A ver qué encuentras...

lunes, 21 de febrero de 2011

Cuatro rombos.

Como dicen que el que avisa no es traidor, vengo avisando. Si la entrada de los patos te pareció fuerte, si los pecados te sonrojaron, si la tortura de los pequeños placeres te dio que pensar y si recorriéndote te hizo mirar hacia otro lado, deja de leer ahora mismo, porque te aviso que ésta tiene mayor contenido erótico-festivo que las otras. De hecho le voy a poner unos cuantos rombos, después no me digáis que no lo advertí.


Un largo día, una larga semana, lo único que deseaba era darse una larga ducha caliente, pues tenía las piernas heladas de estar sentada, y esconderse bajo las sábanas para que terminara el día lo antes posible. Se desnudó en su cuarto y recorrió helada el pasillo dando pequeños saltitos, el suelo estaba frío. Puso algo de música relajante en la radio buscando no pensar ni sentir, simplemente estar. Tan ágil como pudo entró en la bañera y abrió el grifo del agua caliente al máximo, necesitaba entrar en calor como fuera, se colocó bajo el chorro mientras el agua caía por todo su cuerpo recorriendo desde la cabeza hasta los pies. Poco a poco fue entrando en calor mientras el agua le recorría  estimulando su piel. Comenzó a enjabonarse y sin apenas darse cuenta, su cuerpo empezó a excitarse, a medida que rozaba sus pechos, los pezones endurecían solicitando más aún esas caricias suaves y perfumadas, el calor, el olor, el contacto con su piel aumentaba su excitación. Por un momento pensó en frenar, en dejarlo ahí, en deseo. Pero no pudo, era consciente del recorrido que hacían las gotas por su cuerpo, entrando en su boca y cayendo libremente por su cuello, sus pechos, saltándolos hasta llegar a su abdomen y bajando, caliente y libre por su sexo. A cada chorro que caía más deseo sentía, más intensificaba sus caricias, más ganas tenía de seguir, y siguió. Sus manos calientes recorrían todo el cuerpo, delicadas, lentas sabiendo dónde y cómo debía acariciar, nunca habían estado tan seguras, y serenas a pesar del deseo incontrolable. Una de sus manos abandonó las caricias de su pecho, y se deslizó entre sus piernas, acariciando con mimo su sexo, mientras su piel se erizaba y sus músculos se tensaban rogándole que comenzara, tras un par de minutos esperando a que el deseo fuera insoportable, comenzó, no pudo remediar morderse el labio dejando salir un sonido gutural, comenzó a aumentar la intensidad de cada caricia, mientras su cuerpo le pedía más. Mucho más. Caricias, gemidos, olores dulces, agua recorriendo su cuerpo, músculos tensos, espalda encorvada, las manos contra el cristal, y en un momento, un último gemido, largo, intenso y después una respiración profunda, se incorporó de nuevo y permitió al agua seguir recorriendo su cuerpo, borrando así cualquier huella de aquel momento de intimidad. 

29 comentarios:

  1. ¿Lo has cambiado a tercera persona?

    ResponderEliminar
  2. Nat,¿estaba acaso en primera?. Es un relato, nada parecido con la realidad :P

    ResponderEliminar
  3. Mmm...pues ahora que lo veo así...dudo, pero creía que si, igual me equivoco..

    ResponderEliminar
  4. No, es un relato nada más, por cierto, ¿nos conocemos? o te doy la bienvenida?

    ResponderEliminar
  5. Vamos a ver Ana, esto lo lee gente seria...te acabo de poner como "Mi Favorita" y ahora la gente va a perder toda la credibilidad en mí si vienen a leer esto...

    O sea que sigue así !!!!!! Y de relato nada, que esto es lo que suele ocurrir cualquier día en cualquier ducha...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Jeje..Pues no sé si me recuerdas, mi nombre, cuando firmaba con la cuenta era LocaCordura..

    ResponderEliminar
  7. jajjajajajaj será en las tuyas, las mías son muchísimo más rápidas eh!
    Madre mía ¿he perdido mi poca credibilidad? ¡que traumático!!

    ResponderEliminar
  8. Sii, te recuerdo si!! siempre fue en tercera persona! jajajajja solo que antes decía pezones, pero lo he quitado un poco, ya sabes, miedo escénico.

    ResponderEliminar
  9. A mi me suena de algo...jeje aplazaré mi entrada..

    ResponderEliminar
  10. Jaja! Independientemente de si es no real, esta muy, pero que muy bien. Me gusta!

    ResponderEliminar
  11. Y que bien se lo ha pasado esa primera,tercera o imaginaria persona.
    Ana, una entrada genial. Y muy bien relatada. Si no fuese por el detalle que acabo de salir de la ducha... Volvería a entrar jajaja. Que no!
    Un muas**

    ResponderEliminar
  12. Y dónde dices que venden estas duchas? Molan

    ResponderEliminar
  13. No se que decir... Esa ducha parece reparadora, ¿no?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Mmmmm, la proxima vez avisame, Pepinillo. Una ducha a dos puede ser tb muy divertida.
    ;-)

    ResponderEliminar
  15. Bueno, no se q decir, eeeh, bueno sí, no, no se .... yo es que soy muy sensible ... no se como decirlo finamente .... bueno sí .... se me ha medio "emocionado" el amigo ... jajajjaja

    Un biquiño y deja de leer novelas romanticonas de esas q tienen las portadas rosas! :D

    ResponderEliminar
  16. Pues claro que sí Ana, es un relato y el que quiera aplicarlo a su vida real estupendo, seguro que a todos nos sentaría estupendamente una ducha como la que describes.
    Yo llegué aquí por la recomendación de rombo, pero no me escandalizo, jeje
    Un besito

    ResponderEliminar
  17. Qué porno te me estás volviendo, joder! Sin embargo, me gusta. Siempre voy con prisas cuando me meto en la ducha sóla, cuando me meto acompañada, es otro cantar. Viva el aseo personal y las personas limpias!! Jajaja. Besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  18. Si Nat dice que está bien, está bien. No en vano, ella es una de la mejores escritoras del pais en relatos eróticos. Así que, Pepi, tómalo como un piropo.
    Aunque no lo diga Nat, está bien también, jajajaja. He vuelto a leerlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Eso de masturbarse en la ducha yo lo llamo "hacer un American Beauty" :D

    ResponderEliminar
  20. Jajaja qué nos gusta un guarrerismo eh!!

    Nat muchas gracias y un honor siendo tú una de las mejores escritoras del pais de relatos eróticos :P

    Jajaja Bruni, mañana habrá duchita, no pasa nada, te da tiempo.

    Jajajaja Oli me da a mi que tú y yo duchándonos juntos sólo serviría para jugar con un patito de goma (y no como el sadomaso):P

    Jl toda la pinta, el agua caliente siempre repara y relaja.

    Jesús no sé si se venden o se regalan... tenemos que enterarnos!!

    jine, curioso?? a mi me parece lógico y sumamente esperado.

    Bite cochinor!!! jajajjaja no leo novelas rosas jo, de hecho la que estoy leyendo pienso hablar de ella pronto porque me ENCANTA!

    Nuri!! me alegra saber que no escandalizo, de todas formas avisé eh...

    Sandri, soy una cochina, no se lo digas a tu abu o me pone a rezar avemarías como una loca. Cuando quieras nos duchamos, pero antes... ejem.. boda gitana!

    Rombo, tú di la verdad, vienes porque se titula rombos...jajajjaja admítelo!!!

    Mr. Rific, qué serio suena eh dicho con Mr y todo. Yo lo llamo guarrerismo. :P

    ResponderEliminar
  21. Cochino me dice ... ya ves, por expresar mis más profundos sentimientos .... así va el pais con la censura! jajaja

    ResponderEliminar
  22. jaajjajaja te jodes, no haberme dicho que leo novelas rosas!! y sentimientos? más bien... sensibilidades!! jajajaj

    ResponderEliminar
  23. Sí, sí, eso quería decir, sentido y sensibilidad .. jajaja

    ResponderEliminar
  24. El azar, y supongo que blogamigos comunes me traen aquí. Me caigo sobre 4 rombos y ufff que agustito. me quedo

    ResponderEliminar
  25. Rombo, ¿me vendes? jeje
    Nah, ni caso, si ya escribes así algo imaginado no quiero pensar como plasmarás algo más real, jejeje. Un besin.

    ResponderEliminar
  26. ¡Bravo Pepinillo!... Relato erótico donde los haya. Buenísima redacción.
    Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Viendo la imagen del comentarista "rombo" no me extraña que al ver los cuatro "rombos" te entraran esos calores.

    ResponderEliminar
  28. Jajaja bite, na, que te tengo calao.

    Carlos, bienvenido, pero no te creas que esta entrada es algo normal en mi eh...

    Nat, jajaja mientras te vendan bien, no te quejes, ojala todo el mundo nos vendiera bien :).

    Gracias Towanda! un besiiito

    Pitt jajaja a mi también me da calores al ver su foto.. :P

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...