, y pensé que restarle importancia podía ser lo mejor.

    JL lo de las erecciones es normal, alguna vez al cambiar de ropa a un niño tenía una, se encargó de decirnos “Profe mira tengo el pito levantado” pero vamos que es normal ahora, lo de Fernando no lo había visto nunca!!

    Jajaja Rombo que nos dejan atrás.

    Musicalera jajajajaja pues visto es peor!!

    Sandri jajajaja no pude volver a ver a Fernando, me daba asquito… jajajajaja me costaba aguantar sus abrazos más que los de cualquier niño. Está claro que él no sabía lo que era, pero yo si!! Jajajajaj podría haberle pillado otro monitor!

    Oli, jajajja está todo dicho…yo creo que jugaba como una descosida.

    Bi-polar impacta , no hay duda!

    Poeta, jajajaj surrealista pero cierta eh, doy fe. Jajajja eran un show y son un show, el primer campamento tenía yo sola 17 niños (en este que he contado tenía compis) y me tocó cambiarlos de ropa. Eran todos de 3 añitos y cuando me giré para vestir a uno descubrí el baño lleno de gayumbos, bragas y todo el mundo corriendo en pelotas, lo pasé fatal porque no sabia qué era de cada uno, se tiraron unos cuantos días devolviéndome calzoncillos y braguitas que no eran de sus hijos…

    BESAZOSSSS a TODOSSSS

    ResponderEliminar
  12. Le Chevalier, una pasada, yo me quedé de pasta de boniato, y mejor no te digo a qué edad conocí yo esas cosas jajajjaja pero muuuuuuy mayor.

    Bienvenido!!

    ResponderEliminar
  13. Qué bien redactado, no me imaginaba yo el desenlace! jeje

    Qué crack el Fernando, sí señor, que bien me cae. Y por cierto q desconsiderada tú, q menos q dejarle acabar de satisfacerse al pobre niño. Seguro q en casa le dejan, de ahí su cara de "pues mi mamá no me dice nada".. jajaja

    Por cierto, COCHINA TÚ! Qué ya llevas 2 actualizaciones de pajas y más pajas! jajaja

    (Eso que leí por ahí q eres estrecha... :D)

    ResponderEliminar
  14. vaya!!! pobre fernando!!! te odiará toda su vida!!

    ResponderEliminar
  15. Jajajajajaj como que cochina yo, perdona pero son pajas ajenas!! además esto esta contado muy adorablemente jajajajjajaa (sí, soy estrecha)

    Un besiiito

    Nusa, pobre yo!! jajajajaj espero que me olvide al menos para hacer esas cosas...

    Muaks

    ResponderEliminar
  16. El blog de Fernando (dentro de quince años)
    23.Febrero,2026

    No sé si lo sabéis pero trabajo de monitor de onanismo. Llevo muchos años en esto y ya soy un experto, todo empezó al ver una tía impresionante de buena, cuando yo tenía cuatro años, en una piscina, yo desnudo, y verla a ella... bueno fue un impulso y ahí empezó todo, con mi primera manuela. Desde entonces han sido muchas con esa imagen y mirad por donde he descubierto que tiene un blog que es... ¡Ahhhhh, que me viene, que me viene......!

    ResponderEliminar
  17. jjjjajajaj grrrrrrrrrrrrr PITTTTTTTTT noooooooooo jajajajajajaj por dios no!!! No estoy nada buena, ni la hacía mirándome ni nada.

    ResponderEliminar
  18. jajajajajajajajjajajajajajajajaj Manuela? Anita llamame inculta o que no estoy actualizada. Pero una manuela no lo había escuchado en mi vida...jajajajajaja Y mira que me interesa hablar de esos temas.
    Gracias a ti, ya lo tengo agregado a mi vocabulario. Madre mia yo jugaba a mamás y papás.Y medicos e infermeras. Pero nada mas allá del roze y la curiosidad. Pero el toque,toque,toque....No,no,no!!
    Me he quedado acuadros, si los niños de hoy en día són así. Al mio no podré ni darle el pecho tranquilaaaaaaaaaaaaaa!!! jajaja
    Besuuuus**

    ResponderEliminar
  19. "me echó la peor mirada que un hombre te puede echar" demonios, pero qué hombre!!?? 4 años!! XD

    yo sigo en estado de shock, no le preguntaste qué hacía, si "sabía qué hacía"?

    jo, cuantas entradas...mañana las leo, besito ;)

    pd: hacerse un cinco contra uno (y el que pierde escupe XD), apretarle el cuello al pato, quererse a uno mismo, hacerse una alemanita, zurrarse la sardina, acariciar al calvo...XD

    ResponderEliminar
  20. Jajajajja Bruni, me ha encantado lo de darle el pecho jajajajajjaja espero que no pase nada!!


    Jasj, si que a veces me aburro más de lo normal jajajaja pero hoy no habrá, que no tengo ganas de pensar. Pa que preguntarle na? no estaba yo para preguntar... se lo conteé a mi compañero y poco más...

    ResponderEliminar
  21. Todos los niños tienen una etapa fálica en la que tienden a conocerse a sí mismo en multitud de aspectos. ¡Todos los niños lo hacemos!

    Qué os escandalizáis por nada. Yo aún recuerdo cuándo eramos pequeños a César correr por la guardería diciendo... "mira profe me hace el pino"

    Echaba de menos leerte.
    :D

    ResponderEliminar
  22. Y a todo esto, ¿Manuela que piensa del asunto?

    La verdad es que no sé para que tanta prisa en iniciarse en los misterios de la vida si total como están las cosas no se va a ir de casa por lo menos hasta los 40. Más le valdría seguir jugando con los playmobil y las manoslocas -no las manoslocas no, que se eso se puede malinterpretar- hasta los 37.

    ResponderEliminar
  23. Vengo a visitarte por primera vez y ya me arrancas una sonrisa.

    No me extraña que hubiera un antes y un después, jajajajajajaja, joder cuatro años nada más. Pero lo mejor es como describes la cara del niño cuando tiene que dejar su juguetito (es la cara de todos los hombres cuando se lo quitas).

    Un placer leerte y tratar de seguirte aunque soy muy desastre y no lo hago a diario, la verdad. Pero que vuelvo, vuelvo.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  24. Chicuela está claro que tienen una etapa fálica, pero en serio cascársela me parece pasarse. Lo de que se le ponga durilla y lo enseñe lo hacen mucho, pero bueno, me parece de hecho más normal...
    No me eches tanto de menos y búscame más.

    Duarte, (nombre de señor serio) las manolocas se entienden perfectísimamente, y sí, deberían jugar más...

    Ana bienvenida!! vuelve cuando quieras, que no paso lista, bueno a mi amiga Dama sí, pero porque es intimísima y sino... colleja al canto.

    Un gran besote a los tres.

    ResponderEliminar
  25. Lo que estabas esperando...
    Oooooooooooooooh!!

    :)

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...