A ver qué encuentras...

domingo, 27 de febrero de 2011

Confesiones momentáneas.

Ahora que hay más confianza entre nosotros, voy a sincerarme y contaros tres secretillos que son tal, debido a la vergüenza que los acompaña.

1. Pedí un autógrafo a José Luis Moreno


Si de alguna forma puedo justificar este acto, diré que yo tendría unos 10 años.

2. De pequeña (no sé decir los años exactamente) en el portal de mi abuelo había un cartel: " Se vende piso: razón en portería".


Nunca puse en duda lo que entendía por aquel cartel, hasta que un día mi hermano, al montarnos el coche tras salir de casa de mi abuelo, me preguntó :

- Ana, ¿Qué significa razón en portería?

- Pues que el portero te explica porque venden el piso.

- ¿Seguro?

- Claro, ¿Nunca has oído decir que los porteros son unos cotillas?- él asintió con la cabeza- es porque se enteran de todo y por eso les cuentan a los que preguntan por que venden el piso el motivo.  Aunque yo creo que no es bueno, porque si por ejemplo te mudas porque tu vecino hace mucho ruido y eso se lo explicas al comprador, pues no querrá comprarlo. Creo yo.

- Y yo.

Tras mi explicación el coche estalló en risas, pocas veces había oído a mis padres reírse tanto. (Sigo pensando que mi idea no tenía demasiados fallos).

3. Esta vez al rededor de 10 años más tarde, viendo un día este mítico vídeo...


Y agradeciendo tiempo después haber estado sola en aquel momento, me dí cuenta de que quien hablaba y decía aquello de " Españoles, Franco ha muerto" realmente no era Franco. (Sí, podéis alucinar pepinillos y hasta de colores) Durante años y aún no tengo muy claro porqué siempre había pensado de forma mecánica (nunca le había dedicado ni un nanosegundo a esta idea) que el señor del vídeo era Franco.

PD. Para la siguiente entrada tenemos que meterle presión a Dama, que tiene un par de fotos mías.

12 comentarios:

  1. Tres cosas tengo que decir:
    - Adoraba a José Luis Moreno (hasta que lo ví haciendo de villano en Torrente)
    - Qué bien hacía el amor la hija de la portera.
    - Ah, joder, no era Franco???
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Jejeje el bigote del hombre que daba la noticia de la muerte de Franco, sin duda, te despistaba.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Ay, Ana, no te avergüences de pedirle un autógrafo a José Luis Moreno que yo tengo uno de Tamara, Ambar, Yurena... No se lo pedí yo, pero lo tengo y eso sí que es vergonzante.

    El letrero que me hizo pensara mí era ése que decía: Vendo piso, sin entrada... No lo entendía y nadie me lo explicaba. Pensé que habría que descolgarse desde la azotea con un arnés...

    En cuanto al tercero, cuando lo vi, no sabía quién era solo que lloraba en blanco y negro.

    Un kiss.

    ResponderEliminar
  4. Yo también voy a anunciar mi muerte llorando por la televisión .... jajaja

    Qué crack!

    ResponderEliminar
  5. No te preocupes, nuestros labios están sellados. Un secreto mio... no se lo digas a nadie pero yo soy miembro del club de fans de Torrebruno, un gran hombre.

    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Franco como auténtico dictador profesional donde los haya, tuvo el detalle de anunciar su propia muerte... acojonando incluso desde la tumba
    (tú eres una prueba viva de ello) :D

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi me parecen unos secretos muy divertidos, Pepinillo... Los mios no se pueden contar...
    ;-)

    ResponderEliminar
  8. Que le pediste un autógrafo a José Luis Moreno? Bueno, eso no es nada, yo fui a un concierto de Camela aunque, en mi defensa, debo decir que lo hice por no quedarme en casa en plenas fiestas.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. te guardaré los secretos, bendita inocencia! yo pedí un autógrafo a parchís....suerte que se perdió por el océano caótico de mis inumerables traslados...y no hay pruebas tangibles de tan vergonzoso suceso...jajaja! saludos!

    ResponderEliminar
  10. Jajajajaja me encantantais todos, me alegro de no ser la única con secretos vergonzosos :P

    ResponderEliminar
  11. Once.


    P.D.: No te engañes, no hay ninguna forma de justificar lo del de los muñecos.

    ResponderEliminar
  12. Sí hay una forma de justificar lo del JL Moreno: que le hicieras firmar el autógrafo en la esquinita inferior derecha de un cheque en blanco y al portador. Sólo eso podría rehabilitarte como elemento útil de la sociedad.

    Y Franco no ha muerto, su espíritu perdura en cada institución de nuestra "democracia avanzada y homologada", pero especialmente en aquella regia que todos tenemos en mente. No lo olvidéis: "dejo todo atado y bien atado".

    Un sandwich de melocotón y uva.

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...