A ver qué encuentras...

viernes, 31 de diciembre de 2010

Sin sonrisas.

Aquel día estaba cansada de caminar y decidí hospedarme en un hostal cercano a la plaza. El pueblo era como otro cualquiera, tal vez llevaba muchos recorridos pero nada de aquel pueblo me llamó la atención. Pensé que para pararme en otro lo haría en él, ya que estaba ahí y lo cierto es que deseaba darme una buena ducha.


Tras recibir la llave de mi cuarto, soltar mi petate (con su consiguiente carga, tenía la espalda molida) me desnudé, di ordenes a la bañera de irse de llenando tras abrir el grifo. Abrí el petate y saqué la ropa más bonita que tenía. (Desgraciadamente no me había traído ropa demasiado elegante) Encontré unos vaqueros cómodos y una camiseta algo ajustada. Abrí el neceser y entre cremas encontré unos pendientes que siempre me habían gustado y mi pequeño lazo para el pelo de adorno. Rojo, mi color preferido.

Volví ávida al baño, pues el agua rozaba los límites. Me sumergí en un largo y relajado baño.

Dos horas después eché el último vistazo a mi imagen del espejo, una sonrisa de aprobación y cerré la puerta tras de mi.

Al llegar a la plaza del pueblo me di cuenta de que sí tenía algo especial, alegría. La plaza estaba rodeada por edificios antiguos cuyos soportales aportaban bares y estos a su vez mesas abarrotadas de gente.

Me senté en la primera mesa que encontré. En vista de que no conocía a nadie decidí observar a quienes tenía más cerca. Junto a mí, una pareja acaramelada, supuse que tal vez, al igual que yo, eran forasteros. En la mesa contigua a la de ellos cuatro ancianos reían a carcajadas mientras intercambiaban cartas, descubrí que jugaban al Mus por las señas que intentaban ocultarse unos a otros.

A mi otro lado una mesa llena de amigos. Jóvenes, tal vez de mi edad. De aquella mesa destacaban varios. Una chica alegre, consciente de que acaparaba la mirada de todos contaba una historia con matices cómicos (a juzgar por las carcajadas prácticamente al unísono). Junto a ella otra amiga, ésta algo mayor, pero muy cariñosa, tal vez demasiado, pues no paraba de tocar a quien tenía más cerca simplemente para comprobar que tenía alguien al lado. Un par de chicos siempre sonrientes que observaban a la interlocutora con algo más que simpatía. Otra muchacha, sonriente, y a juzgar por su atuendo con carácter, pues era la única más atrevida vistiendo. Por último un chico, participaba en la conversación haciendo bromas y guiños, pero sin sonreír. Éste centró mi atención. ¿Por qué no sonreía? Sus amigos lo hacían, y tanto que lo hacían, se reían a carcajadas a veces ensordecedoras, pero él, él no. Intentaba esbozar una sonrisa pero sus labios no eran capaces de separarse como debían.

En este pensamiento estaba cuando él debió notar que le miraba fijamente. Giró su cara intentando sonreírme, nuevamente no pudo. Lo hice por él. Le mostré una de mis mejores sonrisas.

Acabé mi copa y decidí dar un pequeño paseo, de noche los pueblos siempre parecen más bonitos. Encontré un par de calles curiosas por las que me introduje, las adornaban macetas y flores de colores. Poco a poco me iba adentrando en el pueblo y a la vez perdiéndome, sin apenas darme cuenta. Al llegar a un cruce me fui consciente de que no sabía dónde me había metido y lo peor es que tampoco sabía cómo salir de allí. Elegí la calle de la derecha y al llegar me dí cuenta de que por ahí no era, retrocedí sobre mis pasos y fui a la de la izquierda, aquella calle tampoco me sonaba. Abrumada por el sentimiento de estupidez decidí sentarme en un bordillo y esperar a recordar los pasos dados. En aquel momento oí pasos, y el sentimiento de estupidez comenzó a tornarse a alegría, por fin alguien podría ayudarme. Aquella persona se estaba aproximando a mí, por la silueta vislumbré un chico joven. Al llegar a mi, me di cuenta de que era el chico sin sonrisa.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Cara E

A veces me muero de ganas de mandar al mundo a tomar por culo, a veces.
Después me muerdo de la lengua e intento no pensar y con un poco de suerte, dormir.

Si, ésta es mi cara chunga. A veces.

martes, 28 de diciembre de 2010

Cara D

Aquí la "Poliedra" mostrando otra cara más...




En un par de días la quito, :) que no soy nada partidaria de subir fotos, pero hablando de caras, faltaba esta :)

domingo, 26 de diciembre de 2010

Cara C

Aquí la Poliedra (antes conocida como Ana) vuelve al ataque, vengo a enseñaros otra cara, si no recuerdo mal, la C. Los que tenéis el gusto/placer (sí, me estoy subiendo el ego que me hace falta) de conocerme también conocéis esta faceta. (Más que nada os he dado la tabarra preguntándoos siempre si os gustaba)
La verdad que ninguna de las fotos son nuevas, llevo unos días algo perezosa, pero tengo que ponerme las pilas que tengo un par de amigos invisibles "manuales" y ni he empezado. Sólo tengo ligeras ideas, os avanzo que me estoy haciendo amiga del Punto. (A pesar de que mi sobrino me mirara con asco el otro día y me preguntara si yo era una abuela, cuando le miré con odio y le pregunté por qué se limitó a decir que porque las abuelas hacían eso(tómese eso como punto). Jodio enano...)
En fin, que por estos lares blogeros alguien me dijo que subiera fotos y como no quiero tengo nada mejor de qué hablar, las subo.

 No es todo lo que he hecho...


Pero sirve para haceros una idea de en qué "malgasto" mi tiempo






 Un besito (con moquetes) para todos.

(Va, que no da tanto asco y así si reparto toco a menos...)

sábado, 25 de diciembre de 2010

Poliedro...

Hoy voy a hablaros, de cómo dice Towanda mi cara B. Aunque no sé si lo de cara B me gusta demasiado (si, sé con qué intención lo dices y porqué lo dices) pero no quita que al leerlo piense que si tengo cara A y B, tenga C, D… vamos que yo, me veo un poliedro en toda regla.


Intentaría definirme, pero no soy capaz. Tengo distintos gustos, intereses variados.

Las últimas entradas que leéis son más “divertidas”, pero si miráis más a fondo, escribo de todo, pequeños relatos, que apenas soy capaz de releer porque me parecen demasiado íntimos, demasiado ñoños y yo, no soy así, o si, no lo sé. No suelo dar besos ni abrazar, y antes hasta me molestaba que me los dieran (ya me voy dejando más) aunque de mí solo sale poner la cara para que me besen, supongo que es cosa de familia, sólo nos damos besos el día de nochevieja y en los cumpleaños (deberíais haber visto el día que me crucé con mi padre y le puse la cara para que me besara, él me miro y apoyó su mejilla sobre la mía y así plantados estuvimos unos segundos esperando que alguno la girara para besar al otro, segundos más tardes nos separamos y continuamos nuestro camino por la casa) aun así, me gusta que me quieran, que me digan cosas bonitas (sinceras, no pastelosas o premeditadas) y de vez en cuando que me mimen.

En otras entradas os hablo de mí, mis miedos y mis pensamientos, de mi profesión, si no recuerdo mal en un post expliqué porqué me gusta tanto mi profesión. Y es de eso de lo que va mi cara B. Algunos lo habéis leído ya. Es otro blog, en realidad el blog en sí ya existe. Lo creé para la universidad, El rincón de AL la dirección es http://morcu.wordpress.com/

Poco a poco intento ir pasándolo a un nuevo blog, Silencio a Voces  http://silencioavoces.blogspot.com/ porque apenas recuerdo cómo funciona el wordpress y me he acostumbrado a este formato. En él cuelgo trabajos hechos por mí, o encontrados por Internet, y apuntes que sigo aprendiendo día a día. No pretendo dar clases de nada porque yo, no sé nada, simplemente ofreceros la información que tengo, a muchos si no os toca de cerca no os importará, a mí, sinceramente me parece curioso incluso sin tocarme de cerca (aunque por mi profesión espero que me toque de cerca).

Y bueno, creo que me estoy alargando, ya os iré mostrando otras caras…

jueves, 23 de diciembre de 2010

Felices Fiestas.

Me acabo de dar cuenta de que no os he felicitado las Navidades, no sé si me habéis contagiado el poco espíritu navideño que tenéis o simplemente es que en casa hay menos que otros años. Hace un momento me ha dicho mi madre “Qué poca vergüenza que estemos a 23 y no hayamos puesto ni el belén ni el árbol”


La verdad es que tiene razón, este año tenemos menos ganillas, a mí me echa un poco para atrás que es el primer año que no estaremos todos juntos, dos de mis hermanos viven con sus parejas y este año no coincidimos en las cenas.

De todas formas y a pesar de que a muchos no os gusten estos días, os felicito la Navidad.

Espero que hayáis empezado con buen pie, y os haya tocado la lotería, (a mí, no) que en vuestros trabajos os hayan dado cestas de navidad, de esas que pesan tanto. (A mí, tampoco, pero teniendo en cuenta que las dos últimas cestas de navidad eran…”especiales” una contenía: turrón de coco, vino blanco, una bolsa “selecta” de panchitos y una cajita de polvorones; la otra era una caja de polvorones. Sí, se lo curraron)

Que os comáis unas castañitas asadas mientras buscáis con mimo los mejores regalos de Reyes, que os hartéis a coger caramelos (dándoos codazos con las señoras mayores, que no sé dónde vivís, pero en mi pueblo han perfeccionado una técnica, darle la vuelta al paraguas).

Los más golosos que comáis sin remordimiento de conciencia turrón, polvorones y todos esos dulces “prohibidos” (a mi no me gustan, tengo suerte)

Que paséis un momento, la noche o una tarde de estas fechas con al menos una persona que queráis, seguro que no estarán todas a vuestro lado, pero al menos una sí.

Que os traguéis una peli malísima (rollo antena tres después de comer) de Papá Noel.

Que os mordáis la lengua ante un niño pequeño intentando hablar de los regalos de los reyes sin que él se de cuenta (a veces resulta complicado)

Y que despidáis el año recordando lo bueno que nos ha aportado el 2010.

Un beso ENORME y un ABRAZO de oso. ¡¡¡FELIZ NAVIDAD y FELIZ 2011!!!

Vuelve a casa vuelve...




Esto por no dejarme cantarla en el MacDonals, a pesar de que lo hacía bien bajito. (¬¬ Malas personas) Y por más que insistáis, no, no me estoy haciendo “Juani” (ya sabéis que no me gusta nada lo de Choni) porque me pinte las uñas (y tenga una gama entera de colores semirojos-casirosas pero ninguno el que yo busco) lleve un pañuelo (vale, con dibujo algo leopardo) y lleve aros (por primera vez en mi vida y plateados) no lo soy.
Ea el próximo día volveré a ir de “Ana normal”. Me encanta estar con vosotras.

Por cierto, esta mañana escuché la voz del actor del anuncio y me enamoré, el enamoramiento ha sido fugaz al verle, no le pega nada.

martes, 21 de diciembre de 2010

Psicología...

engo una nueva teoría, empecé a perfilarla en el desayuno con una buena amiga (eso sí, lentorra como ella sola), de vuelta a casa, no llevaba ni el libro que me estoy leyendo, ni los cascos, y ese trayecto es el mismo que hago todos los días desde hace unos 14 años, de modo que he decidido matar el tiempo desarrollando mi teoría.

Lo primero espero que nadie se ofenda.

¿Cuántas veces habéis oído decir a una peluquera que es un poco psicóloga? ¿O a una puta? ¿O a un taxista? Yo, muchas. Y claro, esto me ha hecho pensar…

Si putas, peluqueras y taxistas son psicólogos ¿Cómo será una facultad de psicología? He llegado a una conclusión, sus pasillos serán rosas (por aquello de las peluquerías y prostíbulos) con luces de neón señalando cada clase. Los baños tendrán secadores de mano y tollas, además de grandes espejos y asientos. El olor a pino (ambientador típico de coche) impregnará todo el edificio.

En cuanto a los estudiantes, creo que he hecho un perfil típico, ellas, vestidas de negro riguroso y enseñando cacha, escotazo. Botas de taconazo, eso sí, de descanso 24 horas y el pelo cardado y con mechas de distintos colores (a veces creo que las peluqueras prueban los tonos con ellas mismas).

Ellos, de varios perfiles, unos con camisetas algo viejas y camisas floreadas encima, con barriguilla cervecera, otros delgados y bajitos, conservando su melena ya grisácea, y con el agrio gesto de chupar un limón.
Ni os cuento la que se lían por los baños, entre sexo y divanes terapéuticos.

Claramente si algún día tengo que ir al psicólogo y tengo que escoger entre alguno de estos tres profesionales, sin duda, elijo la puta. Creo que es la única capaz de guardar el secreto profesional, que es una de las características de los
psicólogos.

Con esto no pretendo ofender a ningún gremio, aunque sí a aquellos que alardean de ser psicólogos simplemente por hablar con gente. Porque digo yo, ¿Los pescaderos se sentirán psicólogos? ¿Carniceros? ¿Teleoperadores? ¿Tenderos en general? No sé vosotros pero yo sólo se lo he oído decir a estos tres gremios.

Sin más, besitos calentitos desde la mantita de mi sofá y con las recién regaladas bufandas.

domingo, 19 de diciembre de 2010

La noche más larga y tensa.

Hay muchos temas de los que podría tratar, de un artículo que leí ayer sobre la ortografía (estoy en contra de esos cambios) de una frase que leí sobre la amistad (también estoy en contra) pero sería ponerme algo intensa y la verdad no me apetece. Ya os dí la tabarra con el último post. De modo que en este prefiero robaros una sonrisa, en mi caso recordándolo, una carcajada.


Hace unos años (dejémoslo así para que prescriba) estando cuatro amigas en la facultad (anocheciendo), Marcapasos, Anaconda, Lucerito y Laureliana apareció a recogerlas el novio de Laureliana, Luciano con su amigo (esto es más jodido que no recuerdo el nombre del chico) Puritano (mismamente). Los seis decidieron tomar algo en un bar cercano, llevaban días sin verse y tenían ganas de compartir risas y bromas. Anaconda vivía (y vive) allí donde Cristo perdió la primera chancleta, de modo que tenía que marcharse bastante pronto, un mal cálculo hizo que perdiera el último tranvía de vuelta a casa. Tras la insistencia de Luciano (el único con coche y carnet) accedió a que la llevaran a casa. Ninguno de los seis había caido que estaban en pleno centro de la cuidad y que el coche era para 5 hasta que se encontraron frente a él.
- La hemos cagado, somos seis. – dijo Anaconda ante la evidencia.

- No pasa nada uno va en el maletero.- contestó Luciano y todos rieron pensando que era broma. Cual fue su sorpresa cuando Laureliana abrió el maletero e intentó entrar dentro.

- ¡¿¿Estás loca??! Si nos dan una hostia por detrás mueres!! – dijo Anaconda asustada.

- No pasa nada, iremos con mucho cuidado – contestó Luciano.

Y así fue como Laureliana decidió meterse en el maletero, como de costumbre Luciano no sabía por donde ir, pues su sentido de la orientación se quedó con la chancleta de Cristo. Anaconda intentó dirigirle por un camino para evitar la calle más céntrica de la ciudad con más policía, él haciendo caso omiso a las indicaciones de “derecha” fue por la izquierda, dándose de bruces con un control policial. Uno de los jóvenes policías viendo que era un grupo de jóvenes decidió pararlos.

Ahí estaban los seis acojonados, Laureliana en el maletero intentando ocultarse, las chicas en la parte de atrás nerviosas y un par de policías junto al coche, uno bastante concentrado decidió buscar indicios de ¿Drogas? ¿Asesinato? no se sabe, la cosa es que con una linterna buscaba a conciencia, mientras el otro pedía los papeles. Cada vez que la luz enfocaba hacia atrás las chicas con ese encanto natural que las caracteriza comenzaban a sonreírle y hacerle ojitos a la vez que con voz melosa le decían lo mucho que le dañaba la luz directa a los ojos. Mientras el policía que se encontraba delante comenzó a pedir papeles y más papeles al conductor. Uno de ellos no era capaz de encontrarlo y buscaba desesperadamente.

Atrás las chicas comenzaron a usar sus atributos, sus sonrisas y sus encantos, haciéndole alusión a lo que les gustaban los uniformes, a lo interesante que era ser policía y a todo cuanto podrían evitando así centrar la atención en el maletero, dentro del coche Laureliana estaba histérica y Marcapasos, Luciana y Anaconda no hacían más que temblar mientras hablaban pensaban en distintos métodos para sacar a Laureliana del matero sin ser vistas.

En vista de que el conductor no encontraba el papel los policías le explicaron que debían ponerle un cepo y llevárselo la grúa.

En ese momento las seis mentes se unieron para pensar en qué momento (si antes o después de que llegara la grúa) gritaban “¡¡Sorpresa!!” y sacaban a Laureliana del maletero cual mago sacando un conejo del sombrero mientras los demás aplaudían maravillados ante tal truco.

Por suerte las chicas aún tenían las pestañas para aletearlas diciendo que en vista de las horas que eran (pasadas las 12 de la noche) no podían llegar tan tarde a casa y que Anaconda vivía muy lejos y no tenía más forma de llegar que en coche. Entre sonrisas, ojitos consiguieron que todo quedara en una multa.
Reanudado el camino la tensión de los seis se podía cortar con un cuchillo, entre nervios decidieron meterse por un callejón cualquiera y parar. En ese instante todos los miembros se desperdigaron por la calle, necesitaban aire, respirar, relajarse y hasta alguno correr.

Minutos después volvieron al coche aún tensos y excitados. Intentaron salir de allí, pero no había forma, encontraron los túneles de la M-30 y decidieron que era la mejor forma para salir, entraron, salieron, volvieron a entrar, salir, siguieron a un camión a ver si así… pero nada, tras mil y una vuelta consiguieron encontrar la salida y llegar a la primera de las casas para ir dejando uno a uno a todos los del grupo a salvo.

Eso sí Anaconda llegó a casa a las 4.30 de la mañana.


viernes, 17 de diciembre de 2010

¿Y si...?

Nunca se me ha dado bien pensar, siempre llego a conclusiones a las que no debería llegar o a callejones sin salida. Hoy tengo más dudas que nunca, o no, y solamente pienso en todas las que tenía acumuladas, ya ni eso lo tengo claro.



¿Y si la estoy cagando? ¿Y si la culpa es mía y sólo mía? ¿Y si digo adiós? ¿Y si no soy capaz de decir adiós? ¿Y si nunca pasa? ¿Y si me canso antes de que pase? ¿Y si no fuera para mí? ¿Y si fuera para mí? ¿Qué siento? ¿Qué quiero? ¿Qué me pasa? ¿Por qué me pasa? ¿Y si dijera lo que pienso?

Mil dudas y encima para colmo de más de un tema. Después de darles vueltas sólo he encontrado la solución a una de ellas

¿Y si apago la luz e intento dormirme?

- Si, será lo mejor y tal vez lo consiga.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Día Internacional de... Paula!

Hoy es el día Internacional de… no, no… hoy es un día más importante es el cumpleaños de la enana por excelencia. No acostumbro a poner fotos, pero en este caso es robada de su blog por lo que no creo que haya mucha queja. Había pensado en taparle los ojos, pero son demasiado bonitos para que no vean la luz, además con lo sumamente torpe que es, si se los tapo se hostia de fijo.

Currita, ¿Cuánto llevamos ya conociéndonos? Yo no me acuerdo. Sólo me acuerdo de las risas contigo, de las tonterías que llegamos a hacer y de llorar eso también, que anda que no somos tela lloricas eh Manola… Puf.

Bueno te deseo que tengas el mejor de los cumpleaños (sí, sé que está complicado, pero recuerda que si no sonríes… los gatitos…) (Sandra a mi tampoco me enternecen pero ser la que provoca una muerte a un gatito es cruel) aún eres joven por lo que sal, emborráchate y haz todo lo que a tu edad se pueda hacer, que tienes todavía las carnes prietas y turgentes.

Y, sinceramente paso de decirte moñadas, que terminamos lloriqueando. Me encanta hablar contigo, lo sabes, estás muy loca y me dices cosas que me gustan y que no, pero me encanta ¡Qué le vamos a hacer! Así que si no lo he dicho ya… FELICIDADESSSSSSSSSSSSSS!!! (Prometo cantarte en directo esta tarde por tlf…jajajajjaja si quieres en tono la mochila azul)

Cambiando radicalmente de tema, por fin, tras varios esfuerzos, (algunos ilegales) tengo amigo invisible para regalar este año… ahora toca exprimirme los sesos (Gema y Sandra, por favor, literalmente no) para encontrar un regalo que pueda hacer y esté chulo y no lo haya hecho otro año (descartamos, monederos, broches, chupitos, marcos de fotos, vamos descartamos todo cuanto sé hacer) podéis aportar ideas eh… estoy abierta (que no literal) a todo.

En respuesta a vuestros comentarios del post anterior (si, soy una vaga no me apetece ir uno por uno diciendo cosas) os diré que tenéis razón soy una caprichosa. Pero… me comprasteis así… Y Sandra, me ducho… haciendo equilibrios. (Entra tú y yo, planto el pie en el suelo además he desarrollado el poder de levantar la pierna hasta el infinito y más allá y siempre tuve mucha flexibilidad, soy capaz de pintarme las uñas de los pies de pie y sin doblar las rodillas)

En cuanto a la lotería, os diré que no pienso deciros el número, (porque ni yo lo sé) espero una inspiración divina cuando mi amada amiga vaya a la administración y me diga Ana números finales … y yo elija uno (como dude entre dos, la hemos cagado)

miércoles, 15 de diciembre de 2010

¿Paciente o impaciente?


Llevo días dándole vueltas a algo (no, a lo de que me va a tocar la lotería, no. Sí, me va a tocar, sólo hay que ver la mala salud que tengo) tengo una duda. ¿Se puede ser paciente e impaciente a la vez? Porque yo, lo soy. (Si, soy rara de cojones)


Hace unos días en una de esas duchas en las que me dedico a hilar pensamientos (me pasa más de lo que debería) terminé pensando sobre mis “virtudes” (por cierto, un saludo a las Virtudes, que me hacían mucha gracia) y mis defectos. Entrecomillo sólo unas, porque mis defectos tengo claro que lo son, las virtudes… dudo.

La cosa es que entre mis defectos llegué a la conclusión de que soy impaciente. Muy impaciente. Si un día me levanto pensando en que las greñas (pelo, para el resto de la gente) me molestan, voy y me corto el pelo, sin pensarlo dos veces. Si otro me levanto pensando que quiero unos calcetines nuevos, voy y los compro (sí, no me llega para comprarme cosas más caras). Si un día me da por tener un carnet de Bob Esponja, me lo hago, y así con todo. Cuando quiero algo que puedo tener, lo tengo sin pensar en nada más que en tenerlo (véase otros verbos en la frase, conseguirlo, hacerlo, etc) por regla general actúo sin pensar en las consecuencias, dejándome llevar por lo que deseo en ese momento. Para mí eso, es ser impaciente ¿cómo lo veis? (espero que igual que yo)

Pero mi duda surge cuando me pongo a pensar en las virtudes, porque paciente me aparece en la lista (vale no era una lista, era sólo paciente y bellísima) (vale bellísima me lo he inventado, joder que tiquismiquis estamos eh).

Me atribuyo la paciencia con los demás, por ejemplo, en el cole o con los niños, les doy todo el tiempo del mundo para hacer algo, a pesar de que se les caiga una y otra vez o no lo consigan. No tengo inconveniente en repetir una y otra vez la misma cosa, o soy paciente con las personas que me “hartan” rápidamente, procuro no decirles lo que realmente desearía decirles.

En definitiva que no sé qué soy. ¿Paciente o impaciente? ¿Impaciente conmigo y paciente con los demás? ¿O no son ningunas virtudes o defectos que me correspondan?

Bueno ahí lo dejo, no doy para más. Tal vez me surjan estas dudas debido al aburrimiento o a mi capacidad de no pensar en cosas que me preocupan para conseguir que no lo hagan.

Un besito genérico y paciente para todos.

Y por favor, sonreíd, que sí, hoy no sé porqué cuesta más que otros días (a mí también me pasa) pero si no sé si sabréis que si no sonreímos un mínimo de 10 veces al día muere un gatito (aquí va un ohhhh genérico de todas las chicas).
Pd. Os pongo la foto del gatito para enterneceros más y sí, sonreíd.

martes, 14 de diciembre de 2010

Juntos.

Como cada mañana se despierta a la misma hora sin necesidad de un despertador, aún medio dormido se acerca a la ventana y la abre permitiendo al frío entrar hasta el fondo de su cuarto.


Bosteza un par de veces mientras da los buenos días a la vida. Se dirige al aseo para terminar de despertarse hundiendo la cara en agua fría entre sus manos.

Tras asearse, vestirse, se prepara un desayuno digno de afrontar el día.

Tan pronto termina sus tareas del hogar, acude a su cuarto, le pasa un pequeño trapo húmedo para limpiarlo a fondo, entre caricias y palabras de mimo. Aunque pueda parecer extraño le hace mucha compañía. Para cuando está perfecto le coloca la correa, y con suma alegría ambos se preparan para salir a la calle.

Una vez abajo y como de costumbre tiene que tirar un poco de él, pero es normal, es viejo y los años pasan por todos.

Hay quien se gira a mirarlos y quién lo toma como algo cotidiano saludando a ambos con una gran sonrisa, tal vez sea por la estima que los tienen o tal vez porque ver a un hombre sacando a pasear a un radiador siempre te roba una sonrisa.

____________________________________________________________________
 
No he encontrado el día internacional de hoy, y me lo he inventado, ya que mi propuesta no tiene día oficial yo propongo que sea hoy, pues creo que es un día que debería ser más que internacional día del RESPETO. Puesto que es la base de todo.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Yo, canté en un coro.

Reconozco que me ha costado encontrar de qué es hoy día internacional, y no sé si será verdad pero yo hago caso a San Google. Y según él es el día internacional de Canto Coral. Al leer eso, me ha venido a la mente una imagen. La Señorita Mercedes.

La Señorita Mercedes (por llamarla algo finamente) fue mi profesora en la EGB (sí, soy vieja) Para las tiernitas personas os diré que EGB tenía una agrupación de ciclos diferente a Primaria y durante los cursos de tercero, cuarto y quinto teníamos una tutora que era maestra general y profesores de inglés (yo empecé a darlo en quinto) y religión. Lo demás lo dábamos con la Srta. Mercedes. Ella era un poco cómo decirlo… amargada, mala persona, zorra. característica, tenía bastante mal genio, algunos decían que porque era una solterona, yo con mi edad no entendía el porqué y mantenía la teoría de que no le gustaban los niños. ¿Habéis visto o leído Matilda? Pues podéis haceros una idea con la directora. Aquí la Srta. Mercedes tenía una regla muy ancha (como medio folio partido a lo largo) y dura con la que golpeaba la mesa, o cabezas, según le diera. A mi más de una vez me hizo comer la mesa por la costumbre de escribir muy pegada a ella, me daba collejas para que me la terminara de comer, qué maja y adorable eh.

Además nos obligaba todas las mañanas a rezar (sí, antes se hacía en los coles pero las demás clases no lo hacían, sólo nosotros). Era todo lo que yo decidí no ser jamás.

Bueno, me estoy enrollando ¿verdad? Os preguntareis qué tiene que ver la Srta. Mercedes y el Canto coral. Bueno mi querida maestra decidió que íbamos a ser un coro (no de gospel, que habría molado) por lo que uno a uno nos obligaba invitaba a cantar la escala (sí, aquello de DO RE MI FA SOL LA SI y al revés) para que os hagáis una idea canto como un gato atropellado, daño más al oído que una tiza chirriando en una pizarra, alcanzo notas inexistentes de hecho creo que son con las que se comunican los perros. En fin, que ahí estaba yo ante todos los compañeros intentando hacer una escala, lo hice fatal, tanto que Srta. Mercedes me dio una juanola a ver si así cambiaba mi voz (qué inocente era y qué asco me daban las juanolas) Debió de cambiar algo porque no me echó del coro, solo me puso atrás. Y todas las semanas nos obligaba a ensayar una misma canción (la cual odio) La Mochila azul (ahora os pondré la canción, para torturaros conjuntamente)




Si, esta es la odiosa canción, tal vez os resulte graciosa o incluso os guste, yo, no la soporto! De hecho no he podido más que oír el principio del video para comprobar si es ella.

En fin que hasta aquí mi recuerdo de mi paso por el Coro y de la Srta. Mercedes. Que por cierto, hice las prácticas de maestra en mi cole pero ella ya no está. Una pena, le habría dicho más de una cosa.

Pd. Siento no haber podido contestar a los comentarios pero aquí mi blog se me revela, no me permite comentar, le tengo a pan y agua y le he amenazado con la regla de la sita, por lo que espero poder hacerlo de aquí en adelante.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Aquellos maravillosos años.

Me gusta el Día Internacional de hoy, a favor de la radio y televisión para los niños. Creo que es importante y estoy segura de que la televisión no lo tendrá en cuenta. Ya que no hacen más que emitir programas inapropiados en horas inapropiadas, en los que el insulto, el menosprecio y el ridículo forman parte de lo cotidiano. No entraré a criticar ninguno en concreto, puesto que sino, me tiraría horas. La televisión está perdiendo creatividad, antes cada canal te mostraba algo diferente ¿ahora? Funciona un callejeros y aparece uno en cada canal. Funciona un espacio de cocina y levantas una piedra y tienes mil cocineros y digo yo ¿tan poquito funcionan los espacios de cultura? Porque sólo te los ofrece la 2. Y más de un documental (no de animales) me ha dejado con la boca abierta sin poder levantarme ni tan siquiera al baño.


En fin que la tele es un asco y me hubiera gustado que hoy dedicaran el espacio a los grandes olvidados (no, los codos no) ¡a los niños! Diréis que han creado canales sólo para ellos, Boing, DinseyChanel, Clan (se llaman así ¿no? Sino, menos mal que mi sobri no sabe leer) Sí, hay dibujos para niños, pero ¡qué dibujos!, a mi personalmente me dan asco, cuando no salen con los ojos inyectados en sangre parecen unos borrachos. Desde luego, como dirían un par de amigos míos Deleznable.

Por eso hoy reivindico (si, que me he vuelto muy rebelde yo, ¿¿será porque un día no me di cuenta y me compré unas zapatillas de rebelde wey??? Si, intentad olvidarlo, será mejor) los dibujos buenos, los de siempre y los que por años que pasen no se olvidan.



¿Quién no soñó en tener diminutos en su cuarto??




Durante un tiempo los Koalas eran mis animales preferidos (jajajaja ahora sé que son casi como las ratas y encima no sirven de mucho)

 De pequeña pasé una temporada en el hospital y de lo poco que recuerdo es que me regalaron un libro de los fraggle rock. Cómo me gustaban!!
 
Sí, también veía dibus de peleas pero muchisimas más sanas que cualquier "debate" de después de comer.
Siempre había cabida para ver esos dibujos en los que nunca hablan, como el coyote y el correcaminos, Tom y Jerry, La pantera rosa (de antes), y si no recuerdo mal casi casi tampoco hablaban en el pájaro loco. Ahora habla hasta pocoyó (por cierto, nunca digais a un grupo de 20 niños de tres años que pocoyó es feo!! os crujen!!)

Y hasta aquí, que si sigo nunca paro y no estudio y luego me regañais. Pero se quedan muchos, cuántas veces me vestiria de pankybruster, aún recuerdo la canción de los e-woks (si escribo algo mal, lo siento!!) la de veces que dije que el power ranger amarillo en realidad era un tío y la de veces que me pedí para reyes a un oso amoroso. Sin duda, los dibujos de antes eran mejores.

Pd. De la radio no hablé nada porque que yo sepa no hay espacios para niños. ¿no?

sábado, 11 de diciembre de 2010

De vez en mes

Si, tercer post sobre la regla, pero no puedo resistirme a enseñaros esto, Blog de Sentada en la luna hace un par de días hablamos de la señora de rojo, y entre risas me enseño esta canción (podeis ampliar más información en su blog, os invito a verlo). Ayer se la puse a un no-amigo y por su recomendación la comparto con los demás.

Os dejo la letra, que para nada tiene desperdicio. Y además os dejo la canción.
Espero que os guste!!

De ves en mes



De vez en mes te haces artista
Dejando un cuadro impresionista
Debajo del edredón

De vez en mes con tu acuarela
Pintas jirones de ciruelas
Que van a dar hasta el colchón

De vez en mes un detergente
Se roba el arte intermitente
De tu vientre y su creación,


Si es natural cuando eres dama
Que pintes rosas en la cama
Una vez de vez en mes…

De vez en mes
La cigüeña se suicida
Y ahí estas tú tan deprimida
Buscándole una explicación

De vez en mes
El cielo te roba el milagro
El tiempo te hace un calendario
De una vez, de vez en mes


De vez en mes
Tú me propones
Huelga de hambre
Yo algo de imaginación.

De vez en mes la luna nueva
Viene a quitar lo que renueva
Y a colocar otra ilusión


De vez en mes soy invisible
Para intentar en lo posible
No promover tu mal humor


De vez en mes no hay quien te aguante
Y es tu pecado estar distante

Y otro peor quedarme ahí
Y aunque hay receso obligatorio
Y el cielo se hace un purgatorio
Te amo más de vez en mes

De vez en mes
La cigüeña se suicida

Y ahí estas tú tan deprimida
Buscándole una explicación

De vez en mes
El cielo te roba el milagro
El tiempo te hace un calendario
De una vez, de vez en mes

De vez en mes
Tú me propones
Huelga de hambre
Yo algo de imaginación.

De vez en mes
Tu vientre ensaya para cuna
Tu humor depende de la luna
Y yo te quiero un poco más

De vez en mes
A ti te da por tomar siestas
A tus hormonas por las fiestas
Y el culpable siempre yo


De vez en mes
No hay más reloj que el de tu cuerpo
No hay más luz que la que das
De vez en mes

Personalmente no dejo de visualizar a una cigüeña suicidandose... ¿tendré la regla?



Pd. Raquelita, te he plagiado :) lo siento!!

viernes, 10 de diciembre de 2010

SuperMamá.


Buscando un post antiguo (que veo que no existe) para intentar recordar el cumpleaños de alguien me he dado de bruces con frigopie  post en el que me preguntaba si tener los pies tan fríos me convertía en frigopie. Releyéndolo he recordado esas cosas que te dice tu madre y que tú mientras lo oyes, alucinas pepinillos sin más.
- A los 12 años te baja la regla por primera vez, yo no sé como lo tomaríais vosotras yo fatal, odiaba no poder bañarme esos días, (en la piscina eh, que la higiene a diario y si es más de una vez al día mejor) y mucho que te venden que con un tampax montas a caballo, saltas, juegas ¡una leche! Yo no era capaz de hacer eso ni con una caja de ibuprofenos. Entonces estas tú ahí jodida con tu “mierda” de regla y llega tu madre (la mía, no conozco a la vuestra) y con una estúpida sonrisa (porque a mi ese día todo me caía mal) te suelta (a mí) “Ahora no podrás jugar con niños” tú en ese momento no entiendes de qué va la vaina y piensas que ni con niños ni con niñas, con ese dolor como para jugar estás. Ahora con el tiempo digo yo ¿¿A qué coño se creen las madres que jugamos con los niños??? Prefiero no saberlo.

- Otro de esos momentos que no soportas es cuando tu madre te repasa todos los días si llevas la ropa interior limpia de arriba abajo por si tuvieras un accidente, que tú piensas joder si lo tengo la ropa será lo de menos ¿no? Qué poco sensible es mi madre. Bueno pues yo este punto lo comparto. Mi madre lleva meses odiándome por perder los calcetines, según ella yo pierdo uno, según yo, la lavadora se lo come. Un día decidió llenarme un sacazo de calcetines desparejados, yo harta de oírla decidí ponerme uno de cada total… Bueno debo confesaros que sentí vergüenza cuando al ir con el esguince el señor doctor se dio cuenta de que un calcetín era rosa de monitos y el otro de rallas naranjas.

- Aunque debo confesaros que hay momentos en los que he ganado a mi madre. El …” te vas a quemar” cuando fríes algo, en mi caso no ha pasado de hecho puedo decir (con orgullo y todo) que en cierta ocasión me tocó freír dos docenas de huevos y sólo rompí uno y no me saltó nada :P

- El te vas a caer, ese no falla, siempre que tu madre te dice te vas a caer, vas tú y te das la hostia de tu vida, eso sí, no dices nada a nadie y te la comes sin ni siquiera llorar sólo por no oír el mítico “ Te Lo Dije”

Y hay mil y una cosa más que te dicen las madres y se cumple (a veces llegué a pensar que mi madre era pitonisa) pero no, sólo son madres. (Aunque a veces creo que tienen superpoderes)

(Debo confesar que me han llamado por teléfono y he perdido el hilo y la inspiración jajajajajajaja)

jueves, 9 de diciembre de 2010

Dia Mundial de la Alegría.


Tal vez no os hayáis fijado pero desde hace unos días he decidido incluir un pequeño rincón en el blog, El Día Mundial de… intento acordarme de actualizarlo cada día (pequeño esfuerzo para mi despistada memoria) empecé el día 1 de diciembre, día Mundial del Sida (¿Contra o a favor?... no sé como será, a favor de los enfermo o contra el Sida… en fin, ya me enteraré) la cosa es que poco a poco he descubierto que hay días mundiales para muchas cosas, y hoy sin ir más lejos es el día Mundial de la Alegría, me ha sorprendido a la par que gustado un día mundial para algo así, algo feliz.
Diréis que no es necesario, que es un invento como otro cualquiera, pero éste creo que es de los días mundiales más necesario.
A menudo se nos olvida estar alegres por muchos motivos, porque creo que hasta el más desgraciado tiene un motivo por el que estar alegre. Yo, tengo varios, os contaré unos pocos:

Estoy alegre porque mi abuelo sigue vivo a pesar de que hace dos meses todos pensábamos que no sería así. Muy alegre.
Estoy alegre por tener a tanta gente a mi lado, que me quiere y se preocupan por hacérmelo saber.
Estoy alegre por compartir más de una sonrisa al día, y porque todos los días alguien me pida que sonría.
Estoy alegre por ver que todos los míos están bien.
Estoy alegre porque me gusta quién me ha tocado en el reparto del “amigo invisible”.

Y tengo mil y un motivos más por el que estar alegre, estos me han salido sin pensar.
Y tú, ¿por qué estás alegre?

Pd. Fan de parchís, sé que me lees, de modo que te invito a que me des un motivo por el que estés alegre.
Pd. Y como es el día mundial de la alegría os regalo una sonrisa, la mía. (bueno dos, que la del lateral soy yo, casi sin dientes jajajjaja)

Botas de nieve.

SMS


- Me aburro mil, ser coja es un rollo ¿qué haces?

- Siento que te aburras, me estoy bañando.

- Ummm ¿qué llevas puesto?

- Un abrigo, una bufanda, un gorro y unas botas de nieve.

- Pues se te han olvidado las manoplas.

- Vete a la mierda un rato.

- Jajajajajaj estás rabioso porque has olvidado las manoplas.

Hora y pico después de intentar estudiar (sin éxito) pero al menos conseguir leer.

Llamada.

- Hola tú

- Hola

- Estaba estudiando y me ha surgido una duda

- Miedo me das

- ¿Por qué no te duchas con botas de agua en vez de nieve?

- Porque me gustan las de nieve, ayudan a que me hunda.

- Am, vale, sólo era eso, que llevaba un rato dándole vueltas. Adiós.

[Reconstrucción de la conversación y los mensajes según mi pésima memoria, eso me pasa por borrarlo siempre todo]

Y sí, no tenía nada mejor con lo que actualizar el blog, pero era por quitar el relato cochino del medio y como las cojas no salimos de casa, pues no tenía nada mejor que contar.

Besos cargaditos de ibuprofeno (sí, debería dejarlo que me hace hacer llamadas rarunas)

Pd. Cómo mola paquito el chocolatero (MATAME Gema, MA TA ME) que aún imagino el subidón subidón….

martes, 7 de diciembre de 2010

Pecados

Sé que tener un esguince no exime de estudiar, pero puf, lo que me cuesta a mí ponerme estando sana, como para tener una excusa a mano...
Me aburro tanto que empiezo a pensar que este sentimiento debe parecerse al de las estrellas de mar (tienen toda la pinta de ser un coñazo) de modo que trasteo más de lo que debería, y así es como llegué a un concurso de un blog. Concurso de escritura, ¿las bases? escribir sobre los pecados capitales (aún no sé si todos) y con un tope de 20 líneas. A mí, se me ha ocurrido esto:


Sergio:


No tengo muy claro qué me empuja a escribirte, pero, sinceramente, lo necesito. Tal vez te sorprenda, sobre todo después de cómo me fui, de cómo la ira se reflejaba en mi mirada. O tal vez no te sorprenda porque realmente me llegaste a conocer.

Hace días que te vas y vienes a mi mente a tu antojo (si fuera al mío, no vendrías); hace días que veo parejas por la calle y, sin querer, generan en mí envidia. Hace días que no me soporto por pensar en ti.

Perezosa entre las sábanas te recuerdo al despertarme, recuerdo tu cuerpo caliente junto al mío, los roces “sin querer” que ambos nos propinábamos, intentando así despertar el deseo y la lujuria del otro.

Siempre lo conseguiste, te deseaba en todo momento. Deseaba todo de ti, sin querer olvidar ningún rincón de tu cuerpo, cual avaro frente a un cofre. Todo, todo para mí. Besarte era la mejor de las locuras, acariciarte e, incluso, comerte, porque sí. La gula era el peor de mis pecados, podría pasar horas comiéndote, lamiéndote y acariciándote.

Pero todo es efímero, y nosotros terminamos. Ahora me doy cuenta de cuánto te echo de menos, de cuanto te he amado y te amo.

A pesar de ello, mi orgullo y mi soberbia no me permiten mandarte esta carta, de modo que esperaré a que dejes de visitarme cada día para conseguir olvidarte.

Espero que no siempre tuya,
Ana.


Lo mandaré a ver qué me dicen...

Pd. Besos equilibristas (que tener la pierna en alto mientras escribo es algo complicado)

lunes, 6 de diciembre de 2010


Cómo se nota que se acercan las Navidades, no pienso felicitarlas hasta el día de la Lotería de Navidad, porque para mí a partir de ese día quedan inaguradas. Será entonces cuando montemos los adornos en casa, saquemos el turrón (qué no me gustan nada los dulces de navidad), la típica visita con cañas y bocata de calamares a los puestos de la Plaza Mayor, el recorrido en coche para ver las luces de navidad y hacer la carta a los Reyes Magos.

Hasta entonces sólo calentamos motores y la mejor forma para mí, es tragarme un sábado o domingo por la mañana todos los anucios de juguetes nuevos, cada día más complejos.
Hoy dediqué la mañana a verlos con mi sobrino, con la consabida ilusión de "me lo pido". Porque no sé si vosotros lo hareís pero yo aún me pego por pedirme juguetes. A tanto llega, que hace unos días llegó al buzón la típica revista de juguetes, que debo decir han perfeccionado porque dentro de ella hay una hoja con pegatinas donde pone "me lo pido", y me pegué una horita eligiendo juguetes, eso sí, dejé la mitad de las pegatinas para que mi hermano (con sus 20 añazos) también pueda pedirse alguno!!

Un beso a todos en la frente (que queda muy de madre) y gracias por los ánimos por mi nueva cojera y por las felicitaciones :P

Pd. ¿Vosotros sois de Belén o de árbolito? Porque me niego a preguntar si poneis la casa de Papá Noël (sí, existen son como belenes pero más modernillos y nevados, acojonante)

sábado, 4 de diciembre de 2010

Quitadme el mal de ojo!

Aquí estoy metida en la cama y con la pierna en alto, y aquí en esta postura acabo de llegar a una conclusión. Tengo mal de ojo. Porque otra cosa no puede ser (me niego a pensar que soy una torpona de cojones).


Me hacen una pequeña intervención y el médico me dice que al día siguiente puedo trabajar, yo voy y me pego 15 días de baja (y no precisamente disfrutando) me dan ayer el alta y con un par voy hoy y piso mal un bordillo y plof “hostion in the asfalto”, ahora tengo un esguince y pido a todo el que me escuche (si tiene poderes mejor) que me cure antes de que vuelva a trabajar, no sé como sentaría que fuera empalmando bajas.

En fin, lo dicho que si no se os ocurre qué regalarme para mí cumple os hago una petición: ¡Que me quiten el mal de ojo!



Dicho esto, debo confesar que he pensado que tal vez mi sino sea enamorarme de un médico (no necesariamente mi otorrino) porque estoy empezando a cogerle gustillo a visitar el hospital, de modo que la próxima vez por si las moscas iré más arreglada, que nunca se sabe.



Por cierto, esto es lo que se dice entrar con buen pie en mi nuevo año. Como si no tuviera suficiente con mi depresión Viendo-de-cerca-los-treinta, sólo pido llegar, que a este paso no sé que me podrá pasar en un año.



Un besito a todos y feliz puente!!

jueves, 2 de diciembre de 2010

Qué miedo da la gente, copón!!

Vuelvo a mis orígenes y es porque últimamente ALUCINO PEPINILLOS más de lo que debería.


Por qué será que cuando una tiene ganas de nada, de tranquilidad, de felicidad, de correr por el campo cual Doraemon con su pandilla, pararse a hablar con los pájaros (como la guapísima Blancanieves) los planteas se alían para liarla parda (como decía mi amiga piscinera, ¡Qué grande!).

Como os decía alucino pepinillos con la gente, ya se lo comentaba hace un par de días a una amiga, Gema (nótese que sí te hacía caso cuando me explicabas como hacer el enlace, gracias Maestra) ahora me voy a citar a mí misma (que no sé si se puede hacer, pero voy yo y lo hago, con un par) “la gente qué miedo me da, copón!!” Porque sí, cada día me acojonan más.

Yo sé que soy cansina (ahora es cuando todos firmáis y decís sisisisi) que me gusta llevar la última palabra y agotar siempre todas las posibilidades. Pero a veces cuando se dice Adiós es Adiós con punto final. Y si la vida nos cruza, pues es eso, un cruce, no fuerces. (Ya lo sé, no os pongáis ojipláticos (si, tu palabro) que no tiene nada de sentido ¿verdad? Para mi sí, y como no sé si la Susodicha- Arrepentida-Resurgidora-Cual-Ave-Fénix-Intentando-Camelarme leerá o no esto. Pues yo, voy y me curo en salud).

Desahogada de este tema os diré que hoy he conocido al amor de mi vida.
Mi otorrinolaringólogo, (creo que debería aprenderme el nombre porque he llenado una carpeta con Ana corazón otorrinolaringólogo y la verdad es que sólo me han cabido tres frases así)  hemos empezado con buen pie, me ha dicho que tengo una voz perfecta (yo me he sonrojado, claro está) y nos hemos citado para dentro de dos meses (comienza la cuenta atrás para ponerme buenorra, rubia y calzarme unas tetas al estilo comentarista de Telecinco).

Y por último os recuerdo (si, ahí metiendo presión) que el día 5 es mi cumple. Os diría la edad pero ando deprimida con ella y hace años que decidí plantarme en los 24 y alguna que otra noche cuela, que conste.

Besos para todos (que llevo unos días de besucona que doy asco, ¿¿será la edad?? ¿Ahora que casi voy a ser abuela daré los besos como tal? Voy a pensarlo echándome una cabezadita)

Me acompañan...