A ver qué encuentras...

miércoles, 13 de enero de 2010

¿Por qué?

Los niños me gustan por varias razones, son capaces de expresar sus sentimientos sin sentir vergüenza: cariño, odio, miedo, alegría. Lo dicen todo sin pensar en más.


Otra razón por la que me gustan es porque no prejuzgan, supongo que todo está unido. Dicen las cosas según les pasa por la mente, razonan cosas en las que nunca te has parado a razonar y además tienen su propia respuesta a los por qués de la vida. Además tienen la capacidad no solo de perdonar, sino también de olvidar.


¿Por qué perdemos todo esto cuando crecemos? ¿Por qué no damos un abrazo cuando lo sentimos?¿Por qué nos cuesta decir te quiero (aunque no sea de amor a una pareja)? ¿Por qué no nos preguntamos el por qué de tantas cosas? ¿Por qué no decimos lo que sentimos claramente, ya sea para bien o para mal?

No sé las respuestas, pero lo que sí sé es que me gusta más como piensan ellos que como piensan muchos mayores.

Hoy, estoy algo triste, tengo miedo y quiero a gente. (Por un rato, me abro como un niño) y he decidido intentar ser más cariñosa. (Esto incluye dar más besos cuando vea a la gente, que todos sabemos que me costará). Y pienso empezar dandoos besos.

Buenas noches.


Pd. Esta noche besos con sabor a Tang de naranja (estoy melancólica)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Qué pasa con tu rollo?

Me acompañan...