A ver qué encuentras...

jueves, 4 de noviembre de 2010

Al rico jamón.


Si es que ya lo decía mi abuela, soy especial. Pero no sabéis cuanto.

Inteligente de mí, tenía un antojo, jamón serrano. Como al llegar a casa de trabajar (madrugo muchísimo) me tomo un sándwich, ayer tenía especialmente ganas de que éste fuera de jamón serrano y en casa no tenía. Al salir de trabajar pasé por un super y compré el pan y fui a por el jamón, al llegar iba pensando que menuda vergüenza pedir 50 gramos, tan concentrada iba que cuando la mujer empezó a decirme que quería me aturullé y elegí el jamón por el aspecto, el más bonito y apetecible. Eso sí, sin mirar el precio. La mujer muy maja ella empezó a cortarlo, mientras yo me daba cuenta del cartel del precio. 25euros. Dije bueno 50 gramos... no será mucho… siguió cortando y típico momento carnicera “bueno guapa me he pasado un poquito, no pasa nada, te lo pongo” Si, no entenderé jamás porqué los carniceros, charcuteros y peluqueros eligen siempre por ti, creo que en el curso de formación les enseñan eso y a decir “joven” y “guapa” con cierto rintintín, cosa que me toca las narices que me digan lo mismo joven a mi que a una vieja de 80 de delante… (Me da que pensar sobre mis incipientes patas de gallo)

En fin que ahí estaba yo sopesando mi elección cuando de pronto me fijo en la letra pequeña, 25 eurakos el cuarto, flipé. Pensé la he cagado, que llevo 5 euros. Mi cabeza intentaba ir rápido pensé que bueno, siempre puedo ser ilegal y dejar el papel en cualquier rincón del super, total no paso por allí. Justo cuando ya tenía urdido el plan de huida.., va la charcutera y me sorprende con “ Anda a ti te conozco, eres de ____” claro me jodió el plan. Sopesé mi capacidad de reacción para decirle no, te equivocas, pero madrugando a las 11 no era yo persona para mentirle, de modo que admití que también me sonaba. En fin, que por vergüenza me tocó pagar…

Solo puedo deciros que me tomé el sándwich más caro de mi vida. 7 euracos.

9 comentarios:

  1. Jajajaja, pobrecita mía... Espero que te durase, por lo menos, una hora! Creo que ahí si que te habías ido a Parla. Ánimo, que no todo el mundo puede permitirse, ni siquiera por error, un sandwich de 7 euros!

    ResponderEliminar
  2. Dejando los eurillos a un lado... y lo bueno que debia estar el jamoncito??? Una experiencia más para contar a tus hijos y nietos en el futuro. ;)

    Sandra! De pobrecita ná, que menudo jamón se debio meter pa el cuerpo la niña... jajajaja.

    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Lo cual está directamente relacionado con tu anterior entrada: si fueras rica habrías sido mucho más feliz tomándote el sandwich sin haber tenido k pensar en cómo pagarlo xDD

    ResponderEliminar
  4. Pobrecita por el mal trago que tuvo que pasar. Y, no estoy de acuerdo con Apuf (hola Apuf). Si fuera rica no hubiera sido más feliz comiéndose ese jamón, estos ricos de hoy no aprecian esas cosas, sólo los pobres sabemos lo que es. Si me toca la lotería... bueno ná, iba a decir una gilipollez :)

    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Si le toca la loteria a Sandra, nos iba a decir que nos regala un jamon a todos de 25€ el cuarto. jajajajaja.

    Dejarla disfrutar el sandwich a la pobre, que al final le sienta mal y todo. jajaja.

    Kisses.
    Pd:Como se nota que ando mala con un gripazo en casa. To el día cotilleando por los blogs. Aprovechando.

    ResponderEliminar
  6. jjjajajjajaja Me encantais.
    Sandra si yo tampoco me lo pude permitir, tuve que pagar esos gramos con tarjeta y todo ;)
    Damaris, bueníisimo, doy fe. Y ponte más buena!!
    Apuf, la verdad que me pasó ayer también, pero no lo había relacionado yo, cierto, de no tener que contar los céntimos me habría dolido menos :)

    Pd. He decidido que si algún día me hago ladrona, no robo bancos, robo cerdos 5J de esos ibéricos de pata negra (pa que veais que ni sé clasificarlos) que fijo que me forro..

    ResponderEliminar
  7. Ahí te he visto, Ana, con un par.
    Jamón de 100 euros el kilo.
    ¿No se te ocurrió pillar como al descuido un reserva del 94 de Rioja alta?
    Venga, va, el vino lo pongo yo.
    Me conformo con que pongas el jamón.

    Besos desde Logroño, la ciudad de rima fácil...

    ResponderEliminar
  8. Qué clase eligiendo jamón. Ahora moza, te doy un consejito (rollo no me sale el nombre de este que sale en televisión haciendo una piscina en veinte minutos o un cuarto entero en cinco):
    La casa del jamón.
    -bocadillo jamón serrano (con un pan cojonudo): 1 euro.
    -bocadillo de jamón ibérico: 2,5.
    -bocadillo de jamón ibérico con tomate (este es el mio porque voy de rica por la vida): 2,5.

    La próxima vez, estudialo, parece que no pero renta. Jajajajajajajajajajaajajajajjaaja.

    Creo que tuviste que comprar uno de mi tierra (que es la misma que la de Sandra) Mmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  9. Jajajajja capulla!! si a mi no me pilla eso cerca ni nada eh, me apetecía el bocata y ya. pero vamos luego pensé que no creo que pueda volver a comer jamón de ese de modo... que una expriencia nueva :P

    Pd. también es la tierra de mi padre, me podía haber salido más baaratillo..

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...