A ver qué encuentras...

domingo, 9 de enero de 2011

Genética...



Siempre he pensado que lo de estar como una cabra venía de herencia. Aunque no tenía muy claro de qué parte venía heredara, no hace mucho descubrí que de mi madre. Podemos estar 20 minutos diciendo tonterías sin inmutarnos, como el día que yo tenía que ir al psicólogo (para un certificado de cuerda) a un centro donde cuerdo, creo que no había nadie (ni las administrativas) íbamos hablando de “locos” y mi padre nos regañó para que no dijéramos esas cosas, que allí había gente (por la calle) que se veía que muy allá no estaban. Mi madre y yo contestamos que solamente decíamos palabras que empezaban por loco, y estuvimos 20 minutos diciendo palabras, locomotora, localización, local, locomia, etc. Creo que mi padre se planteó seriamente abandonarnos allí.

Por otro lado yo, también tengo lo mío. No es raro encontrarme una mañana a las 7.30 bailando cual posesa (con melena incluida) “Locaaaaaaaaa nananaaaaaaaaaa, por un beso tuyoooooooooo nananaaaaaaaaaaaaa” o cualquier baile coreografiado de Rafaella Carrá.

Pero ahora que sé que es genético, estoy más tranquila. La semana pasada fui a comer a casa de mi abuela. Tras el típico momento de hija no comes nada (a la vista está que si que como) se puso a rememorar años atrás. Mi bisabuelo estuvo en la cárcel por “Rojo” y mi abuela siempre ha sido del centro.
Cuando era joven (nos parecíamos un montón) era bastante borrica (aún lo es) y por una injusticia (largo de contar) se creó enemistad con unas del barrio. Ella contra unas cuantas.
Aquí mi espléndida abuela encontró un día un pin de la falange (sí, la historia es de cuando Franco vivía) y se lo plantó en la solapa. A partir de ese día, las aguas se calmaron un poco, aunque en el barrio la tomaban por “facha”. Un día comprando en una tienda, las mujeres comenzaron a hablar de política, y mientras hablaban una mujer la empujó, no me quedó claro si con intención de que ella dijera algo o de empujarla sin más. Mi abuela se giró y con mala leche (que nos caracteriza) le dijo a la señora que ella era cinturón negro de yudo y que si le volvía a empujar le haría un kata (no sé que es, pero debo confesar que mi abuela acompaño la historia con la representación, imaginaos, una señora de 80 años haciendo un kata a lo kun fu).

Definitivamente yo, salgo a mi madre y mi abuela.
¿Y vosotros?

Pd. Mi abuela es muchisimo más guapa (recordad que salgo a ella)

16 comentarios:

  1. Me descubro ante tu abuela... y ante tu genética :)

    ResponderEliminar
  2. Quien a su familia se parece honra merece... Yo también me parezco a mi abuela, y cada vez en más cosas

    ResponderEliminar
  3. uuhhh historias de genética, que caprichos de la naturaleza...!:)
    me gusta tu blog, y me encanta tu otro blog, estudio eso mundo de la discapacidad, y me parece que debo quitarme el sombrero ante un blog como el tuyo!:D
    gracias por pasar por la botella, muah!:)

    ResponderEliminar
  4. Estudio Terapia Ocupacional, estoy en tercero...pero ahora con esto de bolonia aun me queda un año para terminar la carrera. Me gusta magisterio tambien, de echo...el otro dia comencé un curso que se llama "Trastornos de Aprendizaje e Hiperactividad" me parece todos esos mundos super interesantes!:D
    estas buscando entonces ahora trabajo?

    ResponderEliminar
  5. Uf... yo no me parezco a ninguno. Es más, siempre he pensado que soy adoptada y no me lo quieren decir. jajajaja. Olé por tu abuela yudoka!

    ResponderEliminar
  6. Olé, por los bemoles de tu abuela(y los tuyos, por tanto)!!! :)

    Yo no me parezco a nadie. "Bicho-raro" me dicen. "Diferente" me digo. Y que viva la diversidad!!! Si no sería todo muy aburrido...

    Un besote

    Pd.: tranquila por lo de la entrada anterior de mi blog. Lo entiendo perfectamente. Hijos de ****

    ResponderEliminar
  7. Yo soy una mezcla bastante heterogénea. Una mano de cada, un pie del 37 y otro del 42, un ojo azul y otro gris... no sé a quién habré salido.

    ResponderEliminar
  8. Rific: mi abuela y mi genética te lo agradecemos :P

    Musicalera: Si eso es cierto tu abuela es una señora espectacular.

    Poetadebotella: Gracias por esta minicharla de blog a blog y lo dicho, si necesitas material de algo, dímelo.

    Dama: yo siempre he querido ser adoptada, de hecho en casa nos pegamos todos por ser el adoptado. Y sí, cualquier día te llevo a que te enseñe a hacer yudo.

    Claro que sí, Audrey, diversidad!!

    Horacio, a mi tampoco me queda claro a quien habrás salido pero seguro que eres genial

    Rombo se lo haré llegar a mi abuela (el uaaauuu)

    Besitos a todos!!

    ResponderEliminar
  9. Realmente estás como una puñetera cabra ja ja ja

    A ver si te acercas un día al "Locopeda" ja ja ja

    Besos chalaos

    ResponderEliminar
  10. Estoy con Dani... estás como una cabra (quito lo de puñetera).
    Pero si para ser divertida hay que estarlo, pues me apunto.

    Un abrazo preciosa.

    ResponderEliminar
  11. Dani, que me espere sentao el locopeda, de todas formas tengo un certificado (bastante serio) diciendo que loca, no estoy :P Qué ofreces tú? besos

    Towanda un beso!!

    ResponderEliminar
  12. que lindo ver en otros razgos como los tuyos. yo no me identifico con nadie.. salvo con mi hermano, los dos estamos un poco locos

    ResponderEliminar
  13. La locura se hereda, aunque bien creo... que la tuya es innata y adquirida (no le eches toda la culpa a tus familiares)

    Las abuelas son mucho más guapas de lo que jamás seremos nosotras.

    Me encanta cuando se ponen a contar historias... me encanta.

    :D

    ResponderEliminar
  14. Tenemos que hacer un día una reunión entre abuelas. Fijo que nos daba para un par de meses (o años) de blog!

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...