A ver qué encuentras...

martes, 30 de noviembre de 2010

Mañana será un nuevo día.

Cansado por el largo día vuelve a casa, su casa, al menos aquella que fue suya durante tantos años, pero es la misma que ahora apenas reconoce. Tras un par de forzadas sonrisas y algún “bien” pronunciado en un suspiro entra en la cocina, abre la nevera sin mirar nada, la cierra y sigue mirando aquella neutra pared, tarda un par de segundos en reaccionar, coge una manzana y sale de allí sin más.


Recorre el pasillo dando vueltas a la manzana entre sus manos, entra en su cuarto y cierra tras de si. Esas cuatro paredes, las mismas que durante años le protegían del mundo, aquellas con las que compartía mil y una historia, más de una noche ocultaron sus borracheras, sus risas, las llamadas a altas horas, sus deseos más íntimos, más de un día le guardaron del frío, e incluso más de una vez le escucharon derramar alguna que otra lágrima.

Ahora entra en ella recordando tantas cosas que apenas siente espacio para respirar. No entiende como pudo caberle tanto en tan poco espacio y por más que intenta acomodarse se siente un extraño invadiendo algo que ya no es suyo.

Se descalza sin aflojar los cordones, lanza los zapatos a algún rincón de la habitación, sin pensar que mañana será él quien tenga que volver a emparejarlos tal vez con el tiempo justo para no llegar tarde. Comienza a despojarse de la ropa sin ningún orden, lanzándola por doquier. Cuando ya sólo le queda la ropa interior se tumba en la cama, cansado, somnoliento y triste.

Mira al techo durante un largo rato, tanto que sus ojos empiezan a difuminar la luz. Gira la cabeza buscando distraer la vista y allí en la mesilla encuentra su manzana. Se incorpora levemente, la verdad es que tiene hambre lleva todo el día sin probar bocado, pero es consciente de que al segundo mordisco no podrá más. Al fin y al cabo aquellos que aseguran que un hombre no puede hacer dos cosas a la vez tienen razón, él no puede comer y pensar. Coge la manzana y le propina un buen bocado, firme, decidido y hambriento, otro más y otro. Al tercero abandona el intento de saciarse. Lanza lo que queda de la manzana con tan buena puntería que aterriza sobre uno de los calcetines, junto a la papelera. “Otra cosa más que hago mal” piensa.

De pronto un atisbo de esperanza aparece en sus ojos. ¿Y si le hubiera mandado un e-mail? Es consciente de que no le ha llamado ni mandado ningún mensaje, se ha pasado gran parte del día comprobando el estado del móvil, tanto que terminó por agotar la batería.

Agitado por sus pensamientos se acerca al escritorio, enciende el ordenador, en sus ojos se ven dos sentimientos, ilusión y desesperación. Teclea más fuerte de lo que debería, y tras introducir un par de veces la contraseña, siempre alterna una letra con otra, abre la bandeja de entrada, busca una y otra vez su nombre, pero no está. Mira incluso la lista de correo no deseado, “bien deseado que sería” piensa él. Allí tampoco. Suelta en un largo suspiro todo el aire que tenía en los pulmones.

De pronto algo comienza a parpadear, es un e-mail. Es suyo. Nervioso mueve el ratón con poca precisión, cuando consigue alcanzar el icono lo pulsa.

Su sonrisa se desvanece poco a poco al comprobar que sí, el correo lo ha mandado ella, pero no es más que un correo publicitario.

Apaga el ordenador con un solo botón, se lanza de nuevo sobre la cama y allí inmóvil mira el techo a medida que el sueño se va apoderando de él.

Mañana será un nuevo día.

 
Pd. Querías una historia sólo para tí. No es bonita, pero es tuya. Me debes una sonrisa acambio. Sinceramente te deseo el mejor de tus cumpleaños. Felicidades.

21 comentarios:

  1. Qué suerte el cumpleañero!! Unos tanto y otros tan poco... Felicidades, seas quien seas.

    La historia muy triste y, como siempre, genial escrita.

    No tengo más que decir, que el protagonista salga a la palestra!!

    Besos, Reina.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajja el protagonista no tiene nada que decir, que nos conocemos, y por supuesto Guille puedes comentar!!
    La historia no es de su vida ni nada así.

    Gracias pavona, un besoooo

    ResponderEliminar
  3. Mañana ya es hoy. Y puede ser un gran dia que diría Serrat.


    No como manzana sino es en pastel. El resto de comentarios te los hago en privado ;)

    Gracias Ana por tu felicitación tan literaria.Ya tienes mi sonrisa !

    __________________________

    Nota Mental: Recordar no abrir tu blog desde el movil. Corro el riesgo de volver a bloquearlo.

    ResponderEliminar
  4. Qué tio, firmas sólo para dejarme mal :P
    Claro que será un gran día, ya te lo he dicho.
    ¿Quién dice que la historia sea real? Como todo, es ficción y no te obligo a comer la manzana.
    Me la quedo!! (tu sonrisa eh)

    ResponderEliminar
  5. Bonita historia. Acertada historia, y aunque sea de ficción es real.

    ResponderEliminar
  6. Preciosa historia y precioso motivo para escribirla, felicidades al amigo de Ana ejjeje

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas felicidades al chico del cumpleaños, eso lo primero.

    Y tú fea, espero estés mucho mucho mejor. Y que ya al menos hayas dejado los vómitos (pobrecita mía).

    Un muy bonito regalo tu escrito.

    Un fortísimo abrazo canija.
    Muá.

    ResponderEliminar
  8. Oh, qué bonita la historia... preciosa. Y no te voy a repetir cuánto me gusta cómo escribes porque yo voy a parecer una pelota y tú te lo vas a acabar creyendo... jajajaja.

    Y yo también quiero una para mi cumpleaños (sí, soy envidiosilla...¿qué pasa? jajaja).

    ResponderEliminar
  9. Por cierto, qué borde yo, ¿no? Se me ha pasado felicitar al cumpleañero, así que ¡FELICIDADES! disfruta de tu día :-)

    ResponderEliminar
  10. Me encanta la entrada :)
    muchos besooooos

    ResponderEliminar
  11. Rumbo, gracias, algo triste a lo mejor, pero bueno, dicen eso de a caballo regalado no le mires el diente ¿no?

    Musicalera, muchas gracias.

    Pauliki, estoy muchísimo mejor. Casi perfecta. Me alegro de que te gustara. Por cierto, ¿Me equivoco o vas después que yo? Muara (de los sonoros que casi duermen la mejilla)

    Gema, pa bonita tú :P. Me encanta este rollo que nos traemos de emails, a pesar de que sigo pensando que sería más fácil usar el msn, pero te dejo ser así de bohemia :P. Muchisisisima suerte en tu examen!!!! Y pa tu cumple queda eh!! Además no te quejes que tuviste un post moñas.

    Sarita muchas gracias ;P Muaks.

    Desde luego con tanto halago una no se puede sentir poco querída eh. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  12. Felicidades, me ha encantado la historia. Además el título es muy positivo: "mañana será un nuevo día".
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Muy bonita historia...A veces los sitios que siempre han sido como una parte de nosotros en una parte de nuestra vida lo sentimos como si no tubieran nada que ver y la verdad que es un sentimiento extraño...

    ResponderEliminar
  14. Pues si que es un muchacho afortunado, la historia es solo para él y le cuesta solo una sonrisa.
    Creo que Anita merece muchos mas. Muchacho por favor!
    Muy bien escrita, me encantó.

    ResponderEliminar
  15. Bueno le daremos tambien las gracias, por ser educao...

    ResponderEliminar
  16. Towanda era un regalo de cumpleaños al menos que el final fuera esperanzador :P otro beso.
    Cuore gracias! eso creo que a veces se nos olvida que formabamos parte de algo.

    Guille jajajja no te hace caso, no me cuida na! Muchas gracias por tus palabras.

    Amigo... já! que te den! jajajjaja en 4 días es mi cumple a ver como te lo curras tú!!!

    ResponderEliminar
  17. tristes historia...la lei y me temblo el pulso...espero que le haya gustado a esa persona pero que triste seria quedarse mirando dejando pasar la oportunidad....aunque quien sabe a lo mejor no son verdaderos esos sentimientos por ella....felicidades

    ResponderEliminar
  18. Anónima, gracias por la firma.
    Como ya comenté la historia es inventada, me pidió algo (que luego dicen que soy pidona yo) y pensando me salió eso.
    La verdad no sé si es mejor esperar a que el email de ella deje de ser publicidad o mandarle uno, eso son cosas que él y ella saben.
    Un besito
    (Pd. Me sorprendió mucho que me leas)

    ResponderEliminar
  19. Necesitaba no pensar y me puse a leer y a cotillear y como de constumbre meti la pata jajajaja...sinceramente este relato es el que mas me ha gustado supongo que sera porque en cierto modo puedo llegar a entenderlo o sentirlo...sé que sabes quien soy, de todas formas gracias fue bonito, demasiado bonito....a veces es mejor no esperar nada y que el tiempo haga su trabajo, lo siento no pude evitar escribir a veces el corazon puede mas que la mente, pero al final la razon siempre vuelve...Un beso y gracias...

    ResponderEliminar
  20. Bueno, al igual que para él y para todos este blog está abierto para ti, pasate las veces que quieras y comenta las que te apetezca, tanto para bien como para mal. (Recuerda que rapté al pato)
    Sí, tu forma de escribir te delata :P, aunque debo decirte que en el lateral realmente pensaba que eras mi amiga Lau, (que mira que me extrañaba que entrara a leerme desde eslovenia...)
    Me alegro de que te gustara, pero es de los peores eh, que hay algunos muy "cucos" :P

    Pasa un buen día y abrigate, que en Madrid hace muucho frío (te lo digo yo que me comprado un gorrito de lana).

    Un beso y... odio que me den las gracias :)

    ResponderEliminar
  21. ahora mismo no estoy en madrid! en unas semanas estare alli....pues he pensado en comprarme unos guantes y gorritos pero aun no use el abrigo jajajajaja y mira que hace frio pero na siempre voy sin abrigo.......por cierto que de tiendas en la zona del arenal creo que se llama asi uffffffffffff es una calle muy larga jajajaja pero es una gran locura desde q vivo alli me gusta ir de compras si lo se no me subo ropa.....bueno ya leere los proximos que escribas cuando vuelva por estos mundos y si escribes algo de ZP espero que sea un final tragico jajajajajaja besos a cuidarse to kiski....

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...