A ver qué encuentras...

domingo, 4 de abril de 2010



Los sueños son algo realmente curioso, de pequeña y hasta bien pasada la adolescencia si algo me preocupaba me despertaba sonámbula. Evidentemente yo no era consciente de nada, a la mañana siguiente cuando me presentaba en el desayuno me caía la consabida broncaza de mi hermana por no haberle dejado pegar ojo en toda la noche. Lo cierto es que yo me despertaba fresca y descansada y ella de mal humor y cansadísima. Me relataba todo lo que había estado haciendo la noche anterior. Dormíamos en cuartos separados pero en la misma planta (la buhardilla era nuestra) según decía caminaba hasta los pies de su cama o el quicio de la puerta y me plantaba ahí tal cual, de pie mirándola (siempre dijo que tenía los ojos abiertos) ella, con una fuerte voz ¡Ana vetee a la cama! (se saltó ese capítulo de como tratar con sonámbulos para que no les dé un infarto) Conseguía que yo me moviera hasta mi cama, a veces para sentarme un rato en ella y otras para directamente acostarme. Había veces que me ponía a gritar y otras a hablar, dependiendo del problema que tuviera, de lo complicado que fuese. Cuando era más pequeña no la observaba , terminaba por meterme en el armario empotrado (nunca supe como llegaba hasta allí) solo me despertaba en un metro cuadrado y con las puertas cerradas, me agobiaba muchísimo, otras veces me despertaba en cualquier punto de mi cuarto, esto a oscuras es bastante agobiante porque no sabía donde estaba, además del susto de haberte acostado tumbada y despertarte de pie. Recuerdo un par de ocasiones, una me desperté cuando empezaba a bajarme los pantalones pretendiendo hacer pis en el medio de la habitación de mis padres. En la otra ocasión me dediqué (dormida) a quitar las sábanas, mantas y almohada de mi cama (era invierno) dejar todo en el salón tras el sofá y cerrar las puertas del salón, del pasillo y de mi cuarto y volver a la cama... al rato me moría de frío.. llamé a mi madre e imaginar la cara que puso al no encontrar por ningún lado la ropa de cama.

En fin, prefería ser sonámbula, al menos me despertaba descansada (he de decir que siempre me hubiese encantado verme... aunque a lo mejor sería un poco traumático ver tú cuerpo andar y no ser tú)
Ahora con los años, me acuesto y si algo me preocupa tengo algún tipo de sueño extraño, cuando estaba nerviosa con los exámenes (bueno nerviosa es una forma de hablar.. preocupada más bien.. porque yo nerviosa, poco) no paraba de soñar con sumas, restas, y alguna que otra multiplicación. Me despertaba cansada de pasarme la noche echando cuentas..
Cuando algo me preocupa relacionado con mi familia, sueño que nos raptan, que alguno se muere..etc..
Si duermo con fiebre.. están los típicos sueños abstractos, esos me ponen nerviosa, veo figuras abstractas llenas de color que no paran de moverse..
Y Cuando me preocupan los demás, igual, sueño con cosas realmente agobiantes, hoy he tenido un sueño así.. agobiante, muy agobiante y la verdad por un momento preferí haberme despertado sonámbula.. al menos estaría más descansada.

2 comentarios:

  1. Ya me gustaría ser sonámbulo (con lo que me gusta comer de fijo que siempre me despertaba delante de la nevera :P). Cada vez que yo estoy preocupado suelo soñar o con casas, edificios... como si estuviera viendo un vídeo publicitario; o con arañas. Arañas enormes comiéndose o raptando a la gente en cuestión del momento. No sé por qué... si todavía les tuviera un pavor inhumano vale, pero la verdad es que me caen simpáticas =)

    ResponderEliminar
  2. Cuando estoy cabreada suelo soñar con animales, animales salvajes q me observan desde lejos, y yo siento miedo, siento miedo porque tengo la sensación de que me van a atacar.
    Cuando estoy preocupada sueño lo que me gustaria que pasase...Supongo que cuando estoy en la cama de tanto que le das vueltas en la mente,en el sueño lo fabricas más lentamente.
    Cuando estoy de buen humor no suelo soñar o nos los recuerdo.
    Dios a mi no me gustaria ser sonambulo, es muy peligroso, no controlas tus actos y podrias hacerte daño a ti mismo.Me da mucho respeto este tema.

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...