A ver qué encuentras...

jueves, 25 de febrero de 2010

Clara II

Os dejo un nuevo trozo, es un cuento más o menos infantil, por lo que no espereis que todo tenga sentido. Además he decidido que sea más largo que los demás... Espero que os guste. :P

Volvió al cuarto de sus padres y esta vez los despertó:


  -  ¡¡Mamá, mamá creo que nos han robado!!


  -  ¿¿Pero qué dices Clara??- le increpó ésta sobresaltada


  -   Sí mamá, nos han robado pero solo los libros, no los encuentro por ninguna parte.


Su madre relajó la expresión de su rostro, giró la cara y miró sobre su mesilla de noche, ciertamente ahí no estaba su libro, después se incorporó ligeramente y miró por encima de su marido (aun dormido) y comprobó que en su mesilla tampoco había rastro del libro.


  -  No entiendo nada, ven Clara vamos a mirar por casa.


Recorrió las habitaciones como minutos antes había hecho Clara, pero no encontró ningún libro. ¿Cómo era posible? La madre de Clara registró hasta la mochila de su hija, esperando poder ver sus libros de clase, ni rastro. Ambas despertaron al padre, juntos los tres decidieron buscar más información. Llamaron a su vecino y éste pudo corroborar que en su casa tampoco habían libros. Clara cada vez se ponía más nerviosa, algo realmente extraño estaba ocurriendo.


Tras el desayuno, su madre encendió la televisión, estaban dando un noticiario especial. “ Esta mañana ha ocurrido un hecho insólito, los libros de todo el mundo han desaparecido. Las autoridades están trabajando para poder solucionar este problema. Han desaparecido libros de todos los países e idiomas. España al igual del resto de países mundiales están en alerta roja. Las autoridades solicitan ayuda de los ciudadanos, si tienen alguna información pertinente, llamen al teléfono que aparece en pantalla.”


"¡Oh no! "A Clara se le vino el mundo encima, ¿Cómo podía haber ocurrido eso?¿Quién sería capaz de robar todos los libros del mundo? ¿Qué sería de ella? ¿Ya no existirían los sueños? ¿la fantasía? ¿La gente se olvidaría de las letras? ¿Por qué? No podía dejar de preguntarse simplemente por qué.


Ese día, se suspendieron las clases, hasta nueva orden los colegios permanecerían cerrados, pues, según decían las autoridades, sin libros era muy difícil aprender.


Tras pasar un par de días sin colegio y sin libros la niña empezó a aburrirse soberanamente, había intentado jugar con una antigua muñeca, pero no podía dejar de dar vueltas al tema de los libros. Sus padres veían como Clara cada día estaba más triste, una tarde la animaron para que bajase a jugar al parque alegando que así podría divertirse. Ella pensó que llegados a este punto cualquier cosa sería más divertida de lo que hasta ahora hacía.


El parque cercano a su casa estaba repleto de niños, a decir verdad apenas había diferencia con cualquier otro día, tan solo había un par de niños nuevos, tres contando con ella, aunque ella solía ir al parque a leer, de modo que a los demás niños los había visto en otras ocasiones. Los dos niños nuevos parecían tan despistados como ella. La niña estaba de pie, mirando fijamente el columpio. Era morena, con el pelo corto y una pequeña mariposa por horquilla, sus ojos eran grandes y levemente rasgados. El chico era rubio, con el pelo muy corto y unas gafas de color azul de las que Clara pensó debían sujetarse de milagro, pues el niño tenía las orejas y la nariz algo pequeñas, él estaba observando como una filita de hormigas transportaba trozos de patata frita a su hormiguero. Pensó que ambos chicos debían tener su edad y en vista de que los demás niños jugaban sin hacerle el menor caso, decidió intentar hablar con ellos
.

11 comentarios:

  1. Y qué más, y qué más, y qué máaaaaaaas??? Así no me puedes dejar... Eres mala, malísima. Me está gustando la historia, pero no me seas puñetera y tardes tanto es escribir la siguiente entrega. Un besazo, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. jajajajajjaja pero que presión, últimamente estoy perraca para escribir.. pero lo intentaré.

    ResponderEliminar
  3. No es por nada, pero ya se ha acabado el domingo y todavía no veo la tercera entrega...
    P.D. Seguro q la movida de los libros es cosa de Bill Gates... ¡cómo le odio! grrrrrr

    ResponderEliminar
  4. No es por nada, pero ya se acaba el domingo, y aún no veo la tercera entrega...
    P.D. Seguro que lo de la desaparición de los libros es cosa de Bill Gates... ¡Cómo lo odio! Grrrrrr

    ResponderEliminar
  5. No es por nada, pero ya se acaba el domingo, y aún no veo la tercera entrega...
    P.D. Seguro que lo de la desaparición de los libros es cosa de Bill Gates... ¡Cómo lo odio! Grrrrrr

    Clik

    ResponderEliminar
  6. No es por nada, pero ya se acaba el domingo, y aún no veo la tercera entrega...
    P.D. Seguro que lo de la desaparición de los libros es cosa de Bill Gates... ¡Cómo lo odio! Grrrrrr

    ResponderEliminar
  7. Vamooos hombre! Si ya lo tienes escrito y nos tienes en ascuas, no seas perra y dale marcha.

    Estoy ansiosa por saber como sigue...

    ResponderEliminar
  8. ¿Por qué se ha borrado lo que he escrito? Basicamente lo que quería decir es que...no seas perra que ya esta escrito y nosotras estamos ansiosas. Asi que a ello...(es una graaan petición)

    ResponderEliminar
  9. a ver ansiosos dos cosas.. no tengo nada escrito tengo que escribirlo sobre la marcha jajajjaja asi soy lentorra, y dos.... si pasan varios días desde que publicado me pide autorización para escribir los comentarios jajajajajajja se escribia pero si no los autorizo, nada.jajaajajajj

    ResponderEliminar
  10. VAya! creía q no colaban los comentarios y resulta q se quedaron todos en lista de espera... vaya rallada, ¡jajajjajaj!

    ResponderEliminar
  11. Por cierto, sigo sin ver el Clara III

    :)))

    ResponderEliminar

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...