A ver qué encuentras...

viernes, 24 de septiembre de 2010

Amores de película

Pensaba actualizar tan solo para que podíais poner los comentarios sin que yo tenga que admitirlos, y como no tenía mucho que decir, hablar de lo cansada que estoy y más y más…pero no, en parte porque mientras pensaba actualizar ha aparecido una imagen un tanto surrealista de una peli de amor y en parte porque al poner en google cansada para poner una fotillo (y hacer bulto) he encontrado una que me ha hecho gracia. (Por cierto, si ponéis cansada no sé porqué salen pitos O_O )


Lo cierto es que entiendo esas pelis de amor, me las trago, no voy a negarlo, algunas cosas me parecen bonitas o románticas otras hortirismas, pero la cosa es que la tele nos hace esperar algo que no existe. El chico ideal, ese que tira una chaqueta al suelo para que pases, ese que se tira de un tren en marcha para besarte, o el que salta de un barco y cruza medio mar tan solo para verte. No existen. Pero pensándolo bien, me alegro de que no existan. ¿A quién le gustaría que un tío pasara el día tirando las chaquetas al suelo para que pases? Porque todas sabemos quién terminaría lavándola, por lo que te sale mejor pegar un buen salto y esquivar el charco. Si, tal vez muy femenino no quede, pero total, vas limpia.

¿Tirarse de un tren en marcha para besarte? Qué locura es esa, si cuando los chicos van a hacer deporte, nosotras nos volvemos como locas para que no les hagan daño, no se caigan de la bici, etc. No me imagino yo dejándole tirarse de un tren en marcha y el pobre magullado venir a besarnos y ¡zas! Colleja del quince con su consabido ¿estás loco? Y una serie de insultos y retahílas sobre lo que le podía haber pasado.

Ni qué decir del mar, ¿Qué pasa, no nos ve desde el barco? Y tirarse, puf… le podría dar un calambre al nadar, además cuando llegue, no tendrá ni chanclas ni camiseta, así no nos dejarán entrar en ningún chiringuito.

En fin, y así con un sinfín de situaciones absurdas que salen en las películas, por lo que he llegado a una conclusión, No quiero un chico de película.

Y tras contaros esta tontería diré lo cansada que estoy esta semana, lo que os agradezco que os preocupéis por mi abuelo (está bien, gracias) y lo que me encanta que firméis en el blog. ¡¡Bienvenidas a las nuevas!!
Pd. No sé si alguna vez os he hablado de mi teoría sobre los zurdos… ya ahondaré en el tema otro día.

4 comentarios:

  1. Tú, dónde te metes? Así no hay quien charle... Ya no tengo el ordenador changao!!!

    Yo tampoco quiero un hombre de película. Si te basas en ellas o te toca un guaperas, rubio, alto con los ojos azules y, para colmo, capitán del equipo de rugby (si eso aquí no se juega); o el típico chulo, gamberro, que estuvo metido en las drogas y que todo el día está a hostias con todo el mundo (para qué? El seguro cubre tanta hospitalización?); O, por supuesto, el empollón de gran corazón, más feo que pegarle a un padre con un calcetín sucio y al que le chiflan las ciencias y los bichos (quita, quita!!). En fín, que los hombres esos, no son para nadie, ni tan siquiera para la capitana de las animadoras.

    Reina, dime el día y la hora para poder hablar contigo, vale? ;) Millones de besos con sabor a Fairy (hoy quería cambiar, que es viernes).

    ResponderEliminar
  2. De todas formas... para qué cohones he puesto todo esto si ya no vamos al instituto? Jajajajajajaja. Bueno, queda aquí, por si alguna chavalilla menor de edad lo lee.

    ResponderEliminar
  3. vaya para variar, error y mi comentario no se carga..
    decía jajajaj pavona estás colgá el fairy te sienta genial!!

    Y si, el tema tiene miga, pero yo solo comenté eso porque vi una escena en la que el tio se tiraba desde el barco a buscar a la chica...

    Yo también tenía muchas ganas de verte!!

    ResponderEliminar
  4. Eh, a ver qué vas a decir de los zurdos, que según dicen somos el 10 por ciento de la población, así que cuidao que somos muchos a la hora de tomar represalias, jajaja.
    En cuanto a hombres... a estas alturas (mejor dicho, en este momento) no los quiero ni de película de serie B!

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...